Test HTP (casa, árbol, persona)

APLICACIÓN: niños de 5 a 11 años

Hola a todos, les traigo uno de los tests proyectivos, se llama HTP y consiste en hacer dibujar al sujeto una casa, un árbol y una persona. El resultado de éste test, no es el único a considerar, ya que para dar un tratamiento primero es necesario aplicar varias técnicas más, por eso, no hay que guiarse solo por los resultados de un solo test.

Por empezar, vamos a decir que es un test proyectivo gráfico cuyo interés consiste en la posibilidad de observar la imagen que el examinado tiene de si mismo y de su ambiente.

Niños


CASA

Como lugar donde se vive, despierta en el examinado asociaciones relativas a la vida hogareña y las relaciones intrafamiliares.

Techo
Los descubrimientos empíricos con el HTP indican que a menudo los individuos utilizan el techo de la casa para simbolizar el área vital de la fantasía.
Las casas con techos excesivamente grandes, que sobresalen a los costados y achican a la casa son típicas de pacientes inmersos en la fantasía y apartados del contacto interpersonal manifiesto.
Los pacientes esquizofrénicos dibujan un gran techo y luego ubican la puerta y las ventanas dentro del contorno de ese techo, de tal modo que el resultado final es una casa puro techo.
La ausencia de techo o los techos que sólo son una línea que conecta ambas paredes en los extremos, de tal modo que no poseen altura son característicos del extremo opuesto del continuo que podríamos denominar uso de la fantasía.
El tamaño del techo refleja el grado en que el individuo dedica su tiempo a la fantasía y en el que recurre a ella en búsqueda de satisfacciones.
Cuando el techo aparece reforzado por una fuerte presión en las líneas o por un trazado repetido del contorno, lo más probable es que el examinado se esté defendiendo de la amenaza de que su fantasía escape a su control.

Paredes
Se ha observado que en los dibujos de las casas la fortaleza y la adecuación de las paredes se relacionan directamente con el grado de fortaleza del yo y de la personalidad.
Los contornos de las paredes dibujados con líneas débiles indican un débil control del yo.
Las paredes transparentes en los dibujos de personas adultas deben considerarse como un signo evidente del deterioro en el criterio de la realidad. Sólo aparecen en los dibujos de: a) deficientes profundos y b) psicóticos.

Puerta
La puerta es el detalle de la casa a través del cual se realiza el contacto con el ambiente. La puerta pequeña en relación con el tamaño de las ventanas y de la casa en general revela una reticencia a establecer contacto con el ambiente, un alejamiento del intercambio interpersonal y una inhibición de la capacidad de relación social. El correlato conductual de las puertas pequeñas es la timidez y el temor en las relaciones interpersonales.
Otro intento que se utiliza para mantener la personalidad apartada e inaccesible consiste en ubicar la puerta muy por encima de la línea de base de la casa y sin escalones para facilitar el acceso a ésta. Se trata de una forma de representación común en los individuos que sólo tienden a establecer contactos con el ambiente dentro de sus propios términos.
Las puertas muy grandes son características de las personas con unas excesiva dependencia de los demás. Si las puertas están abiertas, el examinado revela que siente una gran sed de efecto emocional y que espera recibirlo desde afuera. Si la casa resulta estar vacía, las puertas abiertas indican un sentimiento de vulnerabilidad extrema, y falta de adecuación de las defensas yoicas.
La acentuación de las cerraduras y/o bisagras manifiesta una sensibilidad defensiva del tipo que con frecuencia se encuentra en personas paranoicas.

Ventanas
Representan un medio secundario de interacción con el ambiente. La acentuación de las cerraduras de la ventana, lo mismo que las cerraduras de las puertas, es típica de aquellos que se defienden excesivamente del temor por los daños que puedan provenir desde afuera.
El agregado de persianas y cortinas cuando las ventanas están cerradas y expresa la necesidad de apartarse. Cuando las ventanas poseen persianas o cortinas, pero están abiertas, o parcialmente abiertas, debe entenderse que la persona tiende a actuar en el ambiente de un modo controlado.
Las ventanas totalmente desnudas, que ni siquiera están sombreadas, son típicas de individuos que interactúan con su ambiente de una manera muy descortés, ruda y directa.
Cuando sólo el contorno de las ventanas está reforzado, es probable que el examinado sea una persona con fijación oral o con rasgos orales de carácter.
El emplazamiento de las ventanas de tal modo que éstas no se adecuan de una pared a la otra revela dificultades organizativas y formales.

Chimenea
Humo: El humo denso que sale en forma profusa de la chimenea puede indicar una considerable tensión interna en el individuo, conflictos y turbulencias en la situación de casa.
El humo que se desvía mucho hacia un lado, como si hubiese un viento muy fuerte, constituye un índice de las presiones ambientales, a menudo se relaciona con casos infantiles de dificultad con la lectura. Este tipo de humo también ha aparecido en los dibujos de adolescentes que están sometidos a una presión parental inapropiada en relación con la conformidad social.

