El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Ingeniosos (y antiguos) trucos.

Desde que los primeros hombres tomaron un palo entre sus manos para tirar y abrir los frutos de los árboles, no hemos dejado de usar nuestro ingenio para hacer nuestras vidas más cómodas y fáciles, ya sea a escala industrial o en nuestro propio hogar, con pequeños pero eficaces trucos: abrir botes sin hacer fuerza, hacer que las mesas dejen de cojear, buscar algo que utilizamos a menudo en un cajón abarrotado…

La revista Popular Mechanics ha recopilado los trucos más prácticos y útiles que ha publicado en sus 110 años de recorrido (algunos de ellos bastante vintage), para que la generación de hoy también se enriquezca con la sabiduría e ingenio de ayer. He aquí una selección de los más ingeniosos para los manitas de cada hogar.


Gafas flotantes

Ingeniosos (y antiguos) trucos.

Si vas a pescar con tus amigos o simplemente darte un relajante paseo en barca (o cualquier elemento flotante) y no quieres que en un descuido tus chulísimas gafas de sol acaben en el fondo del lago o del mar, pégales con cinta adhesiva unos trozos de espuma de poliestireno. Así, si se caen al agua, flotarán. Aunque también puedes atártelas con un cordón, que es más estético y te evitará saltar al agua a por ellas.


No más cajones suicidas

Trucos

Si tienes una de esas antiguas cómodas con cajones sin sistema de tope y siempre que intentas abrirlos mucho para buscar algo acabas con el cajón en el suelo, ve a por un rotulador indeleble y toma nota: con cuidado, abre el cajón al máximo y de la manera más segura. Pinta dos líneas rojas en cada vía del cajón para indicar hasta dónde ha quedado abierto y, a continuación, dibuja otra línea a cada lado unos cinco centímetros más afuera. Estas líneas te indicarán hasta dónde puedes abrir el cajón de sin que se te caiga.


Cadenas silenciosas

ayuda

Si utilizas cualquier tipo de cadena pesada para cerrar puertas o verjas o encadenar maquinaria y no quieres que saquen ruido cada vez que las mueves, entretéjela en todo su largo con una tira de cuerda y evitarás que los eslabones choquen entre sí y armen escándalo.


Mete la llave en la oscuridad a la primera

Interesante

Cuando llegamos a casa en la oscuridad de la noche y no podemos –o debemos- encender ninguna luz, resulta complejo acertar a meter la llave en la cerradura a la primera. Más aún si llegamos bebidos. Lo mejor para no perder el tiempo será colocar una guía para la llave. Con una tira metálica, bordea la bocallave dejando la parte inferior libre y que cada extremo de la tira vaya hasta el borde de la cerradura.


Encuentra la llave correcta sin necesidad de mirar

curiosidad

Para sacar del bolso o del bolsillo la llave correcta con solo tocarla, hazle una pequeña muesca en la cabeza o pégale algún material de tacto llamativo y la pescarás al instante. Este truco no ayuda mucho si tienes más llaves que San Pedro, pero sí si llevas unas pocas.



Delegar tareas en la patata

antiguo

Hoy apenas se envían cartas por correo ordinario, pero hubo un tiempo en el que un empleado de oficina podía pasarse media mañana metiendo cartas en sobres y pegando sellos. A los que les desagradaba el sabor que dejan los sellos en la lengua, siempre podían sustituir sus lenguas por una patata cortada por la mitad.


Amplificadores de cristal

antaño

Si quieres que los sonidos y la música de tu radio o tu teléfono móvil suenen mejor y más claro, colócalos con el altavoz sobre la boca de un tarro de cristal.


Tapas de basura rebeldes

Ingeniosos (y antiguos) trucos.

Los cubos de basura de estilo clásico están muy bien, son bonitos y tienen estilo, pero en cuanto a lo práctico se refiere, dejan mucho que desear. Necesitamos siempre una mano libre para tener la tapa sujeta mientras vertemos la basura en el cubo. Pero, ¿y si necesitamos las dos manos? Pues nada, le colocas un pomo de puerta bajo el agarradero y utilízalo para enganchar la tapa al borde del cubo.


El cartón de leche que salvó vuestra barbacoa

Trucos

¿Te has reunido con tus amigos para hacer una barbacoa, pero no hay manera de que el carbón prenda? Utiliza un cartón de leche cortado por la mitad y deposita un puñado de carbón en él y todo prenderá al instante.


Serrar sin astillar los bordes

ayuda

Si quieres serrar un trozo de madera contrachapada y no quieres que los bordes queden astillados y feos, coloca una tira de cinta adhesiva sobre la parte de atrás de la línea que vas a cortar y harás que la mayoría del material se quede en su sitio. No será un corte perfecto, pero quedará bastante mejor que sin usar la cinta adhesiva.

9 comentarios - Ingeniosos (y antiguos) trucos.

@_andres__ +4
A un Gato Mago Le Gusta tu Post
Interesante
@fidiaz
je je je , me gusto el del amplificador de sonido para el movil, gracias
@arcangel121
la ultima idea me paresio muy buena para tratar de usar cuando corto azulejos con la amoladora te dejo 10 porque vale la pena intentar y porque es la cuenta de mi hermano y me da por las bolas lo que hago con sus puntos