Qué es y cómo se crea un proxy

Seguro que en algún momento de vuestra vida en Internet hemos leído la palabra proxy, ¿qué es un proxy? ¿Para qué sirve un proxy? Ésas son las principales preguntas que vamos a responder donde, además, vamos a ver cómo se crea un proxy y cómo se puede usar uno ya existente.

¿Qué es un proxy?

En la Wikipedia podemos encontrar una definición de proxy válida pero algo enredada: “programa o dispositivo que realiza una acción en representación de otra”. Dicho así, es normal que no entiendas nada, porque no deja nada claro. Un proxy viene a ser un intermediario entre tu ordenador y otro ordenador. Supongamos que queremos visitar una web y lo hacemos a través de un proxy. El funcionamiento del proxy lo que hace es pedir él a esa página web la información (imágenes, texto, etc…) y nosotros se lo pedimos al proxy, que nos lo muestra en nuestro navegador.

Por si no ha quedado claro: el proxy hace una función de intermediario entre nuestro ordenador y otro ordenador con conexión a Internet. Puede ser útil en multitud de ocasiones y según el proxy que usemos, nos dará mayor o menor privacidad de nuestros datos (IP, sistema operativo, etc).

¿Para qué sirve un proxy?

Un proxy no tiene por qué usarse necesariamente para navegar por Internet a través del navegador; esto es sólo un tipo de los proxy que existen, el denominado proxy de web. También tenemos el denominado proxy caché, cuyo cometido principal es precagar el contenido de una web para así, acelerar la respuesta web en futuras peticiones. En definitiva, podríamos resumir los usos de un proxy en:

Servidor proxy de web. A través de un proxy accedemos a una página web garantizando así el anonimato de nuestro ordenador en la visita a esa página web. La página web no sabrá cuál es la IP que la ha visitado ni los detalles de nuestro ordenador. Sólo sabrá aquellos del proxy que utilicemos. A través de este tipo de proxy podemos hacer otras muchas cosas: modificar los datos del proxy que proporciona a la web, aligerar la carga de la página web, acceder a páginas web que sólo están disponibles para IP’s de un determinado país, etc.

Servidor proxy de FTP. El funcionamiento es bastante similar al servidor proxy de web, sólo que en lugar de acceder a una página web, estamos accediendo a un FTP. Es difícil encontrar un proxy que sea rápido y, generalmente, cuando conectamos a un FTP es con la firme intención de descargar archivos de gran tamaño por lo que puede acabar resultando un proceso eterno.

¿Cómo puedo crear un proxy?

Crear tu propio proxy no tiene demasiado sentido si la persona que va a usarlo somos nosotros mismos y lo hacemos desde casa: estaríamos haciendo que la web que visitamos reciba los datos del proxy que, a su vez, es nuestro propio ordenador. Pueden haber muchas utilidades para crear un proxy con nuestro ordenador, como por ejemplo acceder desde otra ubicación como si fuese desde nuestra casa o al revés. Una de las utilidades que también podemos encontrar es para cuando hacemos un viaje al extranjero y queremos seguir accediendo a webs que sólo permiten una IP de un pais definido, como suele ser el caso de las webs de televisión.

No obstante, crear un proxy no es tan sencillo como pueda parecer ya que es necesario contar con un servidor web para ello. Cabe la posibilidad de montar un servidor web en nuestro equipo (hay que instalar Apache entre otras cosas), pero esto puede implicar ciertos problemas de seguridad para nuestro ordenador que probablemente no merezca la pena correr. Por eso, la mejor alternativa es usar un hosting web con la premisa de que necesitaremos una base de datos para que pueda funcionar, lo cual estrecha aún más el cerco de cuáles son los hosting web gratuitos que nos ofrecen esta posibilidad.

mas

Asimismo, en muchos de estos hosting web gratuitos no suelen permitir usarlos como proxy (al menos, si nuestro propósito es compartirlo con mucha gente) por lo que posiblemente acaben cancelando nuestra cuenta; si ése es nuestro propósito, quizás lo más útil sea contratar un hosting web privado… pero primero deberíamos tener claro qué pretendemos hacer.

PHPProxy es un script que se instala en el servidor web y permite que se pueda usar el proxy web. Para poder usarlo primero debemos crear una base de datos MySQL en nuestro hosting; con los datos de la base de datos nos vamos al archivo config.php de PHPProxy y los introducimos. Una pequeña consideración al respecto: para editar un archivo PHP lo más práctico (sin tener que bajar ningún programa adicional) es hacer clic derecho en él y seleccionar la opción “Abrir con”, eligiendo el programa bloc de notas.

Descargar PHProxy

proxy

Después de esto, tan sólo resta subir los archivos a nuestro hosting web y nuestro proxy ya estará funcionando. Tan sencillo como eso, aunque pueden surgir complicaciones como introducir correctamente la URL (preferiblemente, usad la IP del hosting web y no un dominio que tengáis contratado u os hayan facilitado)… pero nada demasiado complicado.

Alternativas a PHPProxy

PHPProxy sólo es uno de varios scripts gratuitos que existen para poner en funcionamiento un proxy web en un hosting web… pero todos cumplen su propósito con la misma eficacia. Ése es el caso de Zelune o Glype, siendo éste último el más completo de todos, tanto en lo estético como en lo funcional.