Caruso Lombardi y su revolución industrial



Generalmente cuando volteamos a ver las chimeneas de las fabricas y observamos que de ellas salen un espeso humo solemos pensar que entidades fabriles están trabajando a toda maquina, puede que solo estén contaminando y trabajando poco o normal, puede tambien que trabajen a pleno y contaminen por igual. Nos imaginamos un Manchester, plena época de la revolución industrial, chimeneas no dando abasto, bruma en el cielo y una espesa neblina negra. Hoy el fútbol del Nacional B esta teniendo su pequeña revolución industrial, bah por lo menos en lo que respecta a polución y contaminación. Con Ricardo Caruso Lombardi pasa algo similar, puede que este emanando humo (en grandes cantidades) porque le este yendo bien (como ahora: ganando y jugando bien e incluso goleando) o simplemente por el hecho de contaminar las horas televisivas en los programas deportivos. A Caruso Lombardi cualquier cosa le viene bien para vender humo, desde perder un partido por un tanto, hasta perder por goleada pasando por ganar de pedo o empatar cero a cero, incluso lo mismo si esta desempleado. Si pierde, se perdió porque “El arbitro esta en contra, nos robaron, que así no le dan ganas de trabajar, que se va del fútbol, que su ayudante vuelve al taxi”. Si empata es porque “El rival se metió atrás, tuvimos las situaciones mas claras, pero ellos apostaron al contragolpe, ellos no quisieron jugar al fútbol, es bueno sumar pero el empate no nos sirve, teníamos que sumar de a tres pero nos falto suerte”. Podríamos seguir clarificando ejemplos Carusolombardeanos toda la tarde.
Desde que arranco esta segunda parte del torneo del Nacional B, el Quilmes de Caruso Lombardi cosecho solo victorias, con resonantes goleadas (seis goles de diferencias en ambas goleadas) lo que le permite estar solo a un punto de los lideres del segundo torneo mas importante de la Argentina (o tercero, depende de la bola que le den a la Copa Argentina). Imaginate si Caruso vende humo perdiendo o empatando, ahora que su equipo tiene las 3G (Gana, Gusta y Golea) el mercado de la manufactura del humo se simplifica para Don Caruso y en lugar de que él vaya hacia las cámaras, las cámaras van hacia el. Y con él su Show, claro.
Veamos la nota del olé de hoy, Caruso esta en su salsa, es como ver un pavo real con todo el esplendor brillante de su cola en plena época de apareamiento, ahí esta Caruso pavoneándose frente a todos, produciendo humo, no solo contaminando sino porque la maquinaria Quilmeña esta trabajando a pleno, aprovecha Ricardo que la AFIP todavía no puso algún impuesto a la venta de humo.
Deléitense señores:


humo
"A River lo voy a atacar con una escopeta"