Chistes Sarpados!

CHISTES CORTOS

Ojo con lo que pedís

Un negro se encontró la lámpara de Aladino y le pidió al genio:
- Quiero ser blanco y estar pegado a una blanca todo el día.
Y el genio lo convirtió en una toallita femenina....

maradona
La sueca

Una sueca muy linda que termina sus vacaciones en el Caribe, se sube al avión, se sienta al lado de otra mujer y exclama:
- ¡Uf, al fin juntas!
Le dice la otra:
- Pero, oiga, por quién me toma?
- Disculpe, - contesta la sueca, - pero le hablo a mis piernas...

Chistes
Un niño le pregunta a su padre, mientra éste se bañaba:
- Papá, que tenés ahi (señalando sus partes íntimas)
A lo que el padre respondió:
- Un pajarito hijo...
- Ah y te lo estás culiando degenerado.

agachate
Demorado

Jorge llega tarde al trabajo y su jefe le dice:
- ¿Qué te pasó? ¿Por qué llegaste tarde?
- ¡Porque voy a ser padre!
- ¿¿Hoy?? - pregunta el jefe sorprendido.
- ¡No! Dentro de 9 meses...
marcelo

- María, vamos a hacer el amor.
- Es que tengo la regla...
- Pues dejame que te de por culo.
- Es que me duelen las hemorroides...
- Ah bueno, seguro que también tenés anginas, no?
gracia
Una pareja esta haciendo el amor debajo de un pino, el hombre encima y la mujer debajo. De pronto la mujer mira a la copa del pino y ve a un niño mirando:
- Pepe, Pepe!! ¡UN NIÑO, UN NIÑO!
- Da igual María: lo que venga.


fulbacho
Ay doctor...

- Doctor, tengo un problema con mis tetas.
- Con sus tetas, señora?
- Sí, cuando me las tocan se ponen duras, tóquemelas un poco!... ve cómo se me ponen de duras?
- Si ya veo, ya veo...
- ¿Será algo grave?
- Grave no se, pero es muuuy contagioso.
sarpados

tierna caperucita:

Va Caperucita por el bosque, sale el lobo con una bolsa llena de caramelos y le dice:
-Caperucita, ¿si te doy un caramelito me das un besito?
Y ella le contesta:
-Dame la bolsa entera y te chupo la pija.






CHISTES LARGOS

[size=18]El Marido Satisfecho

La tarde de la noche de bodas, la hija le pregunta a la madre:
- Mamá, ¿podrías enseñarme a mantener satisfecho a mi marido?
- Hija -le contesta la señora, un poco ruborizada- resulta que cuando dos personas se quieren, hacer el amor es el acto más maravilloso del mundo y...
- Mamá, ya sé coger, lo que necesito es aprender a cocinar!

Una pareja había estado casada durante veinte años, y cada vez que hacían el amor el marido insistía que debía ser en la más absoluta oscuridad. Pero después de veinte años la mujer decidió que era hora de cambiar, y en mitad del acto sexual encendió las luces. Para su sorpresa su marido manipulaba un consolador.
- ¡Sin vergüenza! -Le gritó ella. -¡Impotente! ¡Mentiroso! ¿Cómo pudiste engañarme todos estos años? Exijo una explicación.
El marido responde:
- OK. Yo te explico lo del vibrador, pero vos me explicas lo de los pibes...

Una joven ambiciosa

Érase una ambiciosa muchacha de 24 años que quiere ser rica muy rápido.
Decide casarse con un millonario de 73 años, prometiéndose a sí misma matarlo de sexo en la noche de bodas.
La ceremonia es fantástica, con todo el lujo posible, cientos de invitados etc, etc....
Y entonces llega la noche...
La muchacha se quita la ropa y espera en la cama al marido de 73 años, colocándose en pose muy sensual. Cuando el marido sale del baño, también desnudo, la muchacha observa estupefacta que tiene una espectacular erección, con un miembro de unos 25 cm y ya cubierto con un preservativo.
Además de este inesperado cuadro, el marido tiene 2 tapones de algodón en los oídos y una pinza tapándole la nariz.

