HOLA T! BIENVENIDOS A MI PRIMER POST

AQUI LES DEJO ALGUNOS CHISTES

Se encuentran dos amigos, uno de ellos es acompañado por su esposa y se
saludan:
- íClemente, que gusto de verte!
- íEl gusto es nuestro Anastasio!
- ¿Cómo has estado?
- No me puedo quejar, aunque acabamos de visitar al medico y tengo un
problema astrológico
- ¿Cómo dices?
- Si, es algo asi como sagitarios o capricornios en el páncreas
De inmediato lo corrige su esposa,
- CANCER Clemente, íCANCER!

* * *

Un indito a su novia:
- Oye María, ¿quieres qui ti inseñe a hacer il amor?
- Sí Jose.
- Pos meteti en la milpa.
- ¿Ahora qui hago Jose?
- Subiti las inaguas.
- Ya Jose.
- Entoncis bájati los calzones.
- Ya estuvo Jose y ahora ¿cómo le hago?
- Haz como qui estás haciendo "popó", porque ahí viene tu tata.

* * *

Dos ricos esposos pasean por el jardín de su residencia, custodiada por
varios vigilantes, y al pasar por un arbusto el le dice a ella:
- Darling, ¿te acuerdas cuando eramos novios y hacíamos el amor en un
arbusto como este?
- Claro, my dear.
- Que te parece si recordamos nuestra juventud.
Pero en el momento más oportuno, un guardia oye ruidos cerca del arbusto,
se acerca y encuentra a los esposos "in fraganti".
- A ver ustedes, ¿que hacen ahí?
- No se preocupe Joven, soy el dueño de la casa, y además es la primera vez
que sucede esto.
- Está bueno, señor, pero a esta vieja sí me la llevo, porque es la quinta
vez que la encuentro haciendo lo mismo.

* * *

El conejo presumía de ser el más veloz de los animales. El topo se enoja y
le dice:
- Te apuesto el trasero a que soy más rápido que tú. Como el conejo traía
ganas, acepta y se van a correr. El conejo arranca a gran velocidad y el
topo se mete en la tierra; a punto de alcanzar la meta, el conejo se
encuentra con que el topo ya había llegado. Resignado, el conejo tiene que
pagar. Tratando de desquitarse, pide la revancha; el topo acepta, el conejo
corre a tremenda velocidad y al llegar ya iba saliendo el topo. El pobre
conejo se ve obligado a pagar de nuevo. Para eso, una zorra había visto los
hechos y le dice al conejo:
- No sean pendejo, conejo: son dos topos, uno está aquí y el otro en el
otro hoyo.
- Y a ti ¿que te importa, zorra metiche?

* * *

Don Manuel llega a su casa a altas horas de la noche y "hasta atrás".
- Vieja, hic, ábrame la puerta.
La esposa, al oír los gritos, se despierta.
- íCállate, borracho asqueroso!
- íAbre viejaaa...!
- íNo te abro, hijo de...!
- íVieja, ábreme o te cateo!
- Que me vas a catear, íborracho!
- íVas a ver vieja, hic!
Y don Manuel se retira. Poco tiempo despues la señora, preocupada, se
levanta, sale a la calle y se dirige a la cantina, en donde encuentra a su
marido en una mesa rodeado de botes de cerveza vacíos.
- ¿Que haces ahí viejo borracho?
- Hic, tecateando vieja, tecateando, hic.

* * *

Cierto hombre entra a un restaurant.
- íMesero...!
Pero el mesero no le presta la menor atención.
En eso mira a una esquina de la mesa y ve un puntito negro que se acerca a
gran velocidad. Aguzando la vista, descubre que se trata de una hormiguita
con su chamarra de cuero negro, en una moto kawasaki, con cadenas y chacos.
No se repone de su sorpresa cuando, por la otra esquina suben cerca de
veinte puntitos negros más: Se trata de veinte hormiguitas en sus motos
negras, con chamarras, chacos, bates y cadenas. La hormiguita que apareció
primero trata de huir, pero por la otra esquina aparecen otras veinte
hormiguitas en sus motos. La hormiguita empieza a hacer rugir sus motores y
dar vertiginosas vueltas en la mesa, las hormigas empiezan a cerrar un
círculo a su alrededor y cuando la tienen rodeada apagan sus motos, la
hormiga desciende de su moto con unos chacos en una mano y una cadena en la
otra.
En eso llega el mesero, limpia la mesa.
- ¿Que le sirvo joven?

* * *

En una fiesta en la selva, el mono ya bastante borracho presume de ser muy
macho.
- A mí todos me hacen los mandados. Y por si no lo saben, el león es el más
maricón de la selva.
La hiena, al oír esto, va de chismosa con el león, quien de inmediato se
dirige a ver al mono y llega cuando este alardea.
- Pues a mí el león no me sirve ni para el arranque.
En eso se acerca el león y le pregunta.
- Hola monito, ¿que haces?
- Aquí nomás de hocicón.

* * *

- Oiga compadre, ¿sabía usted que el camello es el único animal que puede
trabajar ocho días sin beber? Hic.
- No compadre, hic, pero yo soy el único animal que puede beber ocho días
sin trabajar.

* * *

- Oye mami, ¿por que te casaste con mi papá?
- Por ti, hijo de la ....

* * *

- Era un concurso en el cual se quería ver quien aguantaba más el gas de un
zorrillo. Como era la final, nada más quedaban el ruso, el americano y,
quien sabe como, el mexicano, se pedía a los tres finalistas que eligieran
una condición para entrar al cuarto con el zorrillo.
- Yo quiero una máscara de gases, pide el ruso.
- Yo quiero unos 200 litros de perfume, pide el americano.
- Yo dos kilos de frijoles rancheros, pide el mexicano.
A los 15 minutos despues se oye que tocan en la puerta, se acercan los
jueces y preguntan:
- ¿Quien es?
- El americano.
- ¿Que deseas?
- Que saquen al zorrillo.
A continuación es el turno del ruso. Pero a la media hora toca a la puerta.
- ¿Quien es?
- El ruso.
- ¿Que quieres?
- Que saquen al zorrillo.
Finalmente llega el turno del mexicano. Pasan 15, 30 minutos y a las dos
horas tocan la puerta.
- ¿Quien es?
- El zorrillo.
- ¿Que quieres?
- Que saquen al p... mexicano.

* * *

En un autobús, el borrachito cede el asiento a una hermosa señora. Al poco
rato, ella se descubre el pecho y le dá de comer al niño. El borrachito,
avispado le dice:
- Señora, no me lo va a creer, hic, pero su hijito me acaba de invitar a
desayunar, hic.

* * *

Un viejito de 90 años, que va hasta "las chanclas", entra a una cantina y
le hace plática a un caballero que se encuentra bebiendo una copa.
- Pues yo soy bien macho. Dice el viejito, alzando la voz.
- No lo dudo señor.
- Más le vale, ¿Ve a ese par de grandulones que están en esa esquina?
-grita el viejito.
- Yo me acuesto con su madre, hijos de la ...
Al oír esto los dos tipos se le acercan lentamente, y el hombre que está
junto a el presiente lo peor.
- Ya papá, váyase para la casa, y usted joven, disculpe por favor.

