Resulta que la nevera me parecía que no enfriaba bien (la parte del refrigerador) y llamé a un técnico. La revisó un poco y me dijo que tenía un "corto" y que me costaba el equivalente a 250 dólares. Dado que si no arreglaba se me iban a perder todos los alimentos le dije que sí y al dia siguiente volvió con dos piezas (un timer y un ventilador) las cuales cambió en unos 30 minutos.

Despues averigué que lo que cambió no costaba más de 50 dólares??????...así que me decidí averiguar en internet y todo lo conseguí en inglés. Hice una compilación y traducción de todo y aquí les presento una guía que creo es la única tan completa en toda la red en español, un poco larga pero vale la pena por lo menos imprimirla y guardarla por lo que se pueden ahorrar en un futuro
.


¿COMO FUNCIONA LA NEVERA?
La nevera tiene un compresor y un sistema cerrado de tubos por donde circula Freón (es el gas refrigerante). El compresor comprime el gas y lo bombea para llevarlo a través de los tubos condensadores que están en una especie de rejilla y a una válvula de expansión hacia los tubos evaporadores. Al pasar por la válvula de expansión el gas se expande, su presión baja y esto hace que se enfríe (propiedad de los gases). El gas ya muy frío va a los tubos evaporadores donde intercambiará calor con la nevera por medio de un ventilador que hace que el aire circule a través de estos tubos y vaya frío al congelador, y es lo que hace el frío de la nevera.
El aire enfriado pasa del congelador al refrigerador a través de aberturas graduables. Un control termostático ajustable en el refrigerador controla la temperatura al activar o desactivar el compresor si esta sube o baja dentro del parámetro prefijado en el control de temperatura.
Las temperaturas normales son entre 0 y 10ºF en el congelador y entre 36 y 38ºF en el refrigerador.

EL SISTEMA DE DESCONGELAMIENTO AUTOMÁTICO
Está formado por 3 elementos: “Defrost timer”, “Thermostat”, “Heaters”. El Defrost timer es el corazón del sistema de descongelamiento. Mediante una leva accionada por un motorcito eléctrico abre y cierra contactos eléctricos que dan o quitan corriente a los Heaters y al compresor/ventiladores, cuando uno recibe corriente otro no la tiene y viceversa.
En muy raros casos se produce una falla en el Timer que hace que las resistencias y el compresor/ventiladores reciban corriente al mismo tiempo produciendo un ciclo de calentamiento/congelación en el congelador que trae como consecuencia que la comida se vea como “quemada” ya que el suiche termostático sigue enviando y cortando corriente a las resistencias de forma continua al “sentir” bajar y subir la temperatura en los tubos enfriadores, los cuales no tendrán chance de formar escarcha.
Una falla en cualquiera de los 3 elementos que componen el sistema hará primero que la parte del refrigerador no enfríe, pero la parte del congelador siga enfriando (por lo menos un buen tiempo más) como si todo estuviera normal. El síntoma más común será la presencia de gran cantidad de escarcha de forma uniforme en todos los tubos evaporadores y en las paredes de la parte interna del congelador. Si la escarcha en los tubos congeladores es parcial o se forman pelotas de hielo en sitios aislados es un síntoma de una falla en el sistema de tubos de gas por una falta o escape del mismo, por lo que hay que llamar a un técnico.

