Manual para futuras promesas del Photoshop

* Como hacer un Wallpaper (fondo de escritorio) *

La idea de éste manual, es que si utilizas alguno de tus programas de diseño gráfico (Photoshop) y aportas un poco de tu imaginación y buen gusto, puedes llegar a crear tus propios diseños.

El que en éste manual nos ocupa es realizar un fondo de escritorio, dado el creciente interés por crear cada uno el suyo.

Antes de empezar, comentarte que, existen infinidad de maneras de hacer un wallpaper, la que te cuento, es para ir directamente a cumplir este objetivo, si desarrollas un poco más esto, podrías llegar a mejorar la manera de hacerlo. Se trata solo de los pasos básicos, y desde ellos puedes añadir cuanto creas necesario que pueda ayudarte, o descubras en otros manuales.

1.- Elegir un Fondo.

Primero deberás elegir un fondo sobre el que apoyar toda la estructura de la imagen, tiene que tener varias cualidades, ser lo suficientemente grande como para que sirva de fondo (habitualmente 1600x1200), pero se puede trabajar con otros tamaños mas pequeños, cuanto más pequeño, peor calidad quedará en el resultado final. Otra cualidad que debe tener es que se adapte a la idea original de lo que queremos plasmar en el fondo, no elijas un fondo nevado para intentar crear un ambiente veraniego, elige tu fondo con gusto, esto no es difícil para ti. Para abrir esa imagen en Photoshop, puedes ir a Archivo > Abrir y localizar la imagen, o ir directamente a la carpeta donde se encuentre ésta y arrastrarla hacia la barra de tareas, donde esté el Photoshop abierto, esto abrirá la ventana del Photoshop, y soltar la imagen dentro de la ventana del Photoshop, esta se abrirá en una ventana, aunque ya tuvieras otra imagen abierta.

Una vez hecho esto, debemos asegurarnos que nuestra imagen de fondo, que será nuestro soporte, tiene el tamaño adecuado, para esto hay que ir a Imagen > Tamaño de imagen, esto abrirá una ventana en la que se puede elegir el tamaño y la calidad de la imagen, para un wallpaper, el tamaño adecuado es 1600 píxeles de anchura por 1200 píxeles de altura. Donde pone Resolución, deberíamos tener 72 píxeles por pulgada, es una buena calidad, si pusiéramos más quedaría un documento de más peso, puesto que habría más información de imagen en el mismo espacio, si alguna vez trabajas sobre fotografía, en lugar de un fondo de escritorio, se recomienda aumentar este parámetro hasta un mínimo de 120, no te preocupes si al aumentar, aumenta el tamaño de la imagen que pusimos anteriormente, es normal, puedes volver a modificar la anchura y altura, sin que baje la resolución de 120. Bien, si tenemos la imagen de 1600x1200 y 72 píxeles/pulgada de resolución das en Ok y tenemos la imagen en el tamaño adecuado.

2.- Preparar el fondo para poder modificarlo.

Después de haber preparado el tamaño, veras que abajo a tu derecha se ha creado una ‘miniatura’ de la imagen a la que Photoshop le llama ‘fondo’ e incluye un candado ,esto es, no podemos retocarlo si lo necesitáramos, vamos a hacer algo para que no nos limite.

Sitúa el cursor sobre el texto fondo de testa capa (nombre que da Photoshop a cada miniatura de éstas) y haces clic con el botón derecho del ratón, elige Duplicar Capa, te abre una ventana para poner nombre, lo eliges y das en Ok, esto hará que tengas otra capa (Fondo Copia) sin ese candado. Vuelves a seleccionar la capa Fondo (la del candado) y haces clic de nuevo con el botón derecho del ratón, y eliges Eliminar, confirmas y te queda solo una capa que puedes modificar.