* * *

Una diligencia con varias monjas se dirige de texas a San Francisco. Pero
en el camino las asaltan los cuatreros y matan al conductor y a los
guardias; los bandidos bajan a las monjitas y les dicen:
- Ahora las vamos a violar a todas.
Una monjita se pone enfrente de la madre superiora y suplica.
- íNo!, por favor, a la madre superiora no, por favor.
Pero ella, dándole un pellizco, le responde:
- Dijo que todas, ni una sola palabra más.

* * *

Se reúnen los ferrocarrileros en un concurso a ver a cual de todos le medía
más el miembro. En la final quedan tres: un ruso, un americano y un
mexicano. La medición se iba a llevar a cabo mediante durmientes de
ferrocarril, poniendo el miembro en la vía y contando los durmientes. Pasa
el primero que es el ruso, quien lo traía en una enorme bolsa. Lo deja caer
a lo largo de la vía y a lo lejos se oye la voz del juez.
- Quince mil durmientes.
Y todos los rusos, gritan contentísimos. Cuando toca el turno al americano,
lo trae en otra bolsa y lo deja caer sobre la vía.
- Veinticinco mil rieles.
Los americanos se muestran felices. Cuando corresponde el turno al
mexicano, lo deja caer sobre la vía.
- Cincuenta mil rieles.
La porra mexicana brinca de alegría, cuando de repente se oye un grito.
- íAguas que ahí viene el treenn!
- íNo marchen!

* * *

Una viejita con una bolsa en la mano sube a un autobús que, como de
costumbre, va "a reventar".
- Cuidado, con los huevos, cuidado con los huevos.
- Oiga señora, ¿en esa bolsita lleva huevos? - le pregunta un joven
indiscreto.
- No jovencito, llevo alfileres. Cuidado con los huevos, cuidado con los
huevos.

* * *

Al llegar Carlos Marx al purgatorio, San pedro le dice:
- Mira Carlitos, como no fuiste ni bueno ni malo vamos a ser justos
contigo: vas a pasar un año en el cielo y otro en el infierno.
El primer año le toca en el infierno. Una vez que se ha cumplido el plazo,
San Pedro telefonea al diablo y le pregunta.
- ¿QuÚ tal te va con Carlitos?
- Muy mal Pedro, Hay huelga de fogoneros y los diablos quieren seguro
social. íQuÚ bueno que ya se va!
- Al año siguiente el diablo telefonea al cielo para saber cómo les ha ido
con Carlos Marx.
- ¿Con quiÚn desea hablar?
- Con Dios, por favor.
- ¿Dios? Aquí no hay Dios, todos somos iguales compañero.

* * *

- A ver Pepito, ¿Cómo se llama la fuerza que impulsa a los cuerpos hacia
afuera? -le pregunta el profesor de Química a Pepito.
- Aceite de ricino.

* * *

A su paso por la selva, una estampida de elefantes hace destrozo y medio.
Una hormiguita los sigue de cerca. Al detenerse los elefantes en un río a
beber agua, la hormiguita los alcanza; voltea, ve los árboles tirados, las
chozas derribadas, los animales muertos, los puentes rotos .... y les dice:
- íHíjole, quÚ desmadre estamos echando!

* * *

Un tipo, desnudo frente al espejo, platica con su miembro.
- Te acuerdás chico de esas morenas, íquÚ morenas!; y de esas rubias, íquÚ
lindas!, y las pelirrojas, íhombre quÚ pelirrojas!
En eso se echa un gas.
- íCallete, que vos tambiÚn tenÚs tu historia!

* * *

Pepito le dice a su amigo Luisito:
- Luisito, necesito dinero y mis papás no quieren darme un solo quinto.
- No te preocupes Pepito, cuando veas a tu papá o a tu mamá diles que lo
sabes todo; vas a ver cómo rápidamente te sueltan lana.
Pepito, muy contento, decide poner en práctica la estrategia, así que
cuando ve a su papá le dice:
- Papá, lo sÚ todo...
El papá le ruega.
- Calla, Calla, Pepito, mira aquí tienes diez mil pesos.
Al ver que funciona, Pepito va con su mamá.
- Mamá, mamá, lo sÚ todo...
- Calla, Calla, Pepito, aquí tienes cinco mil pesos, pero calla.
Pepito va con su hermana.
- Mariquita, Mariquita, lo sÚ todo...
- No Pepito, no hables, no hables, toma cinco mil pesos.
En eso llega el lechero y Pepito decide poner en práctica la estrategia.
- Señor lechero, señor lechero, fíjese que lo sÚ todo...
- ííí Hijo mío, ven a mis brazos !!!

* * *

En la cruz, Jesús se dirige a Dimas y a Gestas.
- Hermano ladrón que estás a mi derecha, acÚrcate a mí.
- No puedo, maestro, estoy clavado.
- Hermano ladrón que estás a mi izquierda, acÚrcate a mí.
- No puedo maestro, estoy clavado.
- Bueno, allá ustedes, no van a salir en las estampitas.

* * *

Los apóstoles navegan en una barca cuando aparece Jesucristo caminando
sobre las aguas. Pedro se para de la barca y dice:
- Maestro, quiero ir contigo.
Jesús le responde:
- Pedro, ven hacia mí.
Pedro baja y se cae al agua.
- Maestro, maestro, me ahogo...
- No seas tarado, Pedro, por las piedritas.

* * *

Tarzán llega a su arbolito arrastrándose de borracho.
- íAbreme, Jane, hic!
- No Tarzán, porque vienes borracho.
- íAbreme!
- No Tarzán, entiende estás borracho.
- íAbreme, o me voy a una casa de chitas!.

* * *

El hormiguito le dice a la elefanta.
- Andale, elefantita, dÚjate.
- No sean tarado hormiguito, no puedes.
- Andale, elefantita.
- Orale pues.
En ese preciso momento le cae un coco en la cabeza a la elefanta y Ústa
lanza un lastimoso grito. El hormiguito, asustado, le dice:
- íTe lastimÚ, mi vida?

* * *

Don Susanito y Doña Clotilde cumplen 95 años de matrimonio y deciden
recordar su juventud y su pasión. Don Susanito entra al baño y sale con un
lápiz atado al miembro.
- ¿Para quÚ es eso, Susanito?
- íAy, viejita!, es que si no te hago feliz, al menos te escribo.

* * *

En la fase final del concurso de resistencia a los azotes, participan el
mexicano, el gringo y el ruso.
Primero el verdugo azota al ruso, quien aguanta nada más 500 azotes.
Toca el turno del gringo, quien se desmaya en medio de un alarido a los 900
azotes.
Finalmente el mexicano soporta 5,000 azotes. Como siempre, la porra
mexicana estalla jubilosa.
- íEl mudo, el mudo, ra, ra, ra!

* * *

En un partido de futbol, las hormigas aventajan 15 a 0 a los elefantes. En
una emocionante jugada, una hormiguita llega ante la portería de los
elefantes y cuando va a disparar a gol un elefante la aplasta.
Cuando finalmente logran desenterrarla, el elefante le dice:
- Disculpa hormiguita, no fue intencional.
- No te preocupes, yo hubiera hecho lo mismo.

