El sueño de Juan Augusto Laplacette




El sueño de Juan Augusto Laplacette


Fan argentino comparte su experiencia Meet & Greet!

Esta es la historia de Juan, un fan Argentino que cumplió su máximo sueño: Conocer a Britney Spears! Y la comparte con Stronger Britney!


Mi Gran Sueño…
Tengo 22 años, y desde 1998 que soy Fan de Britney Spears. Todavía hoy recuerdo la primera vez que vi “…Baby one more time” en Much Music. Mi corazón latió más fuerte, y todos mis sentidos quedaron atrapados por esa adolescente que, poco a poco, fue empapelando las paredes de mi habitación, hasta llegar al techo (también). Su música, sus videos, no sólo fueron entretenimiento para mí, sino que, sobre todo, fueron y son la luz en momentos difíciles como el fondo musical en momentos de alegría. Todo ello (y mucho más) hace que más de doce años después… Mi Gran Sueño sea: conocer a BRITNEY SPEARS.

Cada Vez… (¡Más Cerca!)

En Junio de este año (2011) comenzaron los rumores de que Britney vendría con su Femme Fatale Tour a la Argentina. Y poco tiempo después llegó la confirmación: Britney Spears en vivo en el Estadio Único de La Plata, Argentina el 20 de Noviembre de 2011. Todo eso que todos los fans argentinos sentimos, cada detalle de esos sentimientos, se adueñaron de mi durante la espera (que se hizo muuuy larga!). Ya en Julio de 2011, se dio la información de que Ticketek sería la empresa encargada de vender las entradas para el Gran Show, y que la fecha de las mismas comenzaría en Agosto. Días después la fecha fue oficializada: Pre-venta exclusiva el 8 de Agosto de 2011 a las 20:00hs. Pero no todo era tan fácil como parecía: la pre-venta era exclusiva para clientes del Banco Francés (claro, que yo no lo era).
Días antes de que se iniciara la pre-venta por Ticketek, surgió la GRAN noticia: habría disponibles 20 packs MEET & GREET para conocer a BRITNEY SPEARS!!! Más de doce años podrían resumirse en un momento tan soñado como ese, pero… ¿cómo conseguirlo? Busqué por todos los lugares conocidos y no, familiares y no, hasta que encontré a las personas que facilitaron acercarme más a cumplir mi sueño: Gladys y Gustavo (GRANDES amigos!!!). Ellos son clientes del Banco Francés, y cuando les pedí este GRAN favor no dudaron ni un segundo en ayudarme. Pero (como dije antes) las cosas no son tan fáciles como parecen… porque el mismo día en el que saldría la pre-venta de las entradas, se confirmó que los packs MEET & GREET serían INTRANSFERIBLES (!!!). Pero la hora llegó, y con Gladys y Gustavo decidimos comprarlo igual y, una vez nuestro, hacer hasta lo imposible para cumplir mi sueño. Así fue que 20:00hs. en punto la gran odisea comenzó: cada 20 veces que entraba por internet (ya que sólo por este medio se podía realizar la compra de este pack), 19 veces la web se caía o decía que los packs se habían agotado (qué angustia!!!!!). Pero una de esas veces me dejaba iniciar la compra: completaba cada paso, números de tarjeta, datos personales, veía frente a mí la fila y el asiento de mi ubicación, y al llegar al paso final de confirmación de la compra… ¡¡¡todo se rechazaba, se volvía al comienzo!!! Desde las 20:00hs. hasta las 23:00hs., hice esto sin parar (no tenía hambre, sed, nada… solo necesitaba seguir con mi GRAN SUEÑO!!!). Finalmente, después de varios momentos de emoción por “casi” comprar mi boleto soñado, llegó el verdadero momento de emoción: “su compra ha sido exitosa” (!!!!!!!!!). Sí, a las 23:00hs., conseguí mi MEET & GREET. Festejamos con toda la felicidad!!!

