Si eres una de esas personas que permites que tu navegador de Internet memorice tus contraseñas para no tener que volver a escribirlas cuando regresas a un sitio que requiere un “login” notarás que cuando vas a entrar al sitio tu contraseña se despliega con unos símbolos de asteriscos. Los navegadores hacen esto para evitar que alguien más observe tu contraseña. Si por alguna casualidad olvidaste tu contraseña al sitio, pero todavía está guardada en tu navegador, es sumamente fácil recuperarla.

Veamos como hacerlo:

En Internet Explorer:

1. Navega hacia la página de entrada al sitio y vete al lugar donde te pide tu nombre de usuario y contraseña. Si la información está guardada en tu navegador, verás tu nombre de usuario y la contraseña disfrazada con asteriscos.

2. Presiona la tecla F12 para activar la ventana del Developer Tool

3. Presiona las teclas Control y B simultáneamente para activar el módulo de elementos

4. Selecciona el campo de la contraseña en la ventana superior, y verás que se activará la línea de código correspondiente a la contraseña en la ventana del Developer Tool

Como mostrar las contraseñas detrás de los asteriscos

5. Finalmente, en la ventana del Developer Tool cambia el campo de <input name=”password” id=”Passwd” type=”password“/> a <input name=”password” id=”Passwd” type=”text“/> (Es decir cambiamos el type=”password” a type=”text”)

contraseña

Verás que los asteriscos desaparecen y te aparece la contraseña en un texto normal.

Par el resto de los navegadores (Firefox, Chrome o Safari), simplemente haz un click con el botón de la derecha del ratón y selecciona la opción de “Inspect Element” o Inspecciona el Elemento. De la misma forma que te indique anteriormente, cambia la palabra “password” por “text” para revelar la contraseña.

Nota: Este pequeño truco es la razón por la cual no debemos guardar nuestras contraseñas en computadoras que otras personas tengan acceso a ellas, porque si lo haces cualquiera podrá entrar en tu cuentas de email de esta forma.