* * *

Pepe está muy preocupado porque su bebÚ de 5 meses de nacido aún no abre
los ojos. Decide llevarlo con el pediatra.
- Oiga doctor, ¿por quÚ no abre los ojos?
- El que no los ha abierto eres tú, idiota, es un niño japonÚs.

* * *

La hormiguita que no puede cruzar un caudaloso río, le dice al elefante:
- Oye elefantito, ¿me harías favor de pasarme del otro lado?
- Claro, hormiguita.
Una vez del otro lado, la hormiguita agradece.
- Gracias elefantito.
- Nada de gracias, hormiguita, bájate los calzoncitos.

* * *

Durante la misa, entra en la iglesia una muchacha preciosa, vestida
atrevidamente. En el momento de la comunión, la joven se para y se acerca
al padre, pero Úste le dice:
- Hija, lo siento, no puedo darte la comunión vestida así.
- Pero padre, yo tengo el derecho divino.
- Y el izquierdo tambiÚn.

* * *

El león, con mucha hambre, recorre la selva anotando en una libreta a los
animales que se va a comer. Encuentra al mono y le dice:
- Oye animalito, ¿cómo te llamas?
- Mono.
- Te apunto y te como.
Luego se encuentra a la jirafa.
- Oye animalito, ¿cómo te llamas?
- Jirafa.
- Te apunto y te como.
Finalmente se encuentra al tigre.
- Oye animalito, ¿cómo te llamas?
- Tigre.
- Te apunto y te como.
- Te doy en toda la ...
- Ah, entonces te borro.

* * *

Jesucristo, que se encuentra en la cruz, llama a Pedro.
- íPedrooo, ven a mí...!
- Ahí voy, maestro...
La multitud, enfadada, agarra a pedradas a Pedro, quien queda herido y
sangrante.
- ¿Pedro, veen, a mííí!
- Ahi voy maestro.
Los romanos, enfurecidos, lo aparean y lo dejan hecho un guiñapo humano.
- íPedrooo, veeen a mííí!
- Voy maestroooo.
Finalmente Pedro llega sangrante y molido a golpes a los pies de la cruz.
- ¿QuÚ deseas maestro?
- Pedro, vieras lo bien que se ve tu casa desde aquí.

* * *

- Oye tesoro, ahora que tengas tus vacaciones, ¿quÚ tal si aprovechamos y
nos casamos?
- ¿No me digas? ¿Y echar a perder mis vacaciones?

* * *

Un Gangoso en la farmacia.
- Demgge ung congdong.
El empleado le da un preservativo
- ¿Y con esto cómmgo me atgo los zapatos?

* * *

Al pasar "Esteban" por una obra, los albañiles ni tardos ni perezosos se
burlan.
- Adiós. mi reina.
- Princesa, tarado, mi mamá aún no se muere.

* * *

DespuÚs de muchos intentos, Juan por fin consigue un trabajo y decide pedir
la mano de su hermosa novia. Llega a la casa de ella, quien como joven
recatada se va a su cuarto mientras Juan habla con su papá.
- Muy bien joven, veo que sus intenciones son buenas; dígame ¿cuánto gana
usted al mes?
- Cincuenta mil pesos señor.
- íPero usted está loco joven! con eso no le paga ni el papel de baño a mi
hija.
Acongojado, Juan se retira y en eso lo alcanza su novia.
- ¿QuÚ te dijo mi amor?
- íTriste cagona!

* * *

Jesucristo en la última cena.
- Hermanos, uno de nosotros me traicionará esta noche.
San Pedro se le acerca y le pregunta.
- Maestro, ¿SerÚ yo acaso?
- No te preocupes Pedrito.
DespuÚs se le acerca San Juan.
- Maestro, ¿serÚ yo?
Y así sucesivamente todos los apóstoles, hasta que Judas se acerca.
- Maestro, ¿SerÚ yo?
- Con ojetes no hablo.

* * *

Lega Pepito a la iglesia visiblemente apenado y entra al confesionario.
- Padre, vengo a confesarme.
- Hijo, dime tus pecados.
- Padre, acúsome de haber violado a la sirvienta.
- Hijo mío, eso es muy grave, reza 20 avemarías y 6 padrenuestros, y en
recompensa, vas a entregarle mil pesos a la primera persona que encuentres
al salir de la iglesia.
Pepito cumple la penitencia y sale a la calle, encuentra a una muchacha muy
provocadoramente vestida y le entrega los mil pesos.
- ¿QuÚ y esto que?
- Es que el padre me dijo que diera mil pesos a quien encontrara a la
sálida.
- Bueno, a Úl porque es cliente pero no a cualquiera.

* * *

DespuÚs de 90 años de feliz matrimonio, doña Clementina decide acudir con
el mÚdico y pedirle un remedio para que su marido pueda hacer el amor.
- Mire señora -dice el doctor- le voy a recetar estas pastillas; debe
ponerle solamente una a la comida, va a ver cómo funciona.
Doña Clementina llega muy contenta a la casa, prepara la comida y vacía
todo el frasco en la sopa. A la hora de la comida, el esposo le grita:
- íViejjaaa!, ¿quÚ les pusiste a los fideos que están todos parados?

* * *

El día de la visita conyugal, una viejita de unos 95 años acude a la
cárcel; el guardia, asombrado, le pregunta.
- Y usted, ¿quÚ desea señora?
- Vengo a la visita conyugal, jovencito.
- Por Dios señora, pero ¿con quiÚn?
- Con quien sea jovencito, con quien sea.

* * *

María le dice a JosÚ.
- Oye JosÚ, dime algo bonito.
- Algo bonito... pues San Juan Capistrán, María, Xochimilco...
- No JosÚ, algo tierno, tiernecito...
- Pues... elotito, María...
- No seas tarado, JosÚ, algo dulce...
- Ate, María, chongos zamoranos...
- No JosÚ, algo que me llegue, que me caliente...
- Pues... íVete a la . . . !

* * *

Doña Ernestina se encuentra en la cocina preparando un rico pastel para
festejar con su esposo 95 años de casados. En eso escucha los gritos de su
esposo.
- íErnestina, Ernestina...!
Doña Ernestina acude rápidamente.
- ¿QuÚ pasa viejito?
- íAh Ernestina!, hemos perdido la oportunidad, fíjate que hubo una alza de
eso... Ahora ni modo, hay que esperar a que haya otra, pero como es una vez
al año...
Así pasan dos años. Un día cuando doña Ernestina lee tranquilamente en su
recámara, oye los gritos de su esposo.
- íErnestinaaa... Ernestina...!
Ni tarda ni perezosa, Ernestina baja las escaleras quitándose la ropa y
cuando llega a la sala ya va en ropa interior.
- Ernestina, la casa se está quemando y tú con tus coqueterías.