Dentro de su asombro, ella logra preguntar:
- Querido. ¿Para que es todo eso?
El marido responde:

HAY 2 COSAS EN LA VIDA QUE NO SOPORTO:
1.- UNA MUJER GRITANDO
2.- Y EL OLOR A GOMA QUEMADA


MORALEJA:
-Nena, andá a escuchar a Bandana y dejate de hinchar.

Un grupo de cubanos abandonan la isla con rumbo a Miami y sus playas. En medio del viaje, uno de los cubanos (el más viejo) sufre un ataque cardíaco y pide como último deseo una bandera para despedirse de su querida Cuba. Los otros cubanos buscan un pañuelo, una remera, algo que tenga la bandera de Cuba. Después de un rato, se dan cuenta que no tenian nada con la bandera cubana, pero una joven de 20 años interrumpe diciendo que ella tiene un tatuaje de la bandera de Cuba en una nalga y se ofrece a ayudar. La niña se para delante del cubano y le muestra su nalga con el tatuaje de la bandera. El cubano la agarra fuertemente y besa la bandera (y consigo la nalga). Acaricia la nalga y dice: Mi querida Cuba, me despido con recuerdos, mi vieja Habana, mi linda tierra (besos y besos a la bandera y a la nalga). Despues de un rato le dice a la jóven:
- Mira chica, y ahora date la vuelta que quiero despedirme de Fidel con un beso grande!



LA MULTA

Un tipo es detenido por un guardia por exceso de velocidad.
- ¡Documentos!... tengo que hacerle una multa.
- Jefe, perdone, la verdad es que no me di cuenta de la velocidad, deme otra oportunidad, por favor.
- Mire, yo soy amante de las adivinanzas, le voy a hacer una, si Ud. adivina no le pongo la multa.
- Muy bien, dígame!
- Es de noche, Ud. ve a lo lejos dos faros de forma redonda. ¿Qué es?
- ¡Pues yo diría que es un auto!
- Si ... pero es muy general, podría ser un Mercedes, un BMW o un Honda. Bueno le tengo que poner la multa.
- No, por favorrr, una más, déme otra oportunidad!
- Está bien: es de noche, a lo lejos ve un faro de forma cuadrada, ¿Qué es?
- Pues yo diría que puede ser una moto.
- Si ... pero es muy general, podría ser una Kawasaki, una Harley o una Suzuki, ahora le voy a poner la multa.
- Esta bien, colóqueme la multa, pero antes quiero hacerle una adivinanza a Ud., ya que tanto le gustan.
- Muy bien, dígame.
- Es de noche, al lado de la carretera Ud. ve unas señoritas. ¿Qué son?
- Pues yo diría que son prostitutas.
- Si ... pero es muy general, podrían ser su madre, su abuela, su mujer o su hermana.

COMUNICACION INTERCONTINENTAL

Una rubia impresionante entra en un centro de comunicaciones mundiales para enviar un mensaje intercontinental a su madre.
Cuando el hombre le dice que costaría $300, ella exclama:
- ¡Cielos!, no tengo ese dinero. Pero necesito, como sea, enviar ese mensaje a mi madre.
El hombre arquea una ceja (como podemos imaginar) y le pregunta:
- ¿Como sea?
- Sí, sí, por favor -exclama la rubia.
- Bien entonces, simplemente sígueme - dice el hombre caminando hacia el fondo.
La rubia lo sigue.
- Entre y cierre la puerta -dice el hombre.
Ella así lo hace.
Entonces él dice:
- Ahora póngase de rodillas.
Ella extrañada obedece.
- Bajame el cierre del pantalón.
La rubia le baja el cierre.
- Ahora sacamela... -dice él, ya bien excitado (con el muñeco duro).
- Ella mete su mano, lo alcanza y lo saca... -hace una pausa, todavía dudosa.
El hombre cierra sus ojos y excitadísimo susurra casi sin voz:
- Bien... adelante mujer
La rubia, despacio, acerca sus labios mientras sostiene con una mano el miembro y... tentativamente, dice:
- Hola Mamá, ¿podés oirme?

[/size]