Llegados a este punto, te recomiendo que guardes el documento, para que no quede como una rectificación del fondo que elegiste, si no como un archivo de origen nuevo, para lo que irás a Archivo > Guardar como, eliges un nombre y destino a guardar, el tipo debe ser el predeterminado Photoshop (*.PSD;*.PDD), y ya tienes tu archivo photoshop listo para trabajar.

3.- Elegir un motivo para incluir.

Ahora debes elegir algún motivo o imagen a incluir en esta, no te preocupes ni por el tamaño ni si le ‘sobran cosas alrededor’, ya nos encargaremos de esto más adelante. Se trata de elegir alguna imagen que al incrustarla sobre el fondo, vaya dando forma a la idea de wallpaper que queremos tener, de forma que si se trata de incluir algún personaje, éste también deberá estar acorde al fondo elegido, si el fondo es una playa paradisíaca, no pongas un personaje con ropa hasta las cejas, por lo que de nuevo, apelo a tu buen gusto para elegir adecuadamente.

Siempre que se pueda elegir, escoge una imagen para incrustar en la que se distinga claramente lo que hay de fondo de la silueta que queremos extraer, esto nos facilitará muchísimo las cosas.

El paso siguiente será incrustar esta imagen a nuestro fondo, da igual que el tamaño sea mas grande de lo que necesitamos, ya arreglaremos esto. Ahora debemos repetir el primer paso, recuerdas?, una de las dos maneras de abrir una imagen o bien por el método tradicional, ir a Archivo > Abrir y localizar la imagen, o ir directamente a la carpeta donde se encuentre ésta y arrastrarla hacia la barra de tareas, donde esté el Photoshop abierto, esto abrirá la ventana del Photoshop, y soltar la imagen dentro de la ventana del Photoshop, esta se abrirá en una ventana.

4.- Incrustar un motivo a nuestro fondo.

Debemos seleccionar la totalidad de esta imagen, hay dos caminos para esto: ir a Selección > Todo, Edición > copiar , Ventana > 1 (nombre del archivo fondo guardado, esto esta al final del desplegable de ventana), Edición > Pegar y el otro método abreviado es: Ctrl.+A, ctrl.+C, Ctrl.+Tab / (tabulador, está encima de Bloq Mayusc), Ctr+V. Cualquiera de estas acciones, nos creará una nueva capa (capa 1) con la imagen que deseamos incrustar, no te preocupes si se tapó el fondo, esto lo arreglaremos luego.


5.- Eliminar restos innecesarios al motivo incrustado.

Ahora debemos eliminar todo lo que no queremos del objeto recién incrustado, para que nos quede limpio, tal y como queremos colocarlo en nuestro fondo.

Esto se puede hacer de muchas maneras, básicamente te recomendaría dos, te los detallo en orden de sencillez:
Opcion 1.- Usando la varita de selección, pueden existir dos en Photoshop CS3, o solo una en Photoshop CS2, ambas son muy útiles. La más común es la varita mágica (en las herramientas de la izquierda, la puedes buscar ahí o pulsar la tecla W, esto la activará.
Con esta varita, puedes ir seleccionando en la parte exterior de la imagen que deseamos quedarnos, verás como una fracción de ésta será rodeada por una línea de puntos parpadeantes, fíjate que no incluya en esta selección ninguna parte de la imagen que necesitamos, si está bien ,le daremos a Supr (en el teclado) para borrar esta selección, si por accidente si la eligió, vuelve a hacer click con la varita en otra zona, si por error borramos algo importante, hacer Ctrl.+Alt+Z, esto deshace la acción realizada, volviendo al estado anterior.

Para los que tengan la versión CS3 del Photoshop, esto es mas sencillo con la herramienta Quick selection, es como la varita, solo que tiene la capacidad de detenerse en los contornos cercanos, es perfecto para lo que necesitamos, esta herramienta está donde la varita mágica, verás una pequeña flechita negra, esto es que dentro hay más herramientas, pulsa en esta flechita y se despliegan las herramientas que contiene, funciona igual que la varita, pero es mucho mas rápida para lo que necesitamos, por lo que abrevia la tarea, seleccionas y suprimes, hasta dejar la imagen limpia de todo lo innecesario.

