Bueno amigos Taringueros esta vez les traigo unas historias de reflexion lean y entiendan el mensaje y recuerden que esto nos puede ayudar mucho en nuestras vida si entendemos el mensaje les recomiendo la historia del niño mendigo y su mundo virtual !!



Cuanto vale una hora de tu tiempo?


¿Papi cuánto ganas por hora ?
Con voz tímida y ojos de admiración un pequeño recibía a su padre al término de una jornada de trabajo.
Su padre dirigió una gesto al niño y repuso.
___Mira hijo, esos informes ni tu madre los conoce. No me molestes que estoy cansado.
___Pero papi, Insistió___Dime por favor... Cuánto ganas por hora ?
La reacción del padre fue menos severa.___Pero solo contestó___$10 pesos la hora
---¡Papi!...Me prestas $ 5 pesos ?. Preguntó el pequeño.
El padre montó en cólera y tratando con brusquedad al pequeño le dijo.___ Así que esta es la razón de saber cuanto me gano ?__Vete a dormir y no molestes muchacho aprovechado.
Había caído la noche. El padre, Había meditado lo sucedido y se sentía culpable. Talvés su hijo quería comprar algo. En fin, queriendo descargar su cargo de conciencia, se asomó al cuarto de sus hijo.
__¿Duermes hijo ?___preguntó el padre.___dime papi___contestó entre sus sueños.
___Aquí tienes el dinero que me pediste, respondió el padre.___Gracias papi, contestó el pequeño, y metiendo la manito debajo de la almohada, sacó otros billetes.
___Ahora ya completé.___Tengo $ 10 pesos.
Me podrías vender una hora de tu tiempo papito?...Preguntó el niño....
Imagina como se sintió el padre



Historias de Reflexion




Buena suerte mala suerte?



"Una historia china habla de un anciano labrador que tenía un viejo caballo para cultivar sus campos. Un día el caballo escapó a las montañas. Cuando los vecinos del anciano labrador se acercaron para condolerse con él y lamentar su desgracia, el labrador les replicó: ¿Mala suerte?..¿Buena suerte?...¡Quién sabe!.
Una semana después, el caballo volvió de las montañas trayendo consigo una manada de caballos salvajes. Entonces los vecinos felicitaron al labrador por su buena suerte. Éste les respondió: ¿buena suerte?...¿Mala suerte?..¡Quién sabe!.
Cuando el hijo del labrador intentó domar uno de aquellos caballos salvajes, cayó y se rompió una pierna. Todo el mundo consideró esto como una desgacia, no así el labrador, quien se limitó a decir: ¿Mala suerte?...¿buena suerte?...¡Quién sabe!.
Una semana más tarde el ejército entró en el poblado y fueron reclutados todos los jóvenes que se encontraban en buenas condiciones. Cuando vieron el hijo del labrador con la pierna rota, lo dejaron tranquilo. ¡había sido buena suerte...Mala suerte?...¡Quién sabe!.
Reflexión.
"Todo lo que a primera vista parece un contratiempo, puede ser un disfraz del bien. Y lo que parece bueno a primera vista, puede ser realmente dañoso. Así pues, será postura sabia que dejemos a Dios lo que es buena suerte y mala, y le agradezcamos que todas las cosas se conviertan en bien para los que aman".



historias



El banquero y el pescador



Un banquero americano estaba en el muelle de un pueblito caribeño, cuando llegó: un botecito con un solo pescador.
Dentro del bote había varios atunes amarillos de buen tamaño.
El americano elogió al pescador por la calidad del pescado y le preguntó cuánto tiempo le había tomado pescarlos.
El pescador respondió que sólo un rato.
El americano le preguntó que por qué no permanecía más tiempo y sacaba más pescado...??
El pescador dijo que él tenía lo suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia.
El americano le preguntó qué hacía con el resto de su tiempo...??
El pescador dijo:
___duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, hago siesta con mi señora, caigo todas las noches al pueblo donde tomo vino y toco guitarra con mis amigos. Tengo una vida agradable y ocupada.
El americano replicó:
___soy de Harvard y podría ayudarte. Deberías gastar más tiempo en la pesca y, con los ingresos, comprar un bote más grande y, con los ingresos del bote más grande, podrías comprar varios botes; eventualmente tendrías una flota de botes pequeros.
En vez de vender el pescado a un intermediario lo podrías hacer directamente a un procesador y, eventualmente, abrir tu propia procesadora.
Deberías controlar la producción, el procesamiento y la distribución.
Deberías salir de este pueblo e irte a la Capital, donde manejarías tu empresa en expansión".
El pescador le preguntó:
___Pero cuánto tiempo tardaría todo eso...??.
A lo cual respondió el americano:
___Entre 15 y 20 años.
___Y luego qué??..., preguntó el pescador.
El americano se rió y dijo que esa era la mejor parte.
___Cuando llegue la hora deberías vender las acciones de tu empresa al público. Te volverás rico... tendrás millones!!!!!".
___Millones ... y luego qué??.
___Luego te puedes retirar. Te mudas a un pueblito en la costa donde puedes dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con tus hijos, hacer siesta con tu mujer, caer todas las noches al pueblo donde tomas vino y tocar guitarra con tus amigos.
El pescador respondió:
___Y acaso eso no es lo que ya tengo...?