Esto es lo que sucede cuando falla:
- Los tubos de evaporación son la fuente de la temperatura muy baja y por lo tanto empieza a formarse hielo en su exterior.
- Algo de hielo en estos tubos es normal pero llega un momento con tanto hielo a su alrededor que el aire frío que hace circular el ventilador del congelador hacia el refrigerador se bloquea por tanto hielo y no le llega ese aire frío al refrigerador haciendo que éste deje de enfriar.
- El termostato del control de temperatura del refrigerador no detecta que ya se ha llegado a la temperatura seleccionada en el control, y no le manda la señal al compresor de que pare por que ya se ha llegado a la temperatura seleccionada por lo que el compresor continua trabajando sin parar tratando de llegar a esa temperatura en el refrigerador.
- Llega un momento que el gran exceso de hielo acumulado hace que en el congelador también empiece a subir la temperatura por la falta de circulación de aire muy frío, por lo que inclusive puede dejar de funcionar el fabricador de hielo.
- Al trabajar el compresor continuamente sin el descanso periódico que le da el sistema de descongelamiento aproximadamente cada 6 a 8 horas, puede empezar a recalentarse y hasta pararse por recalentamiento (se oirá un sonido “clik-clik-clik”

Cuando el sistema funciona bien, cada 6 a 8 horas el reloj de control del sistema de descongelamiento (“defrost timer”) le manda una señal al compresor de que es momento de empezar a descongelar cortándole la corriente y éste se detiene. También le corta la corriente a los dos ventiladores que tienen las neveras: el de los tubos de evaporación y el del compresor y tubos de condensación. Pero a su vez le manda una señal permitiendo corriente a las resistencias calentadoras (“heaters”) que están detrás o muy cerca de los tubos evaporadores para que empiecen a calentarse y derritan el hielo formado a su alrededor. Este proceso dura unos 30 minutos pero los tubos evaporadores tienen pegado un suiche bi-metálico activado por temperatura (“thermostat”) que hace que cuando la temperatura ya subió lo suficiente para derretir todo el hielo le quita la corriente a las resistencias evitando que se calienten en exceso y activa nuevamente el compresor y los ventiladores pudiendo reducir el proceso de descongelamiento automático a sólo unos 10 minutos si así lo amerita. Una vez que el hielo ya fue derretido y con el compresor y ventiladores nuevamente funcionado el aire empieza a circular sin obstrucciones a través de los tubos enfriadores llegando muy frio al refrigerador enfriando así toda esta parte de la nevera.

A medida que el aire dentro del refrigerador se enfría su humedad se condensa y la existente en el congelador se congela por lo que unas resistencias controladas por un timer y un suiche termostático bimetálico se calientan y derriten el hielo formados en el serpentín que forman los tubos evaporadores. El agua producto de este hielo al derretirse drena por un tubo hacia una bandeja ubicada debajo de la nevera y ahí tiende a evaporarse poco a poco. El sistema de descongelamiento automático trabaja unas 4 veces por día y si falla el exceso de hielo hará que el congelador esté frío pero bloqueará el flujo de aire frío que va hacia el refrigerador por lo que no habrá suficiente baja temperatura en éste.
Se puede adelantar manualmente el timer hasta que suene “click” y ver si empieza a descongelar (el ventilador del congelador dejará de girar y se notará agua bajando desde la parte de atrás del congelador hacia el agujero de drenaje). Si baja agua significa que las resistencias si se calentaron para derretir el hielo, entonces hay que observar si el timer gira: Si no gira está malo; Si gira entonces es probable que el suiche bimetálico esté malo.
NOTA: Si se apaga manualmente el compresor debe esperarse unos 10 minutos antes de volverlo a arrancar para que la presión del gas dentro del compresor se estabilice permitiendo la arrancada sin una excesiva presión interna, lo cual pudiera traer una falla.

Si el sistema falla y es excesivo el hielo en los tubos evaporadores se puede poner a trabajar bien la nevera por unos días sacando el panel de atrás del congelador para dejar expuestos los tubos y echar agua templada sobre el hielo formado sobre ellos. La bandeja recolectora de agua debajo de la nevera se rebosará por el agua templada y hielo derretido por lo que hay que tomar precauciones.
En algunas neveras la corriente al ventilador del congelador es suministrada a través de las resistencias o del suiche termostático una vez que estos se desactiven trayendo como consecuencia que si alguno de estos falla no girará el ventilador y no llevará aire frío al refrigerador.

