Si usas gafas y practicas algún deporte, probablemente te hayas topado con que tus gafas se han empañado. No hay nada más frustrante que batallar con tus gafas cuando intentas concentrarte en un deporte competitivo, ya sea equitación, esquí, motocross o carrera. Hay numerosos limpiadores antiempañador para gafas en el mercado que funcionan en diversos grados. Si eres un deportista ávido que usa gafas, te familiarizarás tan rápido con este limpiador que lo mejor que puede ocurrirte es que aprendas a hacerlo por tu cuenta para poder tener a mano una gran cantidad de este producto.
nstrucciones



Necesitarás
1 cuarto de agua
4 onzas de alcohol rectificado
1/4 de cucharadita de detergente líquido para vajilla
1 onza de amoníaco espumoso
Una botella rociadora
Un paño libre de pelusa


1
Mezcla 1 cuarto de agua, 4 onzas de alcohol rectificado, 1/4 de cucharadita de detergente líquido para vajilla y 1 onza de amoníaco espumoso en una botella rociadora.

2
Rocía profusamente tus gafas con tu limpiador casero antiempañador en ambos lados de las gafas .

3
Usa un paño libre de pelusas para quitar el limpiador antiempañador de gafas.

4
Vuelve a aplicarlo en tus gafas a lo largo del día cuando sea necesario.


Consejos y advertencias

Vierte un poco de tu limpiador en una botella rociadora pequeña y guárdala en el bolsillo de manera que puedas tenerla a mano cuando la necesites.

Este limpiador casero también puede usarse para evitar que se empañen los espejos y las ventanas de los baños.

Ten cuidado de no rociar accidentalmente el limpiador en tus ojos, ya que el amoníaco espumoso es sumamente irritante