Cómo afinar una guitarra


Para empezar a comprender qué es lo que hacemos al afinar nuestro instrumento, es crucial que comprendamos que el sistema de afinación se basa en una serie de premisas físicas del sonido (no entraremos en detalles demasiado técnicos), y que el sistema de música occidental precisamente parte del enfoque de su afinación.


Qué son las notas y qué es el sistema temperado



Hemos de comprender que lo que nosotros llamamos "notas" o "tonos" es un sistema de valoración matemática, pero realizado de un modo "arbitrario"; es decir, los nombres de las notas, se basan en premisas físicas (ahí entra la matemática), pero podrían llamarse de otra manera, o medirse de otra forma. Un A perfectamente podría tener un sonido que estuviera entre lo que hoy en día es un A y un B, o entre un A y un G. De hecho, lo que nosotros escuchamos como la nota A, no siempre ha sonado igual.
Los sonidos son ondas que vibran a una determinada frecuencia y que nuestro sistema auditivo codifica de una forma determinada. Independientemente de cómo lo llamemos, la frecuencia a la que vibre el A seguirá siendo captada por nuestro oído, así como otras frecuencias.
¿En qué se basa entonces un sistema de afinación? Se basa en la relación entre esas frecuencias, que no tiene por qué ser la que existe en nuestro sistema de afinaciones. Esa relación es lo que conocemos como intervalos, y ni siquiera tienen por qué basarse en semitonos (podrían basarse en cuartos u octavos de tono, como la música oriental, o en tonos puros, etc).
A lo largo de los años, se han probado muchísimas afinaciones que no incluían tonos o semitonos. Todas se basaban en una premisa. Utilizar la distancia que hay entre una nota (pongamos por ejemplo A-La) y esa misma nota, pero lo que llamamos una octava más aguda (octava de A), y dividir esa distancia en números iguales. Si dividíamos esa distancia entre 24, obteníamos 24 cuartos de tono. Dividiéndolo entre 6, obtendremos un sistema de afinación de 6 tonos, y dividiéndolo entre 12, obtenemos el llamado sistema temperado, que se basa en un concepto matemático de Pitágoras que busca la perfección matemática en la división de la octava. Esto es más complicado que lo dicho, porque el sistema temperado es realmente el único en el que la distancia entre sus partes (semitonos) es matemáticamente la misma. En los otros, existen por necesidad diferencias matemáticas (la quinta del lobo, las diferencias entre las llamadas comas musicales, y otras particularidades que derivan de la física y la matemática).

guitarra


Esto puede sonar a chino, pero básicamente, lo que se hace es buscar una división perfecta dentro de la octava que suene "agradable" a nuestros oídos, y con el sistema pitagórico se obtienen los llamados 12 semitonos que conforman la escala cromática (de A a A una octava más alta hay 12 semitonos). Se supone que este sistema y sus divisiones resultan más armónicas y su relación matemática es interpretada por el cerebro como algo agradable o bello, más que otros sistemas. Todo el sistema occidental se basa en este sistema temperado, que se fue desarrando con el tiempo y las incorporaciones tecnológicas para medir la afinación (antes una guitarra no estaba perfectamente temperada, y aún hoy existen diferencias entre los trastes, aunque sean mínimas e imperceptibles). Bach fue uno de los precursores en tratar de utilizar siempre la temperación, en la medida de sus posibilidades históricas.
Este sistema permite transponer a la perfección cualquier escala, mayor, menor, o cualquier tonalidad (transponer es cambiar de tono) manteniendo esa relación matemática perfecta entre sus notas. Es el único sistema que nos permite realizar esa operación. Esto no quiere decir que sea "superior" a un sistema diferente, menos perfecto matemáticamente. Simplemente quiere decir que es más armonioso a los oídos, puesto que nuestro sistema auditivo se basa en la descodificación matemática de relaciones de frecuencias (básicamente, nuestro cerebro relaciona intervalos, y prefiere que la relación sea perfecta)

