Mucho sexo en el pueblo

Si tú vivieras en mi aldea o en las de la zona, te lo juro que no pisarías más un cine. Ni estrenos ni prestrenos ni Oscar ni Daniel; lo que sucede por estos lares es incomparable, insuperable, como para ellos también deber ser flipante ver a un urbanita como yo metido en el mundo del pimiento y el tomate, fijo.

¿Y qué pasó? Se suele decir en estos casos que pasó lo que tenía que pasar; pues no, no tenía que pasar lo que pasó, pero pasó. ¿Y qué pasó?. A ver cómo te lo explico: En la ciudad tú vas al cuarto de baño, tiras de la cadena y como si el asunto marronáceo da la vuelta al mundo con la Ocean Race, te vas a preocupar…. Pues aquí no, aquí no da la vuelta al mundo, aquí el asunto va directamente a una fosa (común todavía no, pero todo se andará), no se escucha el choff choff de milagro y cada cierto tiempo hay que vaciarla.

Vivís 4 en casa… pues al cabo de unos 6 años hay que hacer limpieza; que sois 8… pues que la vacíen ellos, vas a aguantar tú a 7 más… bo. Pues en esas tareas pseudoagrícolas y en otra aldea que no es la mía estaba el superalbañil de Oza Luis de Vilachá cuando una masa semilíquida la metió en un tractor cisterna. Tras llenarlo se dirigió a un prado y cuan lluvia ácida la echó por todo el campo. Esto se hace aquí creo que desde los Romanos, así que en principio no sucedió nada especial hasta que al día siguiente fue a ver cómo estaba todo el asunto por si había que esparcirla.

Luis bajó del coche y comprobó que había algo extraño en el pastizal. Miró y remiró, se acercó y… que si había algo raro… rarísimo; más de un centenar de preservativos de todos los colores estaban por todos los sitios como si aquello fuera el árbol de Navidad.

Inmediatamente, en menos de un twitter, todo el mundo en las aldeas cercanas supo qué había sucedido; y entonces, como a la extrañeza de un principio suele llegar el análisis, la profundidad y el estudio se planteó la gran cuestión: Si la mujer ocupante de la casa es estéril (eso dicen los que saben) para qué iba a usar preservativos… y si es estéril y su marido anda de liadas… pues no va a llevar a su casa a….

Tras una ardua investigación (ya sabes cómo son las investigaciones por estos lares: “oeeeees tiiiiiiiiii, ¿de quén son os condons, carallooooooo?”), la mujer insinuó que eran de un pariente y su novia, que suelen pasar los fines de semana; pero los expertos en telemetría sacaron de calculadora mental y llegaron a la conclusión de que o no llegaban los fines de semana para tanto asunto o se estaba batiendo un récord Guinness con gomas blandas.

Y desde entonces, hace ya una semana, de esto, así estamos todos; con teorías y más teorías, con suposiciones y más suposiciones, con hipótesis, con…. yo también claro, pero mi opinión me la guardo, la oculto… que no la digo, vamos, que me la preservo.

Fuentes de Información - Mucho sexo en el pueblo

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 2.283 Visitas
  • 0 Favoritos

6 comentarios - Mucho sexo en el pueblo

@Belyakov1 Hace más de 2 años
Angela Torres
@geder Hace más de 2 años
Mira... lei los primeros parrafos, y dejame decirte q mas alla de la historia, escribis como el qlo. Pero segui practicando.
@geder Hace más de 2 años
manuelguisande dijo:por si te sirve de algo Geder http://es.wikipedia.org/wiki/Manuel_Guisande


si, todo los titulos q quieras... me parece flojo. Que queres q te diga...