La Dulce (¡y Ansiosa!) Espera

Del 8 de Agosto al 20 de Noviembre había un abismo para mí. Era más largo que los doce años que sigo a Britney. Y la ansiedad me volvía loco (muuuy crazy!!!), porque tenía mi sueño por la mitad: “casi”. Si bien tenía mi boleto para conocerla, estaba “esa” cláusula de intransferible que aparecía en cada pesadilla, dormido y despierto. Durante la larga espera conocí la voz de casi todos los operadores de Ticketek, llamando una y otra vez para encontrar “la” respuesta que quería escuchar. Distintas versiones: algunas calmaban otras angustiaban y muchas otras desesperaban. Hasta que semanas antes del 20 de Noviembre comencé a escuchar que todas las respuestas se unificaron en: “No hay problema, mientras te acompañe el día del show el titular de la tarjeta de crédito, vos vas a poder pasar tranquilamente” (¡¡¡¡¡¡!!!!!!).
Mientras esperaba el GRAN día (entre los cientos de llamados a Ticketek) tuve que poner tanta energía en algo creativo, pudiendo expresar algo de lo que sentía! Así fue que se me ocurrió preparar algo muy especial. Pero como era una sorpresa para ese día, prefiero que lo sepan cuando llegue ese momento.

¿Sueño o Realidad?

El 19 de Noviembre de 2011, desde la 01:00hs. hasta las 20:00hs. (más de doce horas!!!) estuve, junto a mis amigas y amigos esperando que Britney llegue al Hotel Four Seasons, en la calle Cerrito y Posadas (Capital Federal, Buenos Aires). A las 3:30hs. de la madrugada tres camionetas grises polarizadas (e idénticas) ingresaron rápidamente al hotel. La emoción de aquel momento es inenarrable, realmente. Cuando el sol salió por la mañana, comenzaron a llegar fans y más fans… hasta que alrededor del mediodía éramos como 500 personas!!!! Todos allí, por la misma razón: BRITNEY SPEARS. Cantamos, gritamos hasta perder la voz (verdaderamente), y tuvimos el placer de ver a Britney asomarse detrás de la ventana de su habitación. Yo sabía que tenía que disfrutar cada segundo, cada instante porque en 48hs. todo esto pasaría, y así fue.

Mi Gran Sueño… (Hecho Realidad)

Domingo 20 de Noviembre de 2011, 10:00hs. salimos (familia, amigos) todos juntos hacia La Plata. Todavía no les puedo decir claramente si desperté antes de las 10:00hs., o si realmente seguí durmiendo, porque me cuesta definir el límite entre el sueño y la realidad aún. Llegamos a La Plata al mediodía, ¡¡¡cuánta gente!!! Emocionante ver a todos por Britney, preparados para disfrutar de un show inolvidable, de algo más grande que “un show”, algo que no me alcanzan las palabras para describir.
Y la hora llegó. 14:30hs. pude entrar a la carpa vip dónde esperaría (disfrutando de un coctel de bienvenida) que comience el “Backstage Tour”. Todos esperábamos en la fila para ingresar a la carpa, cuando vemos que Felicia (la asistente que acompaña a Britney desde sus comienzos) aparece para contar cuántos estábamos en la fila de entrada. Sí era ella, a quien vi en miles de fotos con Britney, a quien vi en los videos (como en “…Baby One More Time”), en los DVD´s… ahí, a centímetros de mí. Felicia es la persona más dulce que he conocido, muy tierna y educada, preocupada por todos los detalles para que “ese” momento sea muy especial e inolvidable para todos nosotros. Nos saludó, se sacó fotos con nosotros, y nos explicó todo lo que íbamos a hacer junto a ella. Es una persona tan humilde, que se acercó a mí y me preguntó si podía sacarme una foto (cosa que todavía no puedo creer). Es que le gustó mucho lo que tenía puesto para Britney.