Afinación central a lo largo de la historia



Ahora bien, ¿el sistema de afinación musical, ha sido siempre el mismo? No.
Hoy en día, si utilizamos un metrónomo, vemos que el A es definido como la nota que vibra a 440hz. Todos, o casi todos los grupos, afinan en base a ese tono central. La nota E vibraría a una determinada frecuencia en relación a la nota A, y cuando afinamos un G, estamos basándonos en esa frecuencia central y la relación que tiene con G. Digamos que la frecuencia otorgada a la nota A influye en todas las demás notas, que tienen relación entre si.
A día de hoy, salvo excepciones, como la banda Pantera y algunos discos diferentes, todo el mundo afina en 440hz. Si afinas en Eb,, igualmente cuando toques la nota A estaría en 440hz. Para afinar de otra forma tendrías que afinar por debajo o por encima del punto central de un afinador, o si este te lo permite, podrías cambiar la frecuencia de afinación (por ejemplo, en 430hz, o 450hz). Esto es lo que han hecho bandas como Pantera. El problema es obvio; todos los instrumentos, incluso los parches de la batería, han de afinar así, y no podrías tocar con otros músicos o bandas, sin cambiar la afinación, porque sonaráis desafinado. Para un guitarrista o un bajista es fácil, pero dile eso a un batería, o a un cantante, que puede tener serias dificultades a la hora de afinar en una frecuencia que su cerebro no está acostumbrado a escuchar.

facil


Hay que entender que no siempre se ha afinado así, teniendo como frecuencia central los 440Hz de la nota A. Para empezar, como ya he comentado, en la antiguedad era imposible hacer una temperación perfecta. Si un órgano tocaba en una tonalidad y luego en otra, existía una diferencia entre los semitonos. No era lo mismo tocar la segunda mayor de la escala de A mayor, que la segunda mayor de G en esa escala, la distancia entre unos tonos y otros sonaba diferente.
Pero, al margen de esas dificultades, basadas en la tecnología, la otra diferencia se ha basado en la frecuencia central.
No siempre se ha afinado teniendo el A a 440Hz. Históricamente la afinación ha variado, antes un tema tocado en cuaquier tono habría sonado levemente más agudo o más grave que ahora. Algunos ejemplos en la historia:
A a 446 Hz: Renacimiento.
415 Hz:Siglos XVII y XVIII en instrumentos de madera.
422,5 Hz: diapasón utilizado por Handel.
451 Hz: diapasón de La Scala de Milán.
430,54 Hz: afinación filosófica.
435 Hz: “tono internacional” en la conferencia de viena, en la década de 1880.
440 Hz: Conferencia Internacional (1939).
Hasta 1939 no se estableció internacionalmente esa frecuencia.
Como curiosidad, podéis probar a sentiros como guitarristas renacentistas afinando a 446 Hz, o buscar la afinación que usaba Bach para afinar la guitarra como él y tocar neoclásico. Lo mismo podéis hacer con bandas como Pantera. Por supuesto, el problema viene a la hora de hacer bases o backings y tocar sobre ellas...

La afinación en la guitarra: Estándares y variables más utilizadas



En la guitarra de 6 cuerdas, que es la principal, el estándar de afinación, llamado afinación en E, es el siguiente, entendiendo la 6ª cuerda como la más grave, y la primera como la más aguda (la más fina)
E - Sexta cuerda
A - Quinta cuerda
D - Cuarta cuerda
G - Tercera cuerda
B - Segunda cuerda
E - Primera cuerda.
Ahora bien, hay que entender el E de la sexta cuerda suena más grave (altura tonal más baja) que el E de la primera cuerda. Está a diferentes octavas.
Para entenderlo, si tenemos un piano, el E de la primera cuerda (E agudo) sería justo el que está por encima del C central del piano, y el E de la 6ª cuerda (E grave) estaría dos octavas por debajo de ese E

