epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Alcohol casero de las frutas

Este destilador que propongo utiliza materiales comunes, fáciles de encontrar, y sólo necesitamos una olla a presión, un serpentín (que nosotros mismos nos haremos, o si no, en un taller nos lo harán por poco dinero), y unos pocos elementos mas.
Alcohol casero de las frutas



PARTES QUE LO COMPONEN:

1) Recipiente para contener el producto a destilar.
Es una olla con cierre hermético, y tiene numerosas ventajas que la hacen una candidata ideal para este fin.

- Es un artículo fácil de encontrar. A veces utilizamos componentes que son maravillosos, pero difíciles de sustituir en caso de rotura, pérdida, etc.


- Es resistente, no solo mecánicamente, sino también a la acción de los productos químicos. Estas ollas aguantan no solo presión, sino también vacio. En destilación normal no va a tener que aguantar ni una cosa ni la otra, pero si alguien quiere probar con el vacío para bajar el punto de ebullición del producto a destilar, le adelanto que estas ollas son capaces de aguantar vacios muy altos. Es algo que comprobé en varias ocasiones y doy fe.


También aguantan muy bien la acción de la sosa caústica, tengo un destilador practicamente igual para recuperar el metanol de la glicerina que se obtiene como subproducto en la fabricación del biodiesel, y la olla aguanta perfectamente la acción de la sosa caústica sin la menor señal de corrosión.


- Tienen una fácil y rápida apertura y cierre.


- En la tapa, estas ollas tienen una salida que hace que conectar olla con serpentín sea sumamente fácil. La manguera procedente del serpentín se inserta en esa salida en un plis-plás.









2) Fuente de calor
De entre todas las opciones posibles, eligo la de una cocinilla eléctrica. Lo considero mas seguro por no utilizar llama. Aunque el vino, los licores, etc con su alcohol no se consideran sustancias inflamables, el destilado si lo puede ser pues su concentración de alcohol es mucho mas alta.


Es cómodo y limpio, no necesitamos utilizar otros combustibles, y no hay que preocuparse por el costo que nos va a suponer la electricidad. Una hora de funcionamiento de este hornillo solo nos va a suponer en electricidad unos diez céntimos de euro, o menos, pues hay que tener en cuenta que no funciona de manera contínua: El termostato conecta y desconecta para mantener la temperatura deseada, y cuando el termostato desconecta, el consumo es cero.


3) Serpentín
La función del serpentín es convertir en líquido el vapor del producto que se está destilando. Producir su condensación.


No tiene la típica forma de espiral a la que tan acostumbrados estamos, es solamente un tubo rectilíneo, eso sí, de 1 metro de largo para posibilitar que a lo largo de su recorrido el vapor se condense. A este tipo de condensador se le conoce como "condensador liebig".






Está hecho en acero inoxidable 316, que es practicamente inatacabable por la mayoría de productos químicos. Es apto para uso alimentario. También podría hacerse en cobre (igualmente apto para uso alimentario).

El serpentín consta de un tubo interno por el que circulará el vapor, y este tubo está rodeado por otro tubo mas ancho, construyendo así una camara intermedia por la que haremos circular agua para enfriar el vapor. Los extremos los taparemos con tapones que soldaremos, y al tubo externo le haremos un par de taladros para soldarle dos tubitos para conectarles las tomas de agua.
alcohol





3) Recipiente de recogida
A la salida del serpentín obtenemos ya el producto destilado. A esta salida uniremos mediante una manguera flexible (yo utilizo manguera de silicona) un recipiente para recolectar dicho destilado.

El tarro de vidro que veis es de medio galón (casi dos litros) y en su tapa he mecanizado un par de taladros: Uno para hacer que entre el producto destilado, y otro para que no se genere ni vacio ni presión en su interior, pues dicha presión o vacío haría que el destilador se comporte de manera inesperada.




costo







4) Sistema de refrigeración
Si no refrigeramos el serpentín, éste se calentará por el vapor que le ingresa desde la olla y pronto dejará de ejercer su acción de enfriar. Entonces, por su salida no obtendremos líquido, sino también vapor, que escapará a la atmósfera.