Backstage Tour:

Felicia nos guió a través de un amplio pasillo que conectaba la carpa vip con el estadio. Al comienzo del pasillo había mucha gente trabajando, con pequeñas grúas cargando cosas, y en carritos motorizados recorriendo el lugar. Casi a la mitad del largo pasillo, nos detuvimos y Felicia nos contó detalles de este fantástico Tour: que trabajan casi 170 personas para poder realizarlo (100 personas son del staff de Britney y van a todos lados con ella, y 70 aproximadamente se contratan en cada locación); más de cinco camiones grandes transportan el escenario y la utilería completa de un lugar al otro, y todo ello viaja en avión cuando las distancias son largas; se tardan unas 7 horas en armar el escenario completo y todas las instalaciones, y 5 horas en desarmarlo y cargarlo nuevamente a los camiones; En el camarín de Britney siempre hay velas con aromas florales y de vainilla, y sus flores favoritas: las lillium casa blanca; pero nos contó que hay algo que nunca puede faltar y que es lo verdaderamente importante, tanto para Brit y los bailarines como para Preaston y Jayden (los hijos de Brit): La consola de juegos Wii. Pasan horas jugando con ella, y su juego favorito es el “Mario Kart”. Mientras Felicia nos contaba todos estos detalles del Tour, pasó junto a nosotros y nos saludó el papá de Britney: Jamie (quién es mucho más flaco de lo que parece en televisión, con una musculosa celeste y una gorra blanca). Seguimos caminando, hasta llegar a la sala de “vestuario”. Allí había gente trabajando también (ordenando en canastos plásticos toda la indumentaria y utilería). Felicia nos pidió que la esperemos en la sala y fue a una habitación contigua. Pocos segundos después regresó arrastrando un gran perchero ¡¡¡con todos los vestuarios que Britney usaría en el escenario!!! Hermosos, con todos los detalles que puedan imaginar: brillos, colores pocas veces vistos, telas y texturas soñadas. Felicia nos mostró que su traje favorito era el Kimono que Brit usa en la performance de “Toxic”, aunque a Brit ese no es el que más le gusta por la incomodidad en cuanto al movimiento de los brazos. Entonces nos enseñó el vestuario preferido de Britney: los shorts de jean con tachas rosas que usa en la performance de “…Baby One More Time / S&M / Troble For Me / I Wanna Go / Womanizer”. Nos contó que el traje que Brit usa al final del concierto, durante “Till The World Ends” necesita de baterías diarias para funcionar, así como los trajes de los bailarines. Las zapatillas que los bailarines utilizan son pintadas para cada show con pinturas flúor (para “Big Fast Bass / How I Roll”) y con pinturas doradas (para “Gimme More / Beautiful (Drop Dead) / Boys”). Luego seguimos camino al escenario, antes de que se abran las compuertas y comience a ingresar la gente. Estaban probando sonido, y el escenario estaba terminado. Fue un momento muy emocionante de sólo pensar que allí estaría en pocas horas: BRITNEY SPEARS en vivo!!! Después de varios minutos allí, volvimos a la carpa vip, donde nos ofrecían distintas bebidas y comidas (con un estilo claramente estadounidense: pollo frito rebozado con semillas de lino, snacks con salsas de todo tipo, etc.). El lugar estaba decorado con un estilo muy romántico y dulce, tal como es Britney: candelabros blancos, y flores naturales rosas, rojas y blancas, sillones blancos con almohadones dorados y rayados combinados en negro y blanco, el suelo alfombrado de rojo, reflectores con luces celestes, y un póster sostenido con un gran banner que tenía la foto de Britney de su álbum Femme Fatale. Allí todos disfrutamos de compartir ese momento único juntos, algunos pensando en que en pocas horas veríamos a Britney en vivo!!! Y otros desesperados por verla en persona y sacarnos la foto con ella. A las 20:00hs. en punto Felicia y dos coordinadoras más nos fueron a buscar, a aquellos que teníamos el Meet & Greet para comenzar con el momento más esperado!!! ().