tu



En una guitarra de 7 cuerdas, el estándard es casi el mismo, con la diferencia de que la 7ª cuerda se afina como la segunda (un B), pero dos octavas por debajo del mismo. La relación sería la misma que hay entre el E agudo y el E grave de la primera y la sexta cuerdas (dos octavas de diferencia), y el resto de la guitarra permanece igual (B-E-A-D-G-B-E)
Después tenemos afinaciones iguales a la estandard, pero que consisten en rebajar un semitono o un tono la afinación en todas las cuerdas.
Así, una afinación en Eb sería aquella en la que bajamos un semitono a todas las cuerdas (Eb-Ab-Db-Gb-Bb-Eb) y podríamos hacer lo mismo bajando un tono y afinando en D (D-G-C-F-A-D), en Db, C...
Hay que tener cuidado con esto, porque afinar una guitarra estandard mucho más bajo de lo normal puede causar daños en el mástil. Hay que tener en cuenta que las maderas están hechas para soportar una tensión determinada, y si la cambiamos radicalmente, debemos aumentar el grosor de las cuerdas. Así, si normalmente usamos un juego de cuerdas 9-42, deberíamos pasarnos al 10-46 si afinamos en Eb, y al 10-48 u 11-48 como mínimo si vamos a afinar en D.
Es poco aconsejable bajar a Db o a C la afinación de una guitarra, porque deberíamos usar calibres de cuerdas altísimos y podríamos hacernos daño al tocar, además de dificultar bends, vibratos, etc. Si quieres afinar en Db, en C, o en B, puedes comprar una guitarra diseñada para afinaciones tan bajas. Estas son las llamadasguitarras barítonos y están diseñadas para tocar con afinaciones muy graves, especialmente útiles en metal, rock pesado, stoner... Su mástil está preparado para ese tipo de afinación.
La afinación en Eb si que es muy común en guitarras "normales". Bandas como Bon Jovi, Van Halen, Malmsteen, o los Guns 'n Roses han afinado en estudio o en directo en Eb.
También tenemos las llamadas afinaciones en Drop, tremendamente populares en los siglos XX y XXI.
La afinación en drop consiste en afinar la sexta cuerda un tono más bajo de lo normal.
Así, el Drop D tunning consiste en usar una afinación en E standard, y bajar la 6ª cuerda a D. Un C tuning se haría afinando la guitarra en D, y bajando la 6ª cuerda a C, etc.

afinar


También podemos "dropear" una guitarra de 7 cuerdas y afinar su séptima cuerda en A, manteniendo el resto de las cuerdas normales.
Las afinaciones en Drop se usan muchísimo en metal y rock (Tool, Symphony X, Disturbed, Korn...), ya que nos da tonos más bajos, y nos permite tocar con más facilidad otro tipo de intervalos. Además, tocar quintas en la cuerda dropeada resulta más fácil, porque la posición de la digitación cambia y pasa a tocarse como si fueran cuartas, es decir, en cuerdas paralelas. También hace que huyamos de clichés musicales. Al distribuírse los intervalos de otra forma, no tocaremos con los patrones más standard, y nuestro sonido será diferente.
Esta afinación ha sido también muy utilizada en Slide guitar y blues. No es una afinación radical, por lo que podemos puntear y solear como siempre, pero la sexta y la quinta cuerda nos permiten hacer las quintas y las lineas de bajo con mucha facilidad. Esto es una ventaja a la hora de tocar con slide, sin trastocar toda la afinación de la guitarra, lo que puede hacer que nos parezca "extraño" tocar nuestro propio instrumento.
Uso de cejilla:
La cejilla nos permite subir la afinación hasta el traste en que coloquemos la cejilla.

Cómo afinar una guitarra


Así, si afinas en E standard, y pones una cejilla en el traste 3, has subido tres semitonos la afinación. Es decir, que estás afinando en G (E + tono y medio = G).
Si afinas en D drop y pones una cejilla en el traste 2, has afinado en E drop (D + 1 tono = E).
Temas míticos como Hotel California, de los Eagles, o temas modernos como Ironic, de Alanis Morisette, están hechos con cejilla. También es muy útil cuando se toca en una afinación que no tiene cuerdas al aire (Gb, F...) ya que te permite tocar con acordes al aire teniendo la cejilla puesta. Realmente lo que hacemos es olvidarnos de los trastes que están por detrás de la cejilla. Es como si no existieran, mientras que el traste en el que colocamos la cejilla pasa a ser el traste "al aire" o traste 0 de la guitarra.
Por último, nos encontramos con las llamadas afinaciones abiertas u Open tuning
Estas afinaciones son las más típicas de blues clásico (Robert Johnson) o de blues moderno con slide (temas como Bad to the bone, o guitarristas como Dereck Trucks).
Las afinaciones abiertas consisten en afinar todas las cuerdas al aire como si fueran un mismo acorde. Curioso, ¿verdad? Suelen afinarse como acordes mayores, ya que en el blues con slide es típico utilizar tonalidades mayores, lo que nos permite ir desplazando el slide según cambian los acordes, sabiendo que cualquier nota que toquemos en esos trastes sonará bien.
Si en un momento dado suena el acorde de G, y yo tengo afinada la guitarra en G abierto, todas las notas al aire, o en el traste 12, sonarán perfectamente, y podré deslizarme con el el slide a medida que cambian los acordes siempre que estos sean mayores (si no lo son, basta con no tocar la tercera que suena).
Existen varias afinaciones abiertas, pero las más comunes son:
Open G Tuning o G abierto. Consiste en poner todas las cuerdas al aire con notas del acorde de G Mayor (G-B-D)