Opcion 2.- Usando la herramienta borrar, este método es más arcaico y lento, requiere un buen pulso del usuario, pero nos ahorrará el paso en el punto 6, puesto que se trata de algo similar.
La herramienta borrar, es la que tiene forma de tiza, o goma Milán, puedes buscarla en las herramientas de la izquierda, o pulsar la tecla E para que se active, una vez activa, debemos seleccionar tamaño de la herramienta y tamaño del zoom, para que trabajemos de una manera cómoda. Cada vez que activamos una herramienta, surgen las opciones disponibles para ésta en la barra superior del Photoshop, debajo del menú contextual (Archivo - Edición – Capa – Selección…), debajo de esto.
Cuando activamos la herramienta borrar, en estas opciones, deberíamos elegir el tamaño del pincel borrador adecuado, donde pone Pincel, un puntito negro y una flechita negra, pulsa la flechita negra, esto despliega un menú, elige Diámetro maestro 5 píxeles, dureza 100% (esto viene predefinido) y haces clic fuera de este menú, para que se active los cambios. Para cambiar el zoom, en la parte superior-derecha del Photoshop, hay una miniatura de la imagen y debajo de ésta un deslizante horizontal, a su izquierda unas montañitas pequeñas, a su derecha unas montañitas grandes, desliza la flecha que hay en medio hasta alcanzar al menos el 125%, esto ampliará el zoom. Ahora debemos ir borrando haciendo clic en el perfil de la imagen que deseamos quedarnos, si pulsas y no sueltas, puedes ir borrando ininterrumpidamente, recuerda que ti te pasas y borras una parte que deseas recuperar, pulsa Ctrl.+Alt+Z, esto deshace esta ultima acción. Hacerlo para todo el contorno de la imagen y para las zonas interiores que deseemos eliminar.
Una vez terminado, podremos ampliar el tamaño del pincel de borrar y borrar todo lo que queda por eliminar alrededor de la imagen.

6.- Perfilar el motivo incrustado.

Este paso requiere un buen pulso del usuario. Ahora haremos lo descrito en la opción dos del paso anterior.
La herramienta borrar, es la que tiene forma de tiza, o goma Milán, puedes buscarla en las herramientas de la izquierda, o pulsar la tecla E para que se active, una vez activa, debemos seleccionar tamaño de la herramienta y tamaño del zoom, para que trabajemos de una manera cómoda. Cada vez que activamos una herramienta, surgen las opciones disponibles para ésta en la barra superior del Photoshop, debajo del menú contextual (Archivo - Edición – Capa – Selección…), debajo de esto.
Cuando activamos la herramienta borrar, en estas opciones, deberíamos elegir el tamaño del pincel borrador adecuado, donde pone Pincel, un puntito negro y una flechita negra, pulsa la flechita negra, esto despliega un menú, elige Diámetro maestro 5 píxeles, dureza 100% (esto viene predefinido) y haces clic fuera de este menú, para que se active los cambios. Para cambiar el zoom, en la parte superior-derecha del Photoshop, hay una miniatura de la imagen y debajo de ésta un deslizante horizontal, a su izquierda unas montañitas pequeñas, a su derecha unas montañitas grandes, desliza la flecha que hay en medio hasta alcanzar al menos el 125%, esto ampliará el zoom. Ahora debemos ir borrando haciendo clic en el perfil de la imagen que deseamos quedarnos, si pulsas y no sueltas, puedes ir borrando ininterrumpidamente, recuerda que ti te pasas y borras una parte que deseas recuperar, pulsa Ctrl.+Alt+Z, esto deshace esta ultima acción. Hacerlo para todo el contorno de la imagen y para las zonas interiores que deseemos eliminar.

