Cómo hacer patatas fritas como las de McDonalds
Cómo hacer papas fritas como las de McDonalds

Podrán no ser la comida más sana que hay, pero no cabe duda de que las patatas fritas del McDonalds están muy ricas. Son todo lo que deberían ser las patatas fritas: saladas, crujuentes, ligeras y no grasientas. Y todo esto, simplemente con meter las patatas congeladas directamente en la freidora.

Seguramente, cada uno tenemos nuestro propio gusto a la hora de cocinar patatas fritas, pero es probable que no consigamos hacerlas tan buenas como las de McDonalds ni aunque nos lo propongamos. ¿Cuál es su secreto? Alguien a invertido tiempo y cree haber encontrado la forma de conseguir unas patatas fritas tan buenas como las de los McDonalds

Cómo debe ser la perfecta patata frita

- El exterior debe ser crujiente, pero no duro – La superficie de la patata debe de ser crujiente, y para conseguir esto debe estar cubierta de micro burbujas. Son las que hacen la patata crujiente. El grosor de esta capa debe ser el suficiente para que el crujiente sea el perfecto. Un poco más crujiente, y la patata ya se queda dura.

Como
- El interior debe estar intacto, blando, y con fuerte sabor a patata – Por lo general, suelen estar pastosas, como una masa o peor. Incluso algunas dejan de tener interior.

hacer
- El color de la patata debe ser ligero, brillante y dorado – Las patatas más oscuras están cerca de ser patatas quemadas, con muchos sabores distintos a los de la propia patata. Como mejor están es doradas y crujientes.

de
- Las patatas deben permanecer crujientes y sabrosas a la hora de comerlas – La mayoría son así recién fritas, pero las que no están en su punto se ablandan a los pocos minutos, o se quedan duras. La patata de la imagen no pasaría el control de calidad de la perfecta patata frita.

las
conseguirlo con el típico método de freirlas patatas dos veces: la primera un poco para crear la corteza de la patata, y la segunda para acabar de cocinarla. Pero, como sabrás, no se consiguen los resultados deseados.

La fórmula Mcdonalds

Pero quizá sea mejor otra alternativa: robar la receta directamente a McDonalds. Una vez conseguidas las patatas congeladas de MacDonals, el proceso es estudiarlas.

Parece ser que las patatas que utilizan en los McDonals en esas bolsas congeladas ya están fritas anteriormente, ya que contienen las mini burbujas de las que hablábamos. Al freir las patatas en distintos aceites, el resultado es el mismo. están perfectas. Por lo tanto el secreto no es el aceite. El secreto está en el procesado de las patatas antes de congelarlas.

En este artículo se explica cómo se procesan las patatas. Efectivamente, McDonalds utiliza el método de freír dos veces:

Se meten las patatas en agua caliente
La primera vez que se fríen las patatas se meten en aceite muy caliente durante 50 segundos
La segunda vez que se fríen, ya es en el propio McDonalds para servir al cliente.
Precocinar las patatas en agua caliente consigue dos cosas: eliminar un exceso de azúcar, que hace a la patata más ligera y le da ese color dorado, y activa una encima que ayuda a la patata a permanecer dura, tiesa, a no ablandarse.

Por lo tanto, y si copiamos el método McDonalds deberíamos hacer:

Meter las patatas en agua a temperatura constante de 170ºF durante 15 minutos
Freírlas en aceite a 360ºF durante 50 segundos
Volverlas a freír a 375°F durante 3 1/2 minutos
Si no sabes cómo controlar la temperatura del agua, basta con hervir las patatas en agua con vinagre algo menos de 10 minutos. Con esto ya consigues el primer paso.

papas
Ya tenemos el exterior crujiente y burbujeante de las patatas, pero, ¿cómo obtener el interior? Sencillo, congelando las patatas, justo como hace McDonalds. Con esto ya tenemos las patatas perfectas de McDonalds.