Algo interesante

“la vida es tan monótona todos los días son iguales siempre tan aburridos no hay nada de interesante en ellos ni hay algo interesantes” esas palabras estaban en mi mente desde hace mucho tiempo.
Aquel muchacho de 17 años caminando por esas calles oscuras y tenebrosas sin miedo alguno él sabía que nadie podía igualar su fuerza.

Mundo

- ¿porque es todo tan aburrido? Supongo que solo los mediocres encuentran este mundo increíble y maravilloso –
Una mujer adulta lo ve mirando hacia el cielo bajo la lluvia tan intensa que hacia parecer que el cielo se estuviera cayendo lo veía mientras miraba el cielo levanta su mano como si quisiera mirar más allá de este mundo conocer aquello tan fascinante que nadie conoce la mujer al verlo que no se mueve y esta solo hay de pie con su mano levantada hacia el cielo anhelando ir a través de él.

- Oye niño ¿Qué haces aquí parado debajo de la lluvia tan tarde?

- Yo podría hacerte la misma pregunta preciosa , esto no te incumbe

- ¡¡Que grosero¡¡ ¿no irte deberías dormir? Mañana hay clases

- Está bien iré a dormir para que estés feliz

Cuando el joven de 17 se iba la mujer lo miraba mientras caminaba y susurraba unas palabras – que niño tan raro –
Pasado unos días la mujer adulta va camino a su nuevo trabajo al llegar a su nuevo empleo ve aquel joven que le pareció tan raro sentado hay con los demás estudiantes

- Ella es Elizabeth será su profesora de español- dijo el director

- Espero llevarme muy bien con ustedes- dijo Elizabeth con una sonrisa alegre
Elizabeth miraba a aquel niño sí que él se diera cuenta parecía estar escribiendo pero no era da de la clase el solo escribía sin parar Elizabeth no podía dejar de mirarlo cuando terminaron las clases fue hacia cuando estaba solo

- ¿Qué escribías cuando estabas en mi clase? Dijo Elizabeth

- ¿Estabas dando clase? No me di cuenta respondió

- ¡¡Que grosero¡¡ pero ¿Qué es lo que escribías cuando estaba dando mi clase?

- Estaba escribiendo esto.
Le da lo que había escrito y se fue caminando antes de irse dijo – mi nombre es ángelus recuérdalo preciosa-
Elizabeth comenzó a leer el escrito de ángelus con mucha curiosidad había muchas palabras hermosas que parecía imposible que el fuera el que las escribió después de haber leído ese escrito sitio mucha más curiosidad por saber cómo era la forma de pensar de ángelus.

Por mucho tiempo ello se miraron como si se hablaran con la mirada duraron días y días de esa manera las vacaciones de verano llegaron pronto ellos dos no podrían verse tan seguido el uno pensaba en el otro todos los días Elizabeth fue a casa de ángelus ya no podía soportar el no verlo toco la puerta cuando escucho la voz de ángelus se alegro

- ¿Elizabeth? ¿qué haces aquí?

- Te extrañaba ángelus no podía soportar el no verte ¿tú has pensado en mí?

- ¿yo? Eh…..un poco - ángelus lo dijo mientras sostenía la fotografía de Elizabeth que miraba todos los días

Al entrar comenzaron hablar sobre lo que habían hecho el tiempo que no se vieron y así fue hasta el último día de vacaciones hablando siendo felices con solo verse el uno al otro por alguna razón para ellos eran tan necesario como el

agua el verse el uno al otro todos los días .

aburrido

- Mañana voy a darte clases otra vez parece que solo nos queda un día libre a los dos – dijo Elizabeth

- Si pero igual nos veremos mañana como todo los días – dijo ángelus

- Pero ante de comenzar a darte clase otra vez quiero hacer esto – dijo Elizabeth

Se pone encima de ángelus y lo mira fijamente a los ojos le da un beso apasionado – hoy yo quiero algo más que solo un beso – ángelus acaricio el rostro de Elizabeth mientras reía la abrazo dulcemente y le susurro en el oído – te amo -

- ¿está segura de esto? Elizabeth solo sonría sin decir nada sus ojos hablaban por ella y así ellos dos se demostraron con caricias y besos lo mucho que se amaban el uno al otro
Al día siguiente cuando llegaban a la escuela ángelus se detuvo un momento y dijo

- “la vida es tan monótona todos los días son iguales siempre tan aburridos no hay nada de interesante en ellos ni hay algo interesantes” eso era lo que pensaba antes –

- ¿antes? Pregunto Elizabeth

- Estaba equivocado dijo ángelus mientras miraba con una dulce sonrisa a Elizabeth, después de todo parece que si hay algo interesante.