* * *

Era un concurso de quien cagaba más. En la consabida final estaban el ruso,
el americano y el mexicano.
El ruso come y come coles, carnes, y toma que toma vodka.
El americano, con sus hot dogs, sus hamburguesas y atiborrándose de coca
cola.
El mexicano, con sus veinte ollas de frijoles, sopes, gorditas y traga que
traga pulque.
Toca el turno del americano, quien se pone a cagar en una balanza. Cuando
acaba, pesan el contenido.
- í500 kilos!
Todos los americanos felices.
Toca el turno al ruso.
- í1000 kilos!
Todos los rusos contentísimos.
Finalmente el mexicano, se para sobre la balanza y emite un ruido
estruendoso, pero de lo otro, nada, así que lo descalifican y gana el ruso.
Al día siguiente se lee en los periódicos.
- íSIGUE LLOVIENDO CACA EN ALASKA!-

* * *

Va un conejo corriendo a travÚs de la línea fronteriza entre MÚxico y los
EE.UU. En eso, simultáneamente, cae muerto por dos balazos, uno de un
mexicano y otro de un americano. Ambos hombres llegan al mismo tiempo por
el conejo.
Al ver el dilema, el mexicano propone una prueba.
- Mira míster, el que aguante la patada más fuerte en los testículos gana.
El americano acepta y, por caballerosidad, al ver que el mexicano es
chaparrito y flaco lo deja patear primero. Llega la tremenda patada y el
gringo se retuerce de dolor a la vez que le salen lágrimas de los ojos.
- Uggh, ahhhhh, oucccchhhhh, ayyyyyy!
- El mexicano, asombrado, ve con temor al gringo que se recupera 15 minutos
despuÚs y le dice:
- No manito, tú ganas, aquí tienes tu conejo.

* * *

Llega un tipo a la cantina y con un gis traza una línea a la mitad del
piso.
- Los que están de aquí hacia la izquierda son maricones. Los de la derecha
se van a la...
Entonces uno de los tipos de la izquierda se para y le grita:
- í í Yo no soy ningún maricón ! !
- Pues pásese a la derecha.

* * *

Dos tipos llevan tres meses perdidos en el desierto. Ya casi muertos de
hambre y sedientos, a lo lejos divisean un camello muerto. Al llegar uno de
ellos lo comienza a devorar, pero el otro le dice:
- Oye, ese camello estaba podrido y muy frío, te va a hacer daño, mejor
vomita.
El otro se convence y se mete los dedos para vomitar.
- Así la quería, calientita...

* * *

Un amigo a otro:
- A ver, dime un sinónimo de supositorio.
- No tengo idea.
- Pues, meticuloso.

* * *

Supermán realiza un recorrido por Metropolis y al pasar por la casa de la
Mujer Maravilla, la ve, con su vista de rayos X, acostada en su cama,
desnuda y abierta de piernas. Supermán, ni tardo ni perezoso, se desnuda
rápidamente y a gran velocidad se avienta encima de la Mujer Maravilla.
- ¿QuÚ sentiste mujer maravilla?
- Yo nada, pero pregúntale al hombre invisible que estaba encima de mí.

* * *

Desde su departamento, cierto individuo observa en el edificio de enfrente
a una rubia despampanante que lo llama con el dedo. Ni tardo ni perezoso,
el tipo corre hacia el edificio, toca a la puerta y sale un enorme negro
que lo agarra y lo viola.
Al día siguiente ve otra vez a la rubia, quien lo llama, va de nuevo, toca
la puerta, sale el tremendo negro, lo agarra y lo viola. Y así
consecuentemente durante dos semanas.
Pero un día corre al edificio, toca la puerta, abre la rubia despampanante
y el tipo pregunta:
- ¿Está el negro?

* * *

Una princesa estaba triste porque físicamente no era muy atractiva.
Desesperada, decide acudir al Mago Merlín.
- Mira hija, yo no puedo hacer nada, pero si sÚ un remedio. La próxima
noche de luna llena ve al lago azul, ahí busca a un sapito, pídele un beso
y por cada vez que te diga "no" van a aumentar tus atractivos.
Muy feliz, la princesa espera la próxima luna llena y se dirige al lago
encantado. Como le había dicho Merlín, encuentra el sapo y le dice:
- Sapito, ¿me das un beso?
- No.
- Y íOh milagro!, aumenta su busto.
Entusiasmada vuelve a preguntar.
- Sapito, ¿me das un beso?
- No.
Y su busto crece otros 5 centímetros, de modo que la princesa se pone
fenomenal; pero deseando una apariencia todavía mejor, vuelve a preguntar.
- Sapito ¿me das un beso?
- íNo, no y mil veces no!

* * *

Cierto individuo, agobiado por su gordura, acude a un gimnasio donde se lee
el siguiente anuncio:
"BAJE 10 KILOS POR CINCO MIL PESOS"
Intrigado, entra, paga sus cinco mil pesos, abre una puerta y sale una
preciosa morena que le dice:
- Si me alcanzas, hacemos el amor.
El gordito echa a correr tras ella, pero no la alcanza aunque sí logra
bajar 10 kilos.
Al día siguiente acude al mismo lugar. Entra, paga sus cinco mil pesos y al
abrir la puerta una rubia despampanante le dice:
- Si me alcanzas, hacemos el amor.
El gordito echa a correr tras la rubia sin tener Úxito, pero sí consigue
bajar los 10 kilos. El siguiente día decide volver, ya con menos kilos y
pensando que ahora sí alcanzara a la rubia o a la morena. Llega, paga sus
cinco mil pesos, y al abrir la puerta se encuentra con tremendo negro que
le dice:
- Si te alcanzo, te violo.

* * *

En la final del concurso de a quiÚn le medía más el miembro, como de
costumbre estaban el americano, el ruso y el mexicano, sólo que Úste último
no aparecía por ningún lado. Creyendo que huyó, los jueves hacen la
medición.
- El ruso: quince metros.
- El americano: veintidos metros.
Estaban celebrando los americanos cuando entra por el estadio un miembro
con un letrerito colgando: "MAÑANA LLEGO: EL MEXICANO".

* * *

Pepito, deseoso de emprender un negocio, se dedica a la venta de huevos. Un
buen día se le ocurre vender su mercancía en la iglesia.
- íHuevos! íHueeevooos!
- El padre, que en esos momentos daba el sermón, enojado grita.
- íSaquen a Úse de los huevos!
- íAy no padre, mejor de las orejitas!.

* * *

Una señora le dá el pecho a su bebÚ cuando se le acerca un borrachito y le
dice:
- Hic, quÚ hermoso niñito, señora, hic.
- Gracias caballero.
- Oiga señora, si no es indiscreción, hic, ¿con quÚ lo alimenta?, hic.
- Pues con leche y jugo de naranja.
- Ah caramba, hic, y ¿cuál es la de naranja?, hic.