Meet & Greet:

Entramos nuevamente al cuarto de vestuario, y allí Felicia y uno de los de seguridad nos contaron sobre la experiencia que se acercaba: nos llamarían por lista, y pasaríamos de a uno a la habitación donde Britney se encontraba, allí podíamos decirle algo a Brit, y sacarnos la foto con ella. En ese momento Brit nos entregaría el “Tour Book” autografiado y al salir nos darían un regalo especial (un poster del single “Till The World Ends” limitado y numerado, más la mochila oficial del Tour con el estampado de las ciudades latinoamericanas que comprende el Tour). Felicia nos dijo que Britney es muy tímida, y que si nosotros le demostrábamos miedo ella también lo tendría, que disfrutemos ese momento y seamos amables con ella para que se sienta cómoda. Y así comenzó todo. Fuimos a la puerta de una habitación donde la seguridad nos indicaba, según el orden, cuándo deberíamos entrar. Yo estaba casi último en la fila, y el corazón me palpitaba tan fuerte como aquella vez, alrededor de mis diez años de edad, cuando vi a Britney por primera vez en el televisor de mi cuarto cantando “…Baby One More Time”. Pero más de doce años habían pasado, y yo estaba ahí, a metros de ella, separado por una pared simplemente. Todo lo que pensaba decirle, todo lo que había practicado no tenía sentido en ese momento, es que ¿cómo verbalizar algo tan puro y especial como lo que sentía en ese momento? Así fue que cuando fue mi momento, el momento de ingresar a la habitación donde estaba Britney, mi mente se puso en blanco, y todo el alrededor se puso blanco, como una luz que borró todo, sólo vi a Britney ahí parada, con su sonrisa invaluable, esperando que me acercara para saludarla. Todo desapareció: nunca vi al fotógrafo, ni siquiera que había detrás de Britney hasta que vi la foto que nos tomaron. Sólo la vi a ella, créanme que es imponente, tiene una luz especial, nunca había visto tanta belleza. Y es una combinación increíble, porque es lo más bella pero lo más humilde y tímida. Temblando interna y externamente, me acerqué a ella y cuando la miré a los ojos para decirle “I love u Britney!” y que la seguía desde que era pequeño, ella me miró, sonrío y me dijo: “Oh, ¡me encanta tu campera!”, haciendo un gesto con su pulgar hacia arriba. Esa voz fue música para mí, tan dulce y espontánea. La Britney que vi en miles de fotos, cientos de videos estaba ahí en persona, de carne y hueso, respirando a centímetros de distancia de mí, y prestándome atención sólo a mí por unos segundos. Por eso sin dudarlo, salió toda la energía de mí, y le dije que la amaba muchísimo y le desee que tenga un gran show esta noche, todo ello mirándola a los ojos, momento que jamás podré olvidar. Ella me respondió “Oh, gracias!” y sonrió. Hasta que escuché que el fotógrafo me llamaba hacía algunos segundos para que mire hacia él y nos saque la foto. Afortunadamente no escuché a nadie, no miré a nadie más que a Britney en ese momento, lo que resultó ser muy especial, porque sentí que estuve solo con ella allí. Fue algo único que guardo como un tesoro invaluable en mi corazón. Y cuando salí de allí, la coordinadora tuvo que tomarme de la mano para indicarme por dónde salir para buscar mis cosas, porque yo no registraba nada más que ese momento, quería retenerlo así para siempre. Estaba llegando a buscar mis cosas cuando el fotógrafo oficial de Brit me detuvo y me dijo que quería sacarme algunas fotos. Yo, todavía en shock, le dije que sí y me paré con el tour book autografiado frente a su cámara. Me enseñó varias poses para que haga junto al libro y luego de sacar unas diez fotos me agradeció. Todo esto me puso muy feliz, pero recién cuando ya me estaba yendo hacia mi ubicación en el estadio para ver el show de Britney.

Gracias!!!
Agradezco profundamente a las personas que me acompañaron y que facilitaron que mi gran sueño deje de ser un sueño para hacerse realidad: Gladys, Gustavo, Eliana y Pablo. Sin ellos todo hubiera sido distinto. LOS QUIEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!! Y también quiero agradecerles especialmente a mi familia del Fan Club Stronger (sede Buenos Aires), con quienes compartí, y seguiré compartiendo, momentos tan hermosos, y toda la ansiedad de la llegada más esperada!!!

Juan Augusto Laplacette

0 comentarios - El sueño de Juan Augusto Laplacette