Perspectiva
Las personas que básicamente rechazan la situación hogareña en que se encuentran y los valores por los que allí se aboga, dibujan la casa como si el observador estuviese arriba y la mirase hacia abajo.
En estas personas se da una combinación de sentimientos de superioridad compensatorios con actitudes de rebelión contra los valores tradicionales que se le enseñaron en el hogar.
Las personas que se sienten rechazadas e inferiores en la situación familiar, dibujan la casa desde lo que se ha llamado “visión de ojo de gusano”. Desde esta perspectiva la casa aparece como si el observador estuviese abajo y la mirase hacia arriba. En estas personas se mezclan sentimientos de desvalorización, de inadecuación y una baja autoestima;
Cuando se presenta la casa desde una perspectiva lejana, es decir, distante del observador, puede tratarse de dos grupos distintos: a) los que proyectan en el dibujo de la casa una imagen de sí mismos y de este modo represan su sensación de aislamiento e inaccesibilidad; b) los que en el dibujo de la casa transmiten la percepción que tienen de la situación familiar; situación que el individuo se siente incapaz de enfrentar.
La perspectiva de “perfil absoluto” constituye una desviación, individualmente significativa, de la perspectiva usual. La expresión “perfil absoluto” se refiere a la casa que se dibuja, de tal modo que el observador sólo ve un costado de ésta.
Las personas distantes, oposicionistas o inaccesibles desde un punto de vista interpersonal, proyectan estos rasgos en el dibujo de la casa mediante la perspectiva mencionada.

Linea de suelo
La relación entre el dibujo (de la casa, del árbol o de la persona) y la línea del suelo, revela el grado de contacto del examinado con la realidad.

Accesorios:
Hay individuos que directamente manifiestan su falta de seguridad rodeando y reforzando la casa con arbustos, árboles y otros detalles que no forman parte de la consigna.
El agregado de un sendero que conduce a la puerta bien proporcionado y realizado con facilidad, es común en individuos que ejercen cierto control y “tacto” en sus relaciones. Pero si el sendero es largo y tortuoso, se trata de individuos que en sus relaciones sociales en un principio se mantienen distantes.
Si el sendero que conduce una línea recta hacia la puerta es muy ancho en el extremo del observador y va angostándose en forma gradual de manera que al llegar a la puerta es mucho más angosto que ella, el dibujo revela el intento de disimular mediante el empleo de una amistad superficial los deseos básicos de aislamiento.
Los cercos alrededor de la casa constituyen una maniobra defensiva.

Podríamos decir que la casa generalmente representa alguna de las siguientes entidades fundamentales: a) la imagen de uno mismo, con sus elementos correspondientes: área de la fantasía, yo, contacto con la realidad, accesibilidad, predominio oral, anal, fálico y b) la percepción de la situación familiar: pasado, presente y futuro deseado, o alguna combinación de los tres.


ÁRBOL

El dibujo del árbol parece reflejar los sentimientos más profundas e inconscientes del examinado sobre sí mismo, mientras que la persona dibujada se convierte en el vehículo para expresar la visión consciente que tiene de sí mismo y sus relaciones con el medio ambiente. En esta forma, los conflictos y defensas expresados pueden asignarse a distintos niveles en la jerarquía de la estructura de la personalidad.
A un examinado le resulta más fácil atribuir rasgos y actitudes negativos conflictuales o emocionalmente perturbadores al árbol que a la persona, por que el primero está más alejado como autorretrato. Los sentimientos más profundos o prohibidos pueden proyectarse con menos dificultades en el árbol que en la persona con menor temor de traicionarse y menos necesidad de maniobras defensivas del yo. (Por ejemplo, un examinado puede describir con más facilidad su vivencia de un trauma emocional haciendo cicatrices en el tronco del árbol en lugar de la mutilación en el rostro y el cuerpo de la persona dibujada).
Cuando el examinado dibuja un árbol, de entre los recuerdos de los innumerables árboles que ha visto selecciona aquél con que él tiene una mayor identificación empática, y en el momento de dibujarlo, lo modifica y recrea de acuerdo con su reacción kinestésica, reacción que se alimenta con sus propios sentimientos internos.
El árbol siempre ha simbolizado la vida y el crecimiento. El individuo que en el dibujo de árbol olvida las ramas, es el que no se “ramifica”, no se mezcla con los demás ni disfruta con ellos. De este modo los individuos se proyectan ofreciendo un verdadero autorretrato.


Tronco
Si las líneas periféricas de éste están reforzadas revelan la necesidad del individuo de mantener la integridad de su personalidad.
Cuando, por el contrario, para dibujar el tronco se utilizan líneas débiles, se podría tratar de un estadio más avanzado del temor por el colapso de la personalidad o de una pérdida de la identidad.