* * *

Un padre se encuentra jugando golf. Al llegar al primer hoyo, el padre
afina su puntería y falla; enojado, grita:
- íCarajo! fallÚ.
Una monjita que hace las veces de cadi, le dice:
- íPadre, por Dios! El cielo lo va a castigar por decir malas palabras.
Llegan al segundo hoyo y el padre vuelve a fallar.
- Padre, por Dios, no vuelva a repetir eso.
Llegan al tercero hoyo y el padre falla otra vez.
- íHijos de su... volví a fallar!
- Padre, Dios lo va a castigar.
En esos momentos se comienza a formar una nube negra encima de ellos; se
oyen truenos y cae un rayo que fulmina a la monjita. Entonces se oye una
voz desde la nube.
- íME LLEVA...., FALLE!

* * *

Cierto individuo llega al consultorio y con mucha pena le cuenta al doctor
su problema.
- Doctor, tengo un testículo más grande que otro.
- A ver, ensÚñemelo.
- íAy! no, doctor, porque se va a reír.
- No hombre, yo soy un mÚdico serio.
- No doctor, se va a reír.
- No se preocupe hombre, confíe en mí.
Finalmente el mÚdico logra convencer al paciente, quien se abre la bragueta
y le muestra un testículo enorme, de modo que el doctor no puede aguantar
la risa.
- ¿Ya ve doctor? Ahora no le enseño el grande.

* * *

Un policía sorprende a un borrachito orinándose en la calle.
- Muy bonito, joven, muy bonito...
- Deje lo bonito, hic, lo bueno que me ha salido.

* * *

Era un concurso en la selva a ver que animal podía saltar una pared muy
alta. Todos fallan y se estrellan contra la pared: leones, monos, jirafas,
antílopes, etc. Le tocaba el turno al burro quien poco antes de saltar ve
una burra muy sensualona del otro lado de la pared, ni tardo ni perezoso,
entonces, da tremendo salto y cruza la tapia. El jurado protesta.
- íCon garrocha no se vale!

* * *

Caperucita Roja se dirige a la casa de su abuelita cuando de repente le
sale el lobo feroz, quien la viola. Cuando por fin llega a la casa de su
abuelita, Ústa le pregunta:
- ¿Cómo estás caperucita?
- Nada de Caperucita, Señora de Feroz.

* * *

Un dictador sudamericano visita Estados Unidos con la finalidad de negociar
la deuda externa de su país. Desafortunadamente, al bajar del avión se
encuentra un enorme charco de agua y su secretario le dice:
- Señor, súbase los pantalones para que no se moje.
El dictador hace lo indicado, pero al pasar el charco le dice su
secretario:
- Señor, bájese los pantalones que ahí viene el presidente norteamericano.
- íAh caray! ¿Tanto debemos?

* * *

A ver compadre, dígame un sinónimo de baño de asiento.
- No sÚ, compadre.
- Anonadado.

* * *

Dos monjitas caminan por una calle de mala muerte, cuando dos borrachos las
secuestran y las llevan a un callejón, donde empiezan a violarlas. En eso
están cuando una monjita dice:
- Perdónalos Dios mío, no saben lo que hacen.
La otra contesta.
- Eso será el tuyo, porque Úste sabe de maravillas.

* * *

Un borrachito trata de abrir la puerta de su casa cuando se le acerca un
policía y le pregunta:
- ¿QuÚ hace amigo?
- Hic, abro la puerta de mi, hic, casa.
- Pero mi amigo, eso no es una llave, es un supositorio.
- Chin, y ahora dónde me metí la llave.

* * *

En el bosque, el lobo feroz intercepta a Caperucita Roja.
- Ven Caperucita, vamos atrás de este arbusto.
- No lobo, porque a mi mamá no le va a gustar.
- Claro que sí, a tu mamá le encantó.

* * *

Un borrachito, que conduce su vehículo por el perifÚrico a toda velocidad,
escucha en el radio.
- Interrumpimos este programa para informar que un loco maneja a toda
velocidad y en sentido contrario por el perifÚrico.
- Hic. ¿Uno? Si son muchos, hic.

* * *

Un marciano aterriza en Africa y utilizando su traductor computarizado le
pregunta a un animal.
- Animalito, ¿cómo te llamas?
- Yo me llamo cebra tigre, porque mi papá fue una cebra y mi mamá un tigre.
Se acerca a otro animal.
- Animalito, ¿cómo te llamas?
- Yo me llamo ardilla voladora, porque mi papá fue un ave y mi mamá una
ardilla.
DespuÚs le pregunta a otro.
- Animalito, ¿cómo te llamas?
- Yo me llamo oso hormiguero.
- íAh!, ¿sí? No me digas.

* * *

Los cuatreros logran asaltar la diligencia que va de San Francisco a Texas.
El jefe de la banda dice:
- Ahora vamos a violar a los hombres y a matar a las mujeres. No, no, al
revÚs.
Un maricón suspira.
- Chin, yo que me había hecho ilusiones.

* * *

En uno de sus sermones, Jesús dice:
- El que estÚ libre de pecado que arroje la primera piedra. En eso le pasa
rozando la cabeza una tremenda piedra. Extrañado, descubre que una viejita
fue la culpable y exclama.
- íTú no juegas, madre!

* * *

Don Manuel llega a altas horas de la noche a su casa y encuentra a su
esposa con el amante, quien se esconde rápidamente debajo de la cama.
No obstante, Don Manuel lo alcanza a ver y le pregunta a su esposa:
- íVieja! ¿QuÚ hace ese hombre abajo de la cama?
- íAy!, abajo no sÚ; pero arriba, maravillas.

* * *

Jesús se encuentra con los apóstoles, a quienes les dice:
- A ver muchachos fórmense, los voy a contar, uno, dos, tres, cuatro,....
once, doce, trece, catorce... íAh caray! Deben ser doce; mejor paso lista.
- Pedro
- Presente
- Juan
- Presente
- Santiago
- Presente
Así hasta que termina de pasar lista, pero aún sobran dos.
- Bueno, y ustedes ¿quiÚn carambas son?
- Douglas y Tony, del Túnel del Tiempo.

* * *

El caballero a la muchacha.
- Vamos a darle gusto al sin orejas.
- íAh no puedo!, por mi mensual.
- Entonces de perdis por tu anual.

* * *

Un sacerdote a una preciosa rubia.
- Hija mía, tú sabes que uno es hombre, y pues quisiera saber si habría una
oportunidad contigo.
- Pero padre, por Dios.
- No hija mía, no hay problema, ven en la noche y dile a tu marido que hay
misa de gallo.
Llega la noche y la esposa sale de la casa, pero como al marido le entra la
duda prefiere acompañarla.
- ¿Ves vieja?, no hay nada.
- Sí, ya va a empezar.
En eso se oye una voz.
- íDejen de hacer el amor!
- ¿Oíste vieja?
- íDejen de hacer el amor!
El marido, extrañado, decide subir a investigar, y en ese momento el padre
se aprovecha.
A los cinco minutos, baja el marido y se esconde el padre.
- Vieja, no sÚ, pero desde arriba se ve clarito que aquí hay una pareja
haciendo el amor.

* * *

En la escuela Pepito presume ante sus amiguitos de saber quiÚn inventó los
preservativos.
- ¿QuiÚn inventó los preservativos.
- Los reyes magos.
- No puede ser.
- Sí, mi papá me dijo que los reyes llegaron con dádivas, regalos y con
dones.

