Aquí os dejo unas fotografías “paso a paso” de un pequeño proyecto que me planteé: Reciclar un trozo de arcilla seca y convertirlo en un buen regalo para un buen amigo que escribe en 150% Zombie. El método lo fui decidiendo sobre la marcha, así que cometí algunos fallos que pude ir sorteando hasta conseguir algo decente.

Paso 1: Diseñar – Dibujar la figura sobre el bloque
Como Crear Una Figura 150% Zombie
El motivo que elegí fue un pequeño zombie cabezón, para intentar que hiciera más gracia que miedo. Así que hice un pequeño boceto directamente sobre el bloque. No intenté darle mucho detalle (aunque al final le di más de la cuenta), ya que al empezar a tallar el bloque, sólo nos interesa el contorno, por que seguramente el resto de los detalles se harán cuando hayamos rebajado unos milímetros. Si no tenéis una copia del dibujo, hacedla YA, porque éste durará poco en el bloque. (Lección aprendida: es mejor hacer el dibujo en papel, calcarlo o copiarlo sobre el bloque y conservar el original siempre a mano).

Paso 2: Esculpir – Definir el contorno de la figura
yo
Empezamos retirando el material del contorno de la figura. Como no disponía de las herramientas adecuadas (un juego de gubias bien afilado), me las apañé con un pequeño destornillador de precisión y un punzón para algunos detalles. (Lección aprendida: Conseguid unas gubias. Y para no destrozaros la mano, colocaos algo de tela o papel a modo de amortiguador en la palma de la mano, donde hagan la fuerza). Al principio es mejor centrarse en retirar una buena cantidad de material, pero sin acercarse demasiado a los limites del personaje. Así trabajaremos más rápido y evitaremos llevarnos un cacho de figura por delante. Rebajen el contorno tanto como podáis, para conocer con que profundidad van a trabajar y poder decidir mejor el resto de alturas. Cuando se acerquen a la figura, tallen en diagonal, de dentro a fuera. Nunca a tallen hacia el interior de la figura, porque es difícil controlar el tamaño de material que saltará.

Paso 3: Esculpir – Definir detalles de la figura
zombi
Ya se darán cuenta de la cantidad de material de desecho (polvo y virutas de arcilla) que generaréis. El polvo que se acumula en algunas esquinas puede dificultar el trabajo en esta fase, ya que puede tapar algunos detalles y haceros repasar mil veces el mismo punto. Quitad los restos con un pincel viejo, o soplando con fuerza (esto último sólo es recomendable en un estudio, o donde no importe crear una nube de polvo blanco que lo cubra todo). Retiren finas capas de material hasta conseguir la altura deseada de cada parte del modelo. En mi caso tenía tendencia a que los niveles fueran muy planos, sólo redondeado por los laterales (Vigilad con eso a no ser que ya os guste ese efecto). Algunos detalles se hicieron rascando poco a poco con la esquina del destornillador para poder conseguir cantos vivos. Otra manera es hundir un poco la herramienta, y desplazarla en la dirección que se quiere rebajar. El punzón se usó muy poco, sólo para definir algunos huecos más pronunciados.

Paso 4: Esculpir – Toques finales y pulido
una
Para cortar la parte de bloque que me sobraba, utilicé una sierra de mano para las parte más grandes (limite superior e inferior), y una Dremel con disco de corte para las zonas más detalladas (efecto piedra, cortes en el fondo) (Lección aprendida: los trabajos más bastos es mejor hacerlos antes de tener la pieza casi acabada, ya que el nivel de estrés para evitar rozar sin querer o destrozarlo todo puede ser muy alto). Seguidamente usé el disco de pelos de la Dremel suavemente para retirar todo los restos de polvo y con un poco más de presión para alisar la superficie en las zonas más amplias. Usé una hoja de lija fina para pulir el resto de detalles, y redondear algunas partes que aun necesitaban unos ajustes. Tuve que pasar de nuevo la Dremel para retirar más polvo. Y finalmente, hizo falta un buen soplido para retirar todo lo que quedara suelto (recomendado asomarse a la ventana y cerrar los ojos) porque a partir de aquí, cualquier resto de polvo molestará, y mucho.

Paso 5: Pintar – Colores base y sombras
imagen
Primero definí los dos colores base. Marrón rojizo para el fondo y crudo/hueso para la figura. Sobre el color de fondo, apliqué una capa muy aguada de negro, y retiré los restos con un trapo, quedando oscuras las partes más profundas y algunas otras vetas. Así conseguí un efecto piedra/madera envejecida. El color hueso me sirvió para dar una base clara sobre la que trabajar el resto de colores. Verde amarillento para la piel, con toques más oscuros para las sombras (viva el Azul Prusia), y amarillo muy aguado para las luces. Con los juegos de luces y sombras conseguirán los volúmenes que quizás no conseguirán mientras tallas

Paso 6 (Final): Pintar – Últimos detalles y barnizar.
cree

Y así es como quedó la figura después de los últimos retoques de color. Di unos toques de amarillo a las zonas de hueso y las ensucié de verde y rojos para darle un toque más… repugnante. Para las letras de 150% Zombie, me inspiré en la tipografía de American Zombie, y le di un poco de efecto relieve. Después un poco de sangre por aquí y por allá (antes una base de blanco para darle brillo)… y listos, ya podía barnizarlo. Utilicé barniz mate, porque el brillante da un aspecto de viscosidad que no me interesaba.

Nada más. El resultado, aunque mejorable, me dejó bien satisfecho. Y me sirvió para aprender varias lecciones para la próxima vez. Espero que os guste y que el paso a paso les sirva para alguno de vuestros proyectos.