FALLAS EN LA NEVERA
Antes de pensar en problemas por falta de gas o en el compresor hay que descartar completamente la falla de un componente eléctrico, pues es lo que la mayoría de las veces sucede cuando la parte refrigeradora (refrigerador) de la nevera es la que no enfría. Pero es muy raro que la parte congeladora (congelador) no enfríe bastante a menos que el sistema de descongelamiento automático se haya “pegado” en la fase de descongelamiento.
Si se ha comprobado que todo el sistema de descongelamiento automático funciona bien, que el sistema de ventilación funciona bien, se ha limpiado bien toda la rejilla de los tubos condensadores, y el compresor se oye funcionado (y está caliente), entonces el problema está en el control termostático de temperatura o en una pérdida total o parcial del gas refrigerante. Siempre se debe probar primero el control de temperatura antes de llamar a un técnico para que recargue el gas y busque posibles fugas. Un problema de fuga o falta de gas puede ocasionar que en los tubos enfriadores haya partes muy bien demarcadas con y sin hielo por lo que también se debería revisar eso antes de llamar al técnico.

GUÍA PARA LOCALIZAR FALLAS
No se oye el ruido normal y no encienden los bombillos dentro de la nevera: Revisar si está bien enchufada, si hay corriente en el toma-corriente, si se cayó o dañó el breaker, si el cable de corriente está bien.

No enciende la luz: Revisar bombillo, suiche de la puerta, si llega corriente al sócate del bombillo.

No se oye funcionado la nevera pero si enciende el bombillo: Hay que pegar el oído a la nevera para notar si se oye cualquier tipo de ruido proveniente de cualquiera de sus componentes. Mover a más frío el control de temperatura. - Limpiar de polvo la rejilla de tubos condensadores. - Revisar si el ventilador del compresor funciona (si le llega corriente, si no es muy probable problema de cableado) pues se pudiera haber parado el compresor por muy caliente al no enfriarlo el ventilador. – Revisar el control termostático de temperatura. – Revisar el ventilador del evaporador. – Revisar el timer de descongelamiento automático. – Revisar el relé del compresor. – Revisar el protector de sobre-carga del compresor- Revisar el propio compresor.

Refrigerador y/o congelador enfrían poco: A menudo un pobre enfriamiento es causado por exceso de polvo y sucio en los tubos de condensación (limpiar y ya) y/o exceso de hielo en los tubos de evaporación. El exceso de hielo en los tubos evaporadores no se puede ver sin sacar el panel del fondo del congelador, pero un indicativo sería la presencia de hielo en las paredes, techo o piso del congelador. Normalmente es una falla en el sistema de descongelamiento automático causado por cualquiera de sus 3 componentes (timer, termostato o resistencias calentadoras) - Reposicionar el control de temperatura. – Revisar si se están quedando encendidos alguno de los bombillos al cerrar las puertas (si se quedan hay que revisar el suiche).- Revisar el termostato del control de temperatura.- Limpiar de polvo la rejilla de tubos.- Revisar defectos, daños, cortes en las gomas de las puertas y si estas se cierran bien alineadas.- Revisar el timer de descongelamiento.- Revisar si las resistencias descongeladoras están calientes todo el tiempo (timer o suiche termostático malo). – Revisar el ventilador de circulación de aire y la ventanilla hacia el refrigerador (objetos grandes pudieran estar obstruyendo el flujo de aire).- Posibilidad de una fuga de refrigerante.

Refrigerador y/o congelador enfrían demasiado: - Si congela en el refrigerador reposicionar el control de temperatura a una temperatura más alta (si sigue congelando es posible que se haya dañado el control o su termostato). - Revisar el timer de descongelamiento.- Revisar el suiche bi-metal termostático de descongelamiento.