Raíces:
La excesiva preocupación del contacto con la realidad, se expresa en la exageración con que se destacan las raíces del árbol, ya que estas tienen como función el contacto con el suelo.
Las raíces que se ven a través de la tierra transparente constituyen un indicio directo de un deterioro del criterio de realidad del paciente.

•Árbol con base en el borde de papel:
Los individuos inseguros suelen utilizar como línea de base para sus dibujos el borde inferior del papel. Se apoyan en esta parte de la página como si esto representara para ellos una seguridad compensatoria. Es probable que los pacientes depresivos lleguen en ocasiones también hasta el borde.

Ramas:
Las ramas representan los recursos que el individuo siente poseer para obtener satisfacciones del medio, para extenderse hacia los demás y para ramificarse en logro acertados.
Las ramas altas y angostas, que se extienden hacia arriba y apenas hacia los costados, son típicas de los dibujos de personas que temen buscar satisfacciones del ambiente y en el ambiente, y por lo tanto se refugian, más de lo necesario en la fantasía para obtener una gratificación sustitutiva.
Distinto es el caso en que las ramas se extienden lateralmente hacia afuera, hacia el ambiente y también hacia arriba, hacia el área de la fantasía: aquí se advierte un mayor equilibrio.
La flexibilidad de la estructura de las ramas, organizadas de tal modo que van desde lo más grueso hasta lo más fino en dirección próximo distal, constituye un dato favorable e indica una gran habilidad por parte del examinado para obtener satisfacciones de su ambiente.
Las ramas tipo garrote o tipo lanza con afiladas puntas en los extremos, señalan la presencia de intensos impulsos agresivos.
Las ramas que más que ramas parecen penes son típicas de personas con preocupaciones sexuales y que luchan por la búsqueda de la virilidad.
Cuando las ramas, en lugar de dirigirse hacia el ambiente, lo hacen centrípetamente hacia el árbol, estamos frente a casos de egocentrismo con fuertes tendencias a la introversión. Este tipo de árbol se ha observado en obsesivos-compulsivos.
Las ramas muy grandes en un tronco relativamente pequeño, revelan una exagerada preocupación por la búsqueda de satisfacciones.
Algunas veces, especialmente en dibujos de niños, las ramas se extienden hacia el sol. Esto es común en los dibujos de jóvenes con una fuerte necesidad de afecto frustrada.
Es posible que un niño dibuje un árbol que se inclina para alejarse de un gran sol que está a corta distancia de él. Esto es frecuente en individuos que intentan apartarse de la dominación de alguna figura parental o de cualquier tipo de autoridad, porque se sienten controlados.


PERSONA

La persona constituye el concepto del HTP que con mayor frecuencia se realiza en forma incompleta o se rechaza totalmente, pues como autorretrato es el que está más “cerca de uno mismo”. Por esta razón durante el dibujo de la persona es cuando más a menudo se necesita el apoyo del examinador.
El dibujo de una persona tiende a poner de manifiesto tres tipos: un autorretrato, un ideal del yo y una persona significativa (progenitores, hermanos etc.)

Autorretrato: Revela lo que el individuo siente ser.
Los examinados de inteligencia promedio o inferior al promedio reproducen esos rasgos como en un espejo, es decir, si el examinado tiene la mano derecha defectuosa, reproducirá ese defecto en la mano izquierda de la persona dibujada.
Se ha observado que los defectos físicos se reproducen en el dibujo de la persona solo si han tenido alguna influencia sobre el concepto de sí mismo y en el examinado, creando así un área de sensibilidad psicológica.
Junto con su proyección de sentimientos relativos a los defectos físicos, el examinado también proyecta sus cualidades (por ej. Hombros anchos) ello ocurre hasta el punto de que a menudo se obtiene una semejanza en individuos que no tienen capacidad artística.
Además el examinado proyecta un cuadro de si mismo psicológico en su dibujo de la persona. Los examinados con altura adecuada o superior a la común pueden dibujar una figura diminuta, con brazos que cuelgan a los costados y una expresión facial implorante. Aquí el examinado proyecta su idea psicológica de sí mismo como un individuo pequeño, insignificante, dependiente etc.

Ideal del yo: En lugar de un retrato de lo que el sujeto siente ser.
Los adolescentes varones a menudo dibujan atletas musculosos, y las adolescentes dibujan actrices cinematográficas vestidas con traje de noche; los estados ideales que anhelan.
Los niños sanos tienden a dibujar personas que son dos o tres años mayores que ellos como índice de su tendencia a crecer.

Persona significativa: Representación de una persona significativa para el sujeto en su ambiente contemporáneo o pasado.
Se da más en los dibujos de niños que en los de adolescentes o adultos. Por lo general la persona que dibujan es una figura paternal, y expresa la gran importancia que el progenitor tiene en la vida del niño y la necesidad de un modelo con el que sea posible identificarse y que pueda incorporar en su concepto de sí mismo. Esto constituye un dato profético, pues predice los rasgos que años después un retest demostrará que el niño ha incorporado.


Bueno espero que les haya gustado mi aporte, saludos a todoss