* * *

Al realizar su strip-tease, la vedette se dá cuenta que un individuo que
está en primera fila no le presta la menor atención. Enojada, la muchacha
se le acerca y se le contorsiona enfrente, pero el tipo sigue distraído.
Entonces la chica, furiosa, le pregunta:
- Oiga, quÚ a usted no se le para:
- No señorita, es un Timex.

* * *

Era un concurso de quien comía más vómito, y en la final se encuentran el
ruso, el mexicano y el gringo.
Toca el turno del ruso; le traen su plato y aguanta dos cucharadas.
Corresponde al americano, a quien le toca su plato y sólo come cuatro
cucharadas.
Finalmente el mexicano, quien, a los cinco platos, se vomita.
Se acercan los jueces y le preguntan.
- Pero ¿por quÚ vomitó, hombre, si iba ganando?
- Es que ese gordito se está sacando los mocos.

* * *

El premier ruso llega al infierno, en donde se le dá la oportunidad de
recorrer las celdas para conocer los castigos que se implantan. En una de
ellas se ve a Reagan haciendo el amor con una rubia increíble. Cuando llega
el diablo a preguntarle quÚ castigo eligió, el premier ruso dice:
- Yo quiero un castigo como el de Reagan.
- íAh quÚ fregón!, si el castigo es para la rubia.

* * *

Mientras el señor Perez espera a que su esposa se bañe, de pronto aparece
una ranita. La recoge en su mano y dice:
- íVaya!, quÚ simpática ranita.
- No soy ranita, soy una princesa encantada, y si me das un beso te
concederÚ mi amor.
Medio extrañado, el señor Perez decide arriesgarse, le da un beso y la rana
se transforma en una princesa despampanante, vestida con un baby doll rosa.
En esos momentos sale su esposa del baño y le dice:
- Viejo, ¿quÚ significa esto?
- No me lo vas a creer, mi vida; no me lo vas a creer.

* * *

Entra un tipo malencarado a una cantina. El lugar está vacío, excepto por
un borrachín que se encuentra recargado en la barra.
El bravucón se acerca a Úl, lo toma por la solapa y le dice:
- ¿QuÚ me ves?, guey.

* * *

Un novedoso concurso consistía en conocer al individuo que realizara la
vomitada más asquerosa. En la final estaban el francÚs, el italiano y el
mexicano.
El ganador se conocería por el número de veces que un cerdo moviera la cola
al oler la vomitada. El primero en pasar fue el francÚs, quien despuÚs de
comer quesos, vinos, coles, pasteles se echa una tremenda vomitada. Traen
al cerdito, huela la basca y mueve 5 veces la cola.
En su turno, el italiano, despuÚs de disfrutar pastas, pizzas, vino y
pasteles se echa una tremenda vomitada; traen al cerdito, quien mueve 10
veces la cola.
Finalmente el mexicano se prepara comiendo frijoles, sopes, gorditas, tacos
de tripa y otros antojitos; su vomitada es fenomenal, llega el cerdito,
huele y....
- íPuaggggg!

* * *

Cierto individuo a una muchacha muy hermosa.
- Señorita, yo le doy 5 millones de pesos si me deja darle un beso en los
pechos.
La muchacha que necesitaba dinero, le dice:
- íAh caray!, ¿tanto por un beso?, bueno
Se quita el brasier, y el tipo le empieza a acariciar la cara pero nunca le
da el beso. La muchacha, enojada, le grita:
- íYa, ya, dÚme el beso!
- No sabe con quÚ gusto se lo daría, pero no tengo dinero.

* * *

Está un borrachito orinándose en las llantas de un carro; en eso un tipo se
le queda viendo, el borrachito apenado se da vuelta.
- Oiga joven, no se asuste, lo que paso es que yo soy un escultor y nunca
había visto algo así, ¿me deja tocarlo?
- El borracho, apenadísimo.
- No señor, ¿cómo cree?
- Mire, si me deja le doy veinte mil pesos.
- Orale, pero nada más 5 segundos.
El tipo, retorciÚndosela, chilla:
- No me gusta que se orinen en mis llantas.

* * *

El mono se encuentra al conejo, quien estaba echando chispas de coraje.
- ¿QuÚ te pasa conejo? ¿Por quÚ tan enojado?
- Es que al león se le ocurrió poner baños en la selva y a mí me fuÚ de la
patada.
- Pues ¿cómo estuvo?
- Estaba yo en el baño y a mi lado se encontraba el elefante, pero como no
había papel, me preguntó.
- Oye conejo, ¿sueltas pelito?
- Yo le conteste que no, y ya te imaginarás cómo me fue.

* * *

Un maricón se encuentra en la calle un reloj.
- íUyyy, quÚ suerte tan buena, un relojjj!
- Hijole y hasta está parado, me lo llevo puesto...

* * *

Va Pepito al baño sauna, y se sorprende al ver que un negro está tocándose
el miembro a la vez que dice:
- "Sombras nada más, entre tu vida y mi vida..."
Siguiendo el ejemplo empieza Pepito:
- "Cachita está alborotá, ahora baila chachachá..."

* * *

Llega un gangoso a la tienda y dice:
- Degme ung yogurthgg.
- ¿Danone?
- Pueg del refriggguerardorg.

* * *

JosÚ y María deciden hacer el amor antes de recoger los zacates. Cuando ya
han terminado, María le pregunta a JosÚ:
- ¿Y los zacatis?
- Pos ¿quÚ no lo sintitis?

* * *

Durante una orgía un individuo enciende la luz y dice:
- Hay que organizarnos, hay que organizarnos.
- íCállate y apaga la luz!
Como a los 15 minutos el mismo tipo grita:
- Hay que organizarnos, hay que organizarnos.
- íYa cállate y apaga la luz! -le responden.
Nuevamente a la media hora.
- Hay que organizarnos, hay que organizarnos.
- ¿Para quÚ caramba quieres organizarte?
- Es que ya me han violado cuatro veces y no he podido hacer el amor una
sola vez.

* * *

Un gangoso intenta bajarse del autobús.
- íBagjang!
El chofer acelera.
A las dos cuadras el gangoso vuelve a gritar:
- íBagjang!
El chofer sigue acelerando, y ya se había pasado como diez calles cuando un
pasajero le dice:
- Oiga, no sea mala onda, deje bajar al joven.
Y el chofer contesta:
- Nagda másg que nog meg arremegde ese gueyyg.

* * *

En la cárcel de mujeres se logra introducir un hombre. Pero al poco tiempo
la directora de la prisión comienza a sospechar, por lo que reúne a todas
las reclusas en el patio y les dice:
- Señoritas, hay un hombre entre nosotras, así que todas se van a levantar
la falda y yo voy a pasar personalmente a ver si son hombres o mujeres.
La directora inicia la inspección.
- Mujer, mujer, mujer, mujer, mujer, mujer, mujer, mujer, mujer, buenas
tardes, mujer, mujer, mujer.

* * *

Un maricón diariamente pasaba por una obra, y los albañiles dejaban oír sus
expresiones.
- íAdios maricón!
- íAdios albañilotes feos y fuchis!
Un día, uno de ellos le grita:
- íAdiós mamacita!
- íHasta luego, señor arquitecto!