Solo queda disimular las imperfecciones en el borrado del perfil, para lo que utilizaremos la herramienta Desenfocar, es la que tiene forma de gota de agua, la podemos buscar o pulsar R, esto la activará. Al igual que con el resto de herramientas, tendremos en la barra superior del Photoshop las opciones. El tamaño de pincel idóneo es 24 píxeles, el modo normal y la intensidad al 50%, utilizando el zoom al 125% como antes, haremos click en el perfil de la imagen, donde borramos antes, y sin soltar, deslizaremos el cursor a lo largo de éste en movimientos repetitivos, como para ‘emborronar’ el contorno, te darás cuenta que las imperfecciones que antes habían, se ‘empañan’ y parecen que se borran, haz esto en todo el contorno de la imagen.

7.- Ajustar el tamaño y posición del motivo perfilado.

Ahora vamos a reducir el tamaño y ajustar su posición sobre nuestro fondo.

Primero volveremos al zoom en el estado anterior, suele ser al 33%, para ver mejor el entorno completo. Ahora iremos a Edición > Transformar > Escala, esto enmarcará nuestra imagen y en cada vértice de éste marco habrá un pequeño cuadrado, haremos clic en uno de éstos vértices y arrastraremos el cursor, esto reducirá el tamaño de la imagen en esa posición, haz lo mismo con los otros vértices, hasta alcanzar el tamaño adecuado, en la barra superior del Photoshop, donde las opciones de las herramientas, a la derecha, verás una casilla de verificación (como una V9 y una casilla de cancelar (como un conjunto vacío), son para aceptar o cancelar el nuevo tamaño de la imagen, hasta que no elijas una de las dos, no podrás utilizar nada mas en Photoshop.

Por ultimo, para ajustar la posición, haz clic en la herramienta mover, la primera, el la flecha con una cruceta, puedes buscarla o pulsar V, esto la activará. Ahora haciendo clic con el puntero y sin soltar, puedes desplazar la imagen, para realizar movimientos mas delicados que te permiten alcanzar más precisión en el movimiento, utiliza los cursores del teclado.

Ya solo queda firmar tu obra para que quede inmortalizada.

8.- Insertar un texto, como firma.

Ahora vamos a incluir un texto que servirá de firma, para lo que necesitaremos la herramienta texto, es la T en las herramientas, puedes buscarla o pulsar T para activarla. Cuando la selecciones, debes elegir en la barra superior del Photoshop, el tipo de fuente, o letra, el tipo de texto (normal, cursiva, negrita), el tamaño del texto (en píxeles), el color del texto (el cuadrado negro, si haces clic en el, te despliega un menú de colores para que elijas el tuyo), la alineación, y por último la curvatura si se desea (es la T con una flecha curvada debajo). Una vez elegido todo esto, crea un rectángulo en la zona de la imagen donde desees crear este texto, una vez termines de crear el rectángulo, escribe lo que desees dentro de él, como veras, se ha creado un rectángulo con tu texto dentro, similar a cuando estábamos cambiando el tamaño a la imagen, esto es por si deseas aumentar el tamaño del rectángulo porque no cabe todo el texto que pusiste, úsalo del mismo modo, arrastrando los cuadraditos de cada vértice, también deberás aceptar o rechazar los cambio, pulsando en la V (Aceptar) o en el conjunto vacío (Cancelar).

Y ya está, tienes tu fondo, con tu firma listo.


Seguramente no te saldrá todo lo bien que esperabas a la primera, pero si repites unas cuantas veces esto, seguro que cada vez irás mejorando, lo que se utiliza en Photoshop son herramientas, y como tales, requieren de cierta ‘destreza’ que solo podrás obtenerla usándolas del modo adecuado.

Todo lo descrito podría variar muy ligeramente en función de la versión del Photoshop que dispongas, pero seguro que si pones un pelin de tu parte, localizas las herramientas ds las que te hablo.

Espero que te fuera útil este manual, y que de verdad seas una futura promesa del Photoshop, todos alguna vez tuvimos que pasar por esto para comenzar, nadie nace enseñado.

Que lo disfrutes.