Para enfriar el serpentín haremos circular una corriente de agua fría por su interior, y esta corriente debe ser en sentido contrario al que tiene el vapor para que la destilación sea mas eficiente. En este caso, la corriente de agua la haremos circular de abajo a arriba, ya que el vapor circula de arriba a abajo.


Para esto, tenemos un recipiente con agua, a la que le habremos agregado cubitos o un bloque de hielo. Yo le pongo una botella de ocho litros de agua previamente congelada en mi nevera.


La circulación de agua la hace una pequeña bomba sumergible de 220V, de las que se utilizan para las fuentes, para ornamentación. Aquí muestro una foto de esa bomba:



mucho



5) Estantería.
Este destilador se puede montar sobre cualquier soporte, pero a mi me gusta hacerlo en una estantería. En la parte superior, la olla y el hornillo. En un lateral, sujetamos el serpentín (en mi montaje, con bridas). Abajo del todo, ponemos el recipiente de recogida. En los estantes intermedios podemos poner distintos elementos (herramientas, distintos lotes que hayamos destilado, documentación, etc) y así tenerlo todo integrado en una especie de torre.






FUNCIONAMIENTO:


1) Ponemos el producto a destilar en la olla:
No conviene llenar demasiado la olla, pues nos arriesgamos a que el producto se desborde y nos ensucie el serpentín y el frasco de recogida.


2) Ponemos en marcha el dispositivo para aportar calor
En este caso, el hornillo eléctrico. Al principio, para tardar menos tiempo, podemos regularlo en una posición alta, pero cuando empezemos a oir el ruido de la evaporación, debemos bajarlo de potencia para evitar que la ebullición sea muy violenta y se desborde del contenido por la salida superior: Esto también nos ensuciaría el serpentín y nos echaría a perder el lote obligándonos a limpiar y a empezar de nuevo.

Como indicación, diré que mi hornillo tiene una regulación de cero a siete, y en destilación normal lo pongo entre 3 y 4.

Oiremos un silbido característico de que está siendo evaporado el contenido del interior de la olla.

Tan pronto como comencemos a oir ese sonido, pondremos en marcha la bomba que hace funcionar el sistema refrigerador del serpentín. Por supuesto, el bidón ya contiene el hielo necesario para evitar que el agua se caliente

Pronto veremos como en el frasco de recogida se empieza a recoger destilado.

Y así estaremos, vigilando el proceso de destilación.




3) Final de la destilación
La experiencia nos dice cuando debemos parar. Por un lado, el sonido del vapor saliendo, que disminuye su intensidad, por otro lado vemos que el goteo en el frasco de recogida también disminuye su caudal, son síntomas de que ya queda poco producto por destilar.

Otra regla también bastante lógica es estimar cuánto destilado vamos a obtener. Y cuando tengamos mas o menos esa cantidad, pues sencillamente parar. De lo contrario, destilaremos el producto que no queremos.

Por ejemplo:
Ponemos a destilar cuatro litros de vino para extraerle el alcohol. Sabemos que ese vino tiene un porcentaje de alcohol del 12%. Por lo tanto, entre los cuatro litros, hay un total de: El 12% de 4 litros es: aproximadamente 480 mililitros, o lo que es lo mismo, practicamente, medio litro.

Asi, cuando veamos que en el frasco de recogida hay mas o menos ese medio litro de alcohol, pararemos el destilador. Si lo dejamos funcionando mas tiempo veremos que "le cuesta más destilar", porque lo que está destilando ya es agua.



Este es el resultado final de una prueba que hice con cuatro litros de restos de vino que fui recolectando: Medio litro de etanol.



fasil

4 comentarios - Alcohol casero de las frutas

bolita1975
al post le faltarian unas fotos !
Carlitosjedi
Al menos te hubieras tomado la molestia de buscar una imagen de alcohol etilico y hacer un esfuerzo mas, presionando el CTRL + C.