Abrir un archivo ISO con WINRAR:

Tanto para crear un archivo ISO, como para abrir un archivo ISO, es necesario tener una aplicación compatible con este formato de archivos.

Existen múltiples aplicaciones en el mercado destinadas a gestionar archivos ISO como Alcohol 120%, Ultra ISO, etc. aunque si no quieres tener que emplear una aplicación para cada tipo de compresión o codificación, te recomiendo que uses Winrar, ya que soporta múltiples formatos y se maneja con total facilidad.


Lo primero que debemos hacer si no tienes instalado Winrar en tu equipo.


Una vez que lo has instalado, el método para abrir este tipo de archivos es muy fácil:


Marca el archivo ISO y pulsa el botón derecho.


Elige Winrar como programa para abrir el archivo ISO.

Aparecerá la ventana de la aplicación Winrar, mostrando los archivos contenidos por el fichero ISO.




Selecciona todos los archivos con el ratón o pulsando las teclas Ctrol + A.




Ahora, debes de escribir la ruta sobre la que Winrar deberá de copiar los archivos contenidos por el archivo de imagen ISO y pulsar en ACEPTAR.

En este paso, Winrar comenzará a abrir el archivo ISO y a extraer todos los archivos contenidos en la carpeta que hayamos seleccionado.


(Una cosa que os quiero decir, es que el formato ISO sólo se usa para transportar archivos, por lo que si la imagen de archivo ISO con la que estéis trabajando, requiere de un CD de ejecución, tendréis que pasar los archivos extraídos y guardados en la carpeta destino, a un CD o DVD.

También, podéis crear una unidad virtual para hacer creer a Windows, que se está instalando desde una unidad externa física)