* * *

Un borrachito pasa por un bar de maricones cuando una abeja le pica la
nariz. Muy molesto, el borracho dice:
- Si pasa, hic, otra abeja por aquí, hic, la violo.
Un maricón lo escucha y sale del bar.
- íBzzz, Bzzz, Bzzz!

* * *

Llega el gran jefe Burro Parado a la tienda y pide un preservativo. El
empleado, amablemente, se lo da. Al dia siguiente regresa Burro Parado muy
enojado.
- Jefe fuerte, testículos fuertes, condón "pum"
Entonces el empleado le ofrece uno de latex extra resistente, pero al otro
día regresa el jefe más enojado.
- Jefe fuerte, testículos fuertes, condón "pum".
El empleado le ofrece ahora uno con cintas de seguridad, y al día siguiente
la misma historia.
- Jefe fuerte, testículos fuertes, condón "pum".
Muy preocupado, el empleado le ofrece el nuevo modelo radial de acero
reforzado y con bandas de titanio. Al día siguiente llega el jefe.
- Jefe fuerte, condón fuerte, testículos "pum".

* * *

Debajo de un puente, un tipo muerto de hambre implora a Dios.
- Dios mío, dame un pedazo de carne.
Casi al instante cae a su lado un trozo de carne que devora rápidamente.
- Dios mío, Dios mío, dame otro pedazo de carne.
Inmediatamente cae otro trozo de carne.
Muy entusiasmado, continúa invocando a Dios.
- Dios mío, dame dos pedazos de carne. En el acto caen a su lado dos
pedazos de carne.
Sin embargo, intrigado por la facilidad con que se cumplen sus deseos, se
asoma y descubre que arriba del puente se encuentra un leproso, quien
entusiasmado cuenta.
- Me quiere mucho, poquito, nada.....

* * *

Cierto individuo consulta con el doctor.
- Oiga doctor, ¿por quÚ no me recomienda un remedio para que me salga pelo?
- Mire hombre, existe uno muy bueno, frótese la cabeza contra el sexo de
ella y verá como le sale pelo.
En eso el hombre nota que el doctor está igual de pelón que Úl.
- Oiga doctor, pero usted está igual de pelón que yo.
- Sí, pero mire quÚ bigotazo.

* * *

Un vampiro maricón descubre a un tipo solitario en la calle. Presintiendo
un banquete, se transforma en humano y se le aparece al individuo a la vez
que le dice:
- íTe voy a chupar la sangre!
- íMe vas a chupar la pistola!
- íAy, pues apúrate que ya va a amanecer, Papacito!!

* * *

En una conferencia sobre sexualidad humana, el conferencista pregunta a una
persona del público.
- Usted, ¿con quÚ frecuencia hace el amor?
- Cuatro veces por semana.
En eso un señor que está sentado en la última fila dice:
- Yo, yo, yo...
El conferencista hace la misma pregunta a otra persona.
Yo, cinco veces por semana.
Y el señor de hasta atrás.
- Yo, yo, yo...
Sigue preguntando el conferenciante y el otro insistiendo. Finalmente le
pregunta al tipo de atrás.
- Bueno amigo y usted ¿cada cuándo?
- Yo una vez al año.
- Y ¿por eso está tan contento?
- Es que hoy me toca.

* * *

- ¿Cuál es el colmo de una solterona?
- Vivir en una casa hecha de puros palos.

* * *

Dos maricones viajan en su coche convertible cuando empieza a llover.
- Lalo, la lona.
- Pepe, pepona.
- Lalo, la lona
- Pepe, pepona.
- Lalo, la lona
- Pepe, pepona
- íLalo, la lona que nos mojamos estúpido...!

* * *

Don Fernando y doña Enriqueta cumplen años de casados. La señora insiste en
que su esposo la lleve a un centro nocturno de la zona rosa. Don Fernando,
asiduo visitante de esos lugares, se resiste hasta que por fin tiene que
aceptar.
Llegando al lugar, el portero saluda a don Fernando.
- Buenas noches don Fernando, ¿la misma mesa de siempre?
- Pero viejo, ¿te conocen?
- No mi vida, debe haberse confundido.
En el interior del bar se le acerca el mesero.
- Usted, don Fernando ¿lo de siempre? ¿Y la señora?
La esposa sospechaba algo pero don Fernando lo negaba todo.
Poco despuÚs la cigarrera le pregunta.
- ¿Sus puros de siempre, don Fernando?
Durante su strip tease, la vedette va exactamente donde don Fernando y le
avienta la pantaleta a la vez que pregunta al público.
- ¿De quiÚn es esto?
- í í í DE DON FERNANDO ! ! !
La esposa, enojadísima, abandona el cabaret, y don Fernando corre tras
ella, diciÚndole que todo es una confusión. Ella sube a un taxi y don
Fernando logra introducirse tambiÚn cuando el taxista lo saluda.
- ¿QuÚ tal don Fernando? Esta vieja es más brava que la de anoche, ¿verdad?

* * *

Dos curitas deciden ir a acampar y como comida llevan un delicioso pollo
rostizado. Llegando al lugar, el padre superior dice:
- Hermano, hermano, propongo que nos durmamos un rato, y al despertar el
que haya tenido el sueño más hermoso se come el pollo.
- Me parece muy bien, padre superior -contesta el novicio.
Al rato despierta al Padre superior y cuenta su sueño.
- Fíjate hijo que soñÚ que llegaba una nube plateada del cielo y cuatro
ángeles me subían en ella y luego me llevaban a la presencia de Dios y
desde ahí te veía dormir. ¿Y tú que soñaste, hijo?
- Ay padre, yo no soñe nada, pero lo vi tan contento en la nube plateada
con los ángeles, que creí que no iba a volver y me comí el pollo...

* * *

Floripondio y Rododendro pasean en su Porsche rosa por el Paseo de la
Reforma. En eso un trailer les da un cerrón y les raya la salpicadera.
Rododendro y Floripondio no hacen caso y continúan su camino, pero más
adelante el mismo trailer les dá un tremendo golpe. Rododendro furioso va a
buscarle bronca al chofer.
- ¿QuÚ pasó, manita? Me vas a pagar o no?
- No te pago nada.
- ¿Ah no? A ver Floripondio trae un policía.
- Por última vez, ¿me vas a pagar o no?
- Te voy a pagar puro camote.
- Vente Floripondio, vente, ya me arreglÚ con el señor.

* * *

Una hermosa muchacha llega a la iglesia a confesarse.
- Padre, vengo a confesarme...
- Hija, dime tus pecados.
- Padre, mi novio me dio un beso.
El padre consulta con su computadora, a lo que Ústa responde: BESO = 3
AVEMARIAS.
- Padre, aparte me acarició el pecho.
El padre consulta su computadora. ACARIA pecho = 5 PADRENUESTROS Y 6
AVEMARIAS.
- Padre, aparte me metió la puntita.
El padre recurre a su computadora y luego de un rato le dice:
- Hija, que te la meta toda, porque esta máquina no trabaja con decimales.

