REFRANES MUY MEXICANOS

"Hijo de maguey, mecate".
Los hijos heredan lo que son sus padres.

"Estás como los frijoles: al primer hervor se arrugan".
Se dice de quienes se intimidan o acobardan.

"Eres como la muerte de Apango; que ni chupa, ni va al fandango".

Se dice de la gente que no participa, pero tampoco deja que los otros lo hagan.

"Comes frijoles y eructas jamón".

Se refiere a la gente que es de origen humilde, pero presume ser rica ante los demás.

"Acocote nuevo, tlachiquero viejo".

Se emplea para dar a entender que una tarea difícil debe hacerla el que tiene habilidad o experiencia. Acocote es un güaje largo y hueco que se usa para extraer el tlachique, que es el pulque dulce. Tlachiquero es el que extrae el tlachique.

"A darle que es mole de olla".
Hacer algo sin tardanza.

"Ahora verás huarache, ya apareció tu correa".

Cualquier persona, por poderosa que sea, encuentra alguien que tiene mayor autoridad y le pone límite a sus excesos.

"No me traigas tus nahuales, que se chahuistlean las milpas".

Advierte a alguien que no traiga malas vibraciones, porque las energías negativas afectan a los demás. También se refiere a que una persona no debe llegar con sus chismes a casa de otros que quieren bien a la persona de la cual se habla mal. Cuando cae el chahuistle, es cuando cae la mala suerte.

"Para dejar el pellejo, lo mismo es hoy que mañana".
Si de todas maneras te toca morir, es lo mismo en cualquier momento. Es un dicho que sugiere que se enfrenten las cosas en el acto, porque las consecuencias en cualquier momento serán las mismas.

"No le estés dando vuelta al malacate porque se te enredan las pitas".

No hacer las cosas más complicadas de lo que son en realidad, o no provocar a una persona.

"No le tengo miedo al chile, aunque lo vea colorado".
No se acobarda ante quien aparenta valor o ante una situación que parece muy peligrosa.

"Darle una sopa de su propio chocolate".

Hacerle a alguien el mismo mal que él le hizo a otro.

"Cada cual hace de su vida un papalote".
Cada cual hace con lo suyo lo que quiera. Se dice cuando alguien se rehúsa a oír tu consejo o cuando una persona habla mal de otra, sirve para indicarle que uno no debe entrometerse en la vida de los demás.

"Contigo la milpa es rancho y el atole champurrado".

Es una verdadera declaración de amor: junto a ti la vida me parece maravillosa y las limitaciones no parecen pesadas.

"Debajo del agua mansa está la peor corriente".

La gente que parece más calmada, puede reaccionar peor.

"No vengo porque puedo, sino porque puedo vengo".
Lo dice quien sabe desde el principio que puede hacer bien lo que sea.

"De lejos se reconoce al pájaro que es canario".
Se dice a la gente que de verdad sabe y se le nota.

"Si los he toreado cornudos, 'cuantimás' los toreo sin cuernos".
La persona que lo dice se ha visto en situaciones más difíciles y las ha podido sortear con éxito.

Más vale que digan “aquí corrió una gallina y no, aquí murió un gallo”.

Este dicho es similar al que reza que los cementerios están llenos de valientes, de manera que, más vale que digan que eres un cobarde a que te lloren por tan bueno que eras cuando todavía estabas vivo.

"Uno corre tras la liebre y el otro, sin correr, la alcanza".
A algunas personas no les cuesta ningún esfuerzo alcanzar las cosas, mientras que a otros, la misma cosa, les implica un gran sacrificio.

"La puerca más flaca es la primera que rompe el chiquero".
Los más débiles son los que se rebelan primero.

"Es como ollita que hierve mucho, o se quema o se derrama".
Una persona poco tolerante que ante cualquier cosa pierde los estribos.

"El carbón que ha sido brasa fácilmente vuelve a arder".

En donde ha habido pasión, aunque parezca acabada, fácilmente vuelve a surgir. Lo mismo se refiere a cualquier sentimiento fuerte en el pasado que nunca muere del todo.

"No todos los que chiflan son arrieros".
No hay que dejarse llevar por lo que otros aparentan ser.

"No le hace que nazcan chatos, nomás que respiren bien".
Lo que importa es que los hijos nazcan bien. Se puede decir lo mismo de otro trabajo u obra, que aunque no sea bella o perfecta, lo que importa es que funcione bien.

"En la boca del mentiroso lo cierto se hace dudoso".
Si una persona siempre miente, nadie le cree cuando dice la verdad.

"El que más temprano se moja, más tiempo tiene para secarse".
Si los errores de la vida se cometen siendo joven, queda mucho tiempo para enmendarse.



RIMAS Y COPLAS

No te apures, Gavilán, que para ti, no es la polla.
Si acaso te tocarán los asientos de la olla.

En una maceta tengo una mata de sandía;
como quieres que te olvide si te sueño cada día.

Dicen que robar es malo, cosa que yo nunca haría
pero un beso de su boca con gusto lo robaría.

Cada vez que cae la tarde en vez de llorar me río
de los abrazos que nos dimos en el río.

Del cielo cayó un perico con una flor en el pico,
yo sólo sé que te quiero y a nadie se lo platico.

Quisiera ser pensamiento para estar cerca de ti
y saber si tú me quieres como yo te quiero a ti.

Si oyeras cantar el gallo, no hagas memoria de mí,
dale un besito a tu almohada y haz de cuenta que yo fui,
que llegué en la madrugada a despertarte a ti.

La vida es como un arroyo que va a perderse en el amor;
hoy, cruza campo de flores; mañana, seco arenal.

Mi papá se fue al puerto y me dejó una navaja
con un letrero que dice “si quieres comer, trabaja”.

TANTANES


Era un señor tan pobre, tan pobre,
que bebía sus lágrimas, se envolvía con su tristeza,
y se llenaba comiendo suspiros.

Era un señor tan feo, tan feo, que cuando chupaba
un limón era el limón el que hacía gestos.

Era una señora tan, pero tan, tacaña
que de noche ladraba para ahorrar perro.


http://www.uv.mx/popularte/esp/scriptphp.php?sid=386