mensajes



El niño mendigo y su mundo virtual


Que es virtual?
Cierto día entré apurado y con mucho apetito a un restaurante.
Escogí una mesa bien alejada del movimiento, porque quería aprovechar los pocos minutos que tenía ese día, utilizarlos para comer y concretar algunas ideas de programación, de un sistema que estaba desarrollando, además tenía ganas de planear mis vacaciones, que desde hace mucho tiempo no sé lo que son.
Pedí un filet de salmón con alcaparras en manteca, ensalada con jugo de naranja, pues al final de cuenta hambre es hambre y régimen es régimen, no?
Abrí mi notebook y al mismo instánte me llevé un susto con aquella voz bajita detrás de mí:

___Tìo, me da algún dinero?... solo una monedita para compar un pan.
___No tengo, pequeño.... está bien, yo te compro uno.

Para variar, mi casilla de correos estaba llena de e-mails. Quedé distraído leyendo poesias, lindos mensajes, riendo de esas locas bromas. Ahhh! Esa música me llevaba a Londres, recordando un hermoso tiempo pasado.

___Tio, pida que le pongan al pan manteca y queso también!

Ahí me doy cuenta que el pequeño estaba a mi lado.
___OK, pero después me dejas trabajar, estoy muy ocupado, de acuerdo?

Llegó mi comida y con ella la realidad. Hago el pedido del pequeño, y el mozo me pregunta si quiero que el niño sea retirado. Mi cargo de conciencia me impide tomar una decisión, y digo:
___“No, está todo bien”.
Déjelo que se quede. Traiga el pan y una comida decente para él.

Entonces el niño se sentó frente a mí y preguntó:
___Tìo, que está haciendo?
___Estoy leyendo e-mails.
___Y que son e-mails?
___Son mensajes electrónicos enviados por personas vía Internet.

Sabía que el no iría a entender nada, y para evitar mayores cuestionamientos dije:

___Es como si fuese una carta, solo que se envía por Internet.
___Tìo, usted tiene Internet?
___Si tengo, es escencial en el mundo actual.
___ Y que es Internet, tìo?
___Es un lugar en la computadora donde podemos ver y oir muchas cosas, notícias, música, conocer personas, leer, escribir, soñar, trabajar, aprender. Tiene todo pero en un mundo virtual.

___Y qué es lo virtual, tìo?
Decido dar una explicación simplificada, con la certeza de que él poco va a entender, y me va a librar para comer mi almuerzo, sin culpa.

___Virtual es un lugar que imaginamos, algo que no podemos tocar, alcanzar. Un lugar en el que creamos un montón de cosas que nos gustaría hacer. Creamos nuestras fantasías, transformamos el mundo en casi como quisiéramos que fuese.

___ ¿Que bueno, me gustó!

___Pequeño, usted entendió lo que es virtual?
___Si tío, yo también vivo en este mundo virtual.
___Y tú tienes computadora?
___No, pero mi mundo también es de ese estilo,... Virtual.
Mi madre pasa todo el día fuera, llega muy tarde y casi que no la veo.
Yo paso cuidando a mi hermano pequeño que vive llorando de hambre, y le doy agua para que el piense que es sopa.
Mi hermana mayor sale todo el día, dice que va a vender su cuerpo, mas yo no entiendo, pues ella vuelve siempre con su cuerpo.
Y yo siempre imagino a toda la familia junta en casa, mucha comida, muchos juguetes en Navidad, y yo yendo a la escuela para ser un gran médico algún día.
Mi padre está en la cárcel hace mucho tiempo.
___Esto no es virtual, tio?

Cerré mi notebook, no antes de que mis lágrimas cayeran sobre el teclado.

Esperé a que el niño terminase literalmente de “devorar” su plato, pagué la cuenta y di el cambio al pequeño, que me retribuyó con una de las màs bellas y sinceras sonrisas que jamás había recibido en mi vida, y además con un “Gracias tìo, usted es un maestro!”.

Ahí, en ese instánte, tuve la mayor prueba de virtualismo insensato en que vivimos todos los días, en cuanto a la cruel realidad rodeada de verdad, y hacemos de cuenta que no la percibimos!



ayuda