La nueva fecha del fin del mundo es este viernes

Antes de todo comparto esta "Noticias" debido a lo Jocosa que me resulta

Este Viernes es el Fin del Mundo (Otra vez)


Los seguidores del predicador estadounidense Harold Camping aguardarán este viernes -por segunda vez en menos de cinco meses- a ser abducidos por Jesucristo, mientras muchos en EE.UU. aprovechan la ocasión para hacer mofa.
Camping consiguió una inusitada atención mundial cuando predijo que el pasado 21 de mayo se produciría un terremoto global y que solo los verdaderos creyentes se salvarían.
Después de que aquel día terminara sin catástrofes, el líder religioso, de 90 años, se declaró estupefacto y confesó su error, pero precisó que había releído la Biblia y que la fecha del Juicio Final se produciría en realidad este viernes 21 de octubre.
Como en aquella ocasión, humoristas televisivos y usuarios de internet han ridiculizado la profecía de Camping.
Un grupo de ateos de Seattle anuncia en su sitio web que invitan a todo el que lo desee a pasar la noche del viernes viendo una película sobre el Apocalipsis, con palomitas de maíz y refrescos.
Pero no a todos los escépticos les hace gracia estas burlas.
Algunos líderes y publicaciones cristianas protestantes han advertido que este tipo de profecías son "embarazosas" para la mayoría de los creyentes.
"Harold Camping le está haciendo un gran daño al cristianismo" le dijo a BBC Mundo Glenn Hill, un pastor retirado de Carolina del Norte.
"Estúpidos"
El mensaje de Camping no ha generado esta vez gran expectación, pero sus oyentes no han dejado de sintonizar su programa de radio, que es emitido por 65 emisoras en todo el país.
A pesar de que los medios no han informado de manifestaciones de sus seguidores como las que se produjeron en mayo, algunos de ellos han dicho que siguen creyendo en él.
De hecho, el error en la profecía del 21 de mayo no era el primero de este predicador, que lleva décadas en las ondas y que en el pasado anunció que el fin de los tiempos se iba a producir en 1994.
En mayo, los medios de Estados Unidos informaron que algunos de sus seguidores se habían arruinado al vender sus propiedades para donarlas a la campaña de Camping.
Con lo recaudado, el profeta compró espacios en 2.000 vallas publicitarias de todo el país en las que difundió su mensaje.
También se informó entonces que algunos suicidios tanto en EE.UU. como en el extranjero estaban siendo investigados por su presunta relación con la profecía.
"Sin duda, tras su error, ha perdido credibilidad entre sus seguidores", opina Hill, que se siente molesto porque continúan las burlas.
"Cuando los comediantes se mofan de Camping y sus seguidores, los cristianos en conjunto quedamos retratados como estúpidos".
Crisis económica
Aunque casi ningún pastor estadounidense le pone fecha al Juicio Final, es común que estos prediquen que ese día se producirá tarde o temprano.
De hecho, el 40% de los estadounidenses cree que Jesucristo volverá a la Tierra para salvar a los creyentes del Apocalipsis antes de 2050, según un sondeo del centro de estudios Pew.
El profesor de Teología Lorenzo DiTommaso, que ha estudiado la historia de las teorías apocalípticas, explica que el protestantismo ha puesto tradicionalmente mucho énfasis en la vuelta de Jesucristo a la Tierra y en la idea del Juicio Final.
En conversación con BBC Mundo, DiTommaso explicó que aunque las profecías del fin del mundo son comunes a la mayoría de las religiones, en Estados Unidos se observa que es una idea recurrente desde hace casi dos siglos.
Agrega que la crisis económica es un factor que empuja a muchos a creer en las profecías del fin del mundo.
"Hay épocas en las que proliferan estas ideas", apunta DiTommaso, que es profesor en la Universidad Concordia de Montreal, en Canadá. "Ahora estamos en uno de esos momentos".
DiTommaso señala como ejemplo la "profecía maya", que predice que el mundo se acabará el 21 de diciembre de 2012 y que, según sus investigaciones, tiene una cifra de seguidores inusualmente grande cuando aún faltan 14 meses para el día en que será puesta a prueba.