Si nos ponemos a contar, seguramente encontraremos más de diez forma de destapar una cerveza sin utilizar el clásico instrumento. Enumeremos: con el marco de la puerta, con una cuchara, con la caja de cerveza, con otra cerveza, con la cerradura de la puerta o con un anillo. También, otras más peligrosas en las que nuestros dientes intervienen como palanca.

En el barrio, en medio de la fiesta o la reunión, deben de existir una docena más de formas. Sin embargo, pocos sabían que una simple hoja de papel también puede fungir de destapador. Un video de la web Chow nos lo muestra: primero se debe doblar varias veces la hoja de papel hasta lograr una palanca resistente. Luego, solo hay que tirar.



link: http://www.youtube.com/watch?v=00DWLkVLbd4