El refrigerador no enfría pero el congelador si: - Reposicionar los controles. – Ver si el ventilador del congelador funciona. – Ver si la luz interior se queda encendida. – Oír si el timer está funcionando. – Sacar el panel del fondo del congelador para ver si hay hielo en los tubos congeladores. – Ver si está cerrada la abertura de paso de aire frío del congelador al ventilador, y ver si su mecanismo (mecánico o eléctrico) funciona bien. Los mecanismo eléctricos usualmente tienen un termostato también en el congelador y se cierran automáticamente cuando la puerta del refrigerador se abre accionado por el mismo suiche que acciona la luz (aunque pudiera ser uno independiente).

El congelador no congela pero el refrigerador pareciera estar bien: Hay que tener en cuenta de que el congelador necesita temperaturas muy bajas pero el refrigerador no, así que en éste caso es posible tener un problema de pérdida o falta de gas o que el compresor no esté funcionando bien y esto es algo que debe revisar un profesional pero primero revise: - Que la luz del congelador no se esté quedando encendida. – Si el fabricador de hielo está funcionado bien (si no es así apáguelo para que no se caliente el molde cada vez que hace su ciclo de fabricación). – Oir el ruido del ventilador del congelador. – Revisar la puerta y gomas del congelador.

La nevera hace ruido en exceso: - Revisar si está nivelada. - Revisar el defrost timer (ruidos anormales indican una posible falla). – Revisar que la bandeja de agua esté bien fije y que no vibre. – Revisar ambos ventiladores (ruidos anormales indican una posible falla pero pudiera ser también hélices desbalanceadas por exceso de sucio). – Revisar bases de goma del compresor.-Revisar si el tubo de bronce conductor de agua vibra.- Ruidos anormales provenientes del compresor indican una inminente falla por lo que hay que tomar precauciones.

La nevera funciona constantemente (no hay el ciclo de parado y arrancado): -Revisar el timer de descongelamiento y ponerlo a funcionar manualmente. – Limpiar la rejilla de tubos condensadores desde delante de la nevera y desde atrás. – Revisar si hay fuga o daños por las gomas de las puertas. – Revisar si el suiche de las puertas apagan las luces.- Esperar 24 horas si se ha movido el control de temperatura pues la nevera seguirá funcionado mientras la temperatura no alcance el frio fijado en el control (pero si sigue funcionando constantemente después de pasadas 24 horas es posible que el control termostático este malo).

La nevera para y arranca constantemente: - Limpiar la rejilla de tubos. – Revisar voltaje del tomacorriente. – Probar el ventilador del congelador.- Probar el relé del compresor.- Probar el protector de sobrecarga.- Probar el compresor.

Congelador no elimina el exceso de hielo automáticamente: - Probar defrost timer, heaters y thermostat.

Nevera tiene mal olor:- Limpiar las gomas de las puertas y el interior de la nevera.- Abrir los “breaker strips”. – Comida podrida dentro.

Agua en el piso debajo de la nevera: - Es posible que se esté descongelando muy frecuentemente por lo que la bandeja se llena y rebosa (revisar el sistema de descongelamiento automático). – Pérdidas de agua por la tubería hacia el dispensador de agua o fabricador de hielo. – Bandeja rota. – Si es en el piso por el frente de la nevera, por ahí pasa la manguera hacia el dispensador de agua.

Agua dentro de la nevera: - Tubo de drenaje hacia la bandeja tapado. – Molde del fabricador de hielo rebosándose por sobrellenado.- Mala nivelación del fabricador o de toda la nevera. – Por abajo en el refrigerador hay que revisar el contenedor enfriador de agua que va hacia el dispensador de agua.

El fabricador de hielo no hace hielo: Un fabricador que no haga hielo puede ser causado por un problema del sistema de descongelamiento automático que está empezando a hacerse notar, pues el molde de los hielos no alcanza la temperatura baja suficiente para activar el termostato y que el fabricador siga su ciclo. Si el problema del descongelamiento ya lleva varios días puede haberse formado hielo en la salida de la tubería de agua hacia el molde impidiendo su llenado y, en consecuencia, deteniendo el ciclo.