guitarra


Sexta cuerda - D
Quinta cuerda - G
Cuarta cuerda - D (como en afinación standard en E)
Tercera cuerda - G (afinación standard)
Segunda cuerda - B (afinación standard)
Primera cuerda - D
Muchos temas históricos de slide, por no decir la mayoría, se tocan con este sistema. Puedes cambiar la tonalidad poniendo una cejilla.
Existen diversas afinaciones abiertas, como Open D, Open C, Low C... O incluso afinaciones menos utilizadas como Open E, pero el principio básico es el mismo.

facil


Cómo afinar una guitarra y problemas de afinación más comunes



Llegamos al último punto, quizás el más importante.
Existen diferentes formas de afinar una guitarra ahora que ya sabes qué nota debe tener cada cuerda, y qué afinación quieres utilizar. Lo primero es tener en cuenta que la guitarra ha de estar bien ajustada, ya que si no, las cuerdas podrán tener una mala octavación o quintaje. Esto ocasiona que, cuando tú afinas la guitarra, una nota en una cuerda no está afinada igual que la misma nota en la misma cuerda o en una cuerda diferente. Si el E al aire en la 6ª y el E en el traste 12 en la 6ª no es la misma nota, tu guitarra no está bien octavada y has de ajustarla (o cambiarle las cuerdas, si son viejas).
También puede suceder que la afinación cambie poco a poco, a medida que avances en los trastes de una cuerda, o que una zona determinada del mástil esté completamente desafinada, lo cual ya indica un problema. Así, podría suceder que tu guitarra esté perfectamente afinada, y una zona del mástil, en cambio, no esté perfectamente afinada (por ejemplo, una guitarra que desafina en dos cuerdas entre los trastes 12 y 15, aunque no desafine mucho). Eso puede ocurrir con una mala curvatura del mástil, con un quintaje erróneo, o peor aún, con un mástil defectuoso, pero no te asustes, esto último es lo menos común.
Si tu guitarra tiene problemas de octavación o quintaje, asegúrate de buscar un buen luthier o aprende tú mismo a ajustarla (esto requiere tiempo y paciencia). De nada servirá tocar muy bien si no eres capaz de mantener la afinación.
Otra cosa, muy importante. Si usas un puente flotante o semiflotante, afina las cuerdas por pares. No afines desde la 6ª a la primera. Afina en este orden:
6ª cuerda
1ª cuerda
5ª cuerda
2ª cuerda
4ª cuerda
3ª cuerda

Cada vez que afines una cuerda, recuerda volver a afinar todas las demás. Y nunca quites todas las cuerdas. Cámbialas una por una. Primero quitas la 6ª, le pones el recambio, y afinas toda la guitarra, y así con cada cuerda. Esto evitará que el mástil se quede sin tensión "de golpe" y sufra cambios en la madera. Es algo poco conveniente. Esto es válido para cualquier modelo de guitarra, no solo en floyd-rose, donde también es necesario afinar por pares.
En el caso de un floyd-rose, cuando termines de afinar la afinación se perderá poco a poco. Conviene tirar de la palanca de trémolo repetidas veces. Si la guitarra se ha desafinado, vuelves a afinar, y así todas las veces que necesites hasta que la afinación se estabilice. De no hacerlo, puedes encontrarte conque al día siguiente, o en un par de horas, tu guitarra ha perdido afinación.
Acuérdate también de cambiar de calibre de cuerdas y ajustar el puente si cambias de afinación, es importante.


