4 Pasos para que Windows sea Más Rápido

4 Pasos para Acelerar Windows

Windows es el sistema operativo más utilizados en el mundo entero. Sus amplias posibilidades nos acercan al mundo en una experiencia de usuario ágil y entretenida. Pero eso también hace que cometamos ciertos abusos, haciendo que la PC se vuelva lenta.

Pero la solución para acelerar Windows está en tus manos. Aquí te contamos 4 pasos simples que puedes dar para mejorar el funcionamiento de tu sistema operativo, aunque no tengas experiencia alguna en estos asuntos.

1. Organiza archivos para acelerar Windows

Aunque tu ordenador tenga cientos de gigabytes disponibles para almacenamiento, no acumules programas ni archivos que realmente no necesites. Para conservar fotografías, música y demás, puedes aprovechar el almacenamiento en la nube, o simplemente quemar CDs para conservarlos fuera del ordenador (de paso: esto te ayudara a conservarlos ante eventuales problemas en el ordenador).

El primer paso para acelerar Windows es eliminar la basura: borra o guarda en otros dispositivos los archivos que no necesites a diario, y elimina los programas que ya no utilices.

Una manera muy fácil de hacerlo es mediante el Panel de Control del equipo, con la opción de Agregar o Quitar Programas, o desde la Configuración de Sistema. Observa la lista y los detalles de cada uno, y marca para desinstalar y deshabilitar los que no requieras (no borres nada que no conozcas, pues podrías quedarte sin funciones importantes).


2. Libera espacio y optimiza Windows

El segundo paso para que Windows funcione más rápido es ir a Mi PC o Equipo, hacer clic derecho sobre la unidad de disco principal (por defecto: C) y presionar sobre el botón de Liberar espacio en disco. Esto eliminará archivos huérfanos, rotos e inútiles. Ya terminado este proceso, ve a la pestaña contigua, la de Herramientas, y presiona sobre el botón de Comprobar errores del disco. El proceso te dirá si puede hacerlo ahora, o si necesitas reiniciar el ordenador.

3. Organizando el disco para acelerar Windows

Ya terminado el procedimiento para liberar espacio, el siguiente paso es presionar sobre el botón de Desfragmentar ahora (lo encuentras haciendo botón derecho sobre la unidad). Este proceso es lento, pero muy efectivo. Cuando se abra la ventana, presiona sobre Desfragmentar y deja que el equipo se acomode y recupere a sí mismo, automáticamente.

Lo siguiente es deshabilitar la indexación de archivos en discos. Abre nuevamente Equipo o Mi PC y, en la pestaña General, desactiva la casilla de "Permitir que los archivos de esta unidad tengan el contenido indexado...". Presiona Aceptar para fijar.

4. Adiós a los efectos visuales

Por último, desactiva los efectos visuales para acelerar Windows, ya que son llamativos pero hacen más lento tu sistema operativo. Para ello, ve a las Propiedades de Sistema (o Sistema, en el Panel de Control), a la pestaña de Opciones Avanzadas, y de allí a Rendimiento. Presiona sobre Configuración y marca sólo los efectos que quieras conservar de la lista. Presiona en Aceptar para fijar.

Reinicia el equipo y verás que, al volver a comenzar, Windows estará más rápido, ágil y liviano. Repite estos procedimientos cuando notes cambios en el rendimiento de tu sistema, y mantén tu equipo siempre limpio y cuidado.