es un hecho que Justin Beiber esta creciendo muy rápidamente,con su envidiable vida de celebridad tendrá que enfrentarse a problemas mayores, como el hecho de enfrentar un interrogatorio policíaco y posiblemente tener un careo con el fotógrafo que lo perseguía en Calabazas.

El periódico Los Angeles Times confirma en su portal que el novio de Selena Gomez tendrá que contactar a los investigadores del Departamento de Policía de Los Angeles para "poner todas las piezas juntas" sobre el incidente del pasado domingo en donde el Baby Mayor le pegó a un paparazzi.

Esto ocurre a sólo días después de que se publicara que Justin Bieber adquirió una mansión de seis millones de dólares en Calabazas y aparece en listas de nuevos millonarios.


Pese a su edad, 18 años, el cantante canadiense goza de una gran fama gracias a su éxito, que lo convierte en una de las celebridades más perseguidas de la farándula.

Pero, a su vez, parece que se ha convertido en un manjar para los cazadores de fortunas. Más allá de que el fotógrafo estuviera detrás de una buena foto, él sabe el peligro que corre al estar detrás de alguien que, precisamente, no desea ser fotografiado. Por lo tanto, sabe que corre el riesgo de ser agredido. Tal como sucedió.


Justin Bieber actuará en el Staples Center de Los Angeles el 2 y 3 de octubre. La policía lo sabe, así que tarde o temprano el cantante tendrá que declarar antes de que este incidente pase a mayores y tenga que ver afectada su carrera artística por un penoso incidente en donde involuntariamente se vio envuelto.

¿Te imaginas a Justin entre policías y maleantes?