Formas de afinar una guitarra



La primera, la más obvia, es con un afinador



Un afinador es un aparato que te dice qué nota está dando cada cuerda. Los afinadores modernos te permiten cambiar la frecuencia en Hz. Si quieres afinar como todo el mundo, lo lógico es que esa frecuencia esté siempre en 440 Hz. Si no, sonarás fuera de afinación.
Los afinadores de hoy en día también te dicen a qué cuerda corresponde la nota que estás tocando (si tocas la 5ª cuerda y en lugar de A5 te dice que estás tocando G3, estás afinando esa cuerda demasiado aguda y puedes romperla) y suelen permitir afinar con b o #, es decir, un semitono por debajo o por encima. Algunos, incluso traen afinaciones múltiples.

tu


El principio, una vez sabiendo qué afinación quieres usar, es que afines cada cuerda individualmente. Si usas una afinación en Drop, afinas la 6ª un tono más bajo de lo normal. Si tu afinador no te permite bajar dos semitonos, puedes afinar con el armónico del traste 12 en D, que es como afinar el D de la cuarta cuerda. Esto es válido con todas las afinaciones más bajas que lo que permita tu afinador, incluso con una guitarra de 7 cuerdas si tu afinador no "da para tanto grave". Afinas en el traste 12 y así simulas estar afinando en cuerdas más agudas.
Existen afinadores por linea y con micrófono (para guitarras eléctricas y acústicas o de caja) y afinadores por vibración que se suelen colocar en la pala. Al final, el principio es el mismo. También existe una herramienta llamada diapasón, que realmente es un afinador por vibración, y vibra cuando tu cuerda está afinada correctamente, pero hoy en día es una herramienta obsoleta para un guitarrista.


Afinadores online o afinar con otro instrumento



La otra variante es utilizar un afinador online. Estos reproducen la nota que debería sonar en tu guitarra y tú tienes que afinar tu guitarra para que esa nota suene igual que en el afinador online. Evidentemente, esto requiere más oído. Tienes que escuchar la nota que suena y afinar de oído hasta que suene exáctamente igual. Como alternativa, están los afinadores "por pito", que silban dándonos la nota adecuada, pero también están obsoletos.

afinar


Es lo mismo que si te da la nota un pianista, otro guitarrista... Tú escuchas la nota (en la octava adecuada, como vimos en el dibujo del piano y la afinación en guitarra) y tratas de calibrar la afinación a oído. No requiere un oído especial, ni un entrenamiento exagerado. La afinación nunca será tan precisa como la de una máquina, pero es perfectamente válida si consigues hacerlo.
De hecho, es un buen método de entrenamiento auditivo que animo a probar a todos.


Afinar desde el 5º traste



Método típico en todos los libros clásicos de "aprende a tocar guitarra". Este método implica que tu 6ª cuerda debe estar perfectamente afinada, porque todas las demás se afinan en base a esa cuerda. Si no está afinada, las cuerdas de tu guitarra estarán afinadas, pero no estarás afinado respecto al resto de la humanidad.
Si afinamos en standard, la 6ª cuerda es E. Su 5º traste es A, que es también la nota en la que debemos afinar la 5ª cuerda.
Si tocas el quinto traste de la 6ª cuerda (nota A) y la 5ª cuerda al aire, ambas deben sonar igual. Lo bueno de este truco es que no solo suenan igual, sino que cuando ambas notas están afinadas entre si vibran. Así, no se necesita un oído prodigioso para afinar.
Lo mismo sucede con las demás cuerdas. Cuando ya tengas afinada la 5ª cuerda, prueba a tocar el quinto traste y toca la 4ª cuerda al aire. Afínala hasta que ambas vibren.
La única ocasión en que has de cambiar, es en la 2ª cuerda. Cuando quieras afinar la 2ª cuerda (B), no debes tocar el quinto traste de la 3ª cuerda, sino el cuarto traste. Es decir, presionas el 4º traste de la cuerda de G y la segunda cuerda tiene que sonar igual y vibrar con esa cuerda.
Si quieres otras afinaciones que no sean E standard, o un standard bajado de tono (afinaciones como Open, drop...) tienes que tener en cuenta que los trastes no estarán colocados igual, por lo que el método, tal y como lo he explicado, no es válido.
Afinar por armónicos
Este es el último método convencional para afinar, evidentemente, al igual que ocurre con el método del 5º traste, no es válido para todas las afinaciones. También tienes que tener bien afinada la 6ª cuerda.
Toca el armónico del traste 5 de la cuerda sexta y el armónico del traste 7 en la cuerda quinta. Ambos deben sonar igual.
Toca el armónico del traste 5 de la 5ª cuerda y el armónico del traste 7 en la cuerda cuarta. También han de sonar igual, etc. Lo mismo para afinar todas las cuerdas, salvo una excepción.
De nuevo el cambio viene con la segunda cuerda (cuerda de B). Tienes que tocar el armónico del traste 7 de la 6ª cuerda, y tiene que sonar igual que el B al aire. con este método resulta muy fácil afinar.