* * *

En la selva, el león cita a todos los animales:
- Amigos, amigos, vamos a hacer una fiesta.
Todos los animales se ponen felices y un sapito, abriendo tremendo hocico,
dice:
- íUy, quÚ paaaadreee!
Continúa el león:
- Y va a haber pasteles y cubas.
Continúan las expresiones de júbilo, y el sapito repite.
- íUyyyy, queeÚ paaaadreeee!
Sigue el león:
- Va haber parejas para todos.
- íBravoo, viva!
Y el sapito:
- íUuuuuyyyyyy, queeeÚ paaaaadreeeeee!
Para el león ya le había caído gordo el sapito y le dice:
- Y no vamos a invitar al más hocicón de la selva.
Y el sapito:
- Ya se la están haciendo gacha al cocodrilo.

* * *

MoisÚs agoniza y un vecino que no sabe que aquÚl es judío, le lleva a un
sacerdote. Este le acerca una cruz a la cara, y MoisÚs le dice:
- Te doy quinientos pesos, ni un quinto más.

* * *

Un hombre muy rico acaba de perder toda su fortuna en el juego.
Desesperado, decide hacer un pacto con el diablo.
- Satanás, si me devuelves mi dinero harÚ lo que me pidas.
En eso aparece satanás y le dice:
- Te he oído, pero si quieres tu dinero, primero me tienes que dar el
trasero.
Algo apenado el hombre accede y cuando todo ha terminado, el hombre le
dice:
- Bueno satanás, ya hice lo que me pediste, ahora mi dinero.
- Lástima que yo no pueda, porque no soy el diablo, yo voy a una pastorela.

* * *

Rododendro nada plácidamente en la alberca cuando floripondio le grita:
- Ay Rododendro, ¿cómo está el agua?
- Pues bien acogedora.
- íAy, quÚ bueno!, me voy a aventar de espaldas.

* * *

Al morir Echeverría se va al cielo, pero allá llega totalmente encuerado.
Toca las puertas y aparece San Pedro.
- ¿QuÚ deseas, hijo mío?
- Ah, yo soy Echeverría.
- Muy bien hijo, demuÚstramelo.
- Sí, ¿pero, cómo?
- Mira hijo, para entrar debes demostrar quiÚn eres.
Sin embargo, despuÚs de muchos intentos, Echeverría no puede entrar.
Finalmente decide probar suerte por última vez.
- ¿QuÚ deseas, hijo mío?
- Soy Echeverría.
- DemuÚstramelo.
- ¿Cómo?
- Mira, una vez vino PelÚ, se echó una cascarita contra los ángeles y les
ganó.
- Es que no sÚ, se me ocurren puras tonterías.
- Pásale, pásale, pásale.

* * *

Pepito observa a dos cuates tronándoselas sabroso.
- ¿Quieres Pepito?
- Orale.
- A ver, dale una soplada y dime quÚ sientes.
- Nada, no siendo nada.
- íAh caray! ¿cómo que no?, dale otra.
- No siento nada.
- A ver, sóplale con muchas ganas.
- No siento nada, ni piernas, ni manos, ni cabeza, nada.

* * *

En la final de un concurso para saber quiÚn tenía el miembro más grande
participan un ruso, un norteamericano y un francÚs.
El primero en pasar es el francÚs, quien lo extiende; le mide cinco metros.
En la tribuna, un jorobadito estaba botado de la risa.
Ahora el turno es del norteamericano; le mide siete metros.
El jorobadito continúa riÚndose.
Pasa el ruso; ocho metros.
En ese momento el jorobadito ya no aguanta la risa.
En eso el juez se da cuenta y dice:
- A ver, jorobadito, ¿de quÚ se riÚ?
Y el jorobadito contesta:
- ¿Yo, jorobadito?

* * *

El doctor a la hermosa paciente:
- Le tengo una excelente noticia, señora.
- Señorita, doctor.
- Entonces le tengo una pÚsima noticia.

* * *

Encarnita se encuentra a Pilarica, que está toda vendada.
- Pero mujer de Dio', ¿quÚ te ha pasa'o?
- El idiota de Venancio, hija, que se ha compra'o una moto.
- Pero ¿quÚ pasó?
- Que vamos a 80, a 100 a 120 y que se acaba el camino y el tara'o me dice:
"agarrate de donde puedas", y fíjate que si no es hombre... íme mato, me
mato...!

* * *

Llega una señora a una tienda y se dirige al dependiente.
- Joven, dÚme un brasier talla 59 B
- Mire señora, el departamento de hamacas está al lado.

* * *

Acaban de contraer matrimonio Venancio y la Pilarica, la muchacha más
dadivosa del pueblo. Su noche de bodas la pasan en el hotel del pueblo y
como los lugareños son muy chismosos, se ponen junto a la puerta para oír
lo que pasa en el cuarto.
- Ahora te voy a besar como nadie Pilaraca -dice Venancio.
Afuera se corre el rumor.
- La va a besar, la va a besar.
- Ahora te voy a abrazar como nadie Pilaraca.
- La va a abrazar, la va a abrazar.
- Ahora te voy a hacer lo que nadie te ha hecho Pilaraca.
- La va a matar, la va a matar...

* * *

Un hombre platica con otro.
- Sabe amigo, yo tengo la mala suerte de ser viudo por cuarta ocasión.
- No me diga, hombre, y ¿de quÚ murió su primera esposa?
- Comió unos hongos venenosos.
- íAy, quÚ horrible!, ¿y la segunda?
- Desgraciadamente, tambiÚn comió hongos venenosos.
- íVaya, que desafortunada coincidencia!, ¿y la tercera?
- Igual, tambiÚn comió hongos venenosos.
- ¿No me diga? y la cuarta, ¿tambiÚn comió hongos venenosos?
- íAh, no!, esa murió de cuatro balazos.
- Diantes, y ¿por quÚ?
- Es que no se quiso comer los hongos...

* * *

DespuÚs de hacer el amor, Eva se va a lavar al río. Entonces llega Dios.
- Adán, ¿dónde está Eva?
- Lavándose en el río.
- Chin, ya no le voy a poder quitar el olor a pescado a los peces.

* * *

Pepito, que pasea con su mamá por el campo, ve a un burro con tremenda cosa
entre las patas.
- Mamá, ¿quÚ es eso? -pregunta Pepito.
- Nada m'ijo, nada.
Al día siguiente Pepito pasa con su papá por el mismo lugar y Pepito vuelve
a preguntar.
- Oye papá, ¿quÚ es eso?
- Es la cosa del burro.
- ¿Y cómo mi mamá, dijo ayer que no era nada?
- Es que tu mamá es una inconforme.

* * *

Una pareja pasea por el zoológico y enfrente de la jaula de los gorilas, Úl
le dice a ella.
- EnsÚñale una chichi:
- ¿QuÚ? Estás loco.
- Tu ensÚñasela.
La señora obedece, y el gorila empieza a golpear la jaula.
- Ahora ensÚñale la otra.
La señora obedece, y el gorila empieza a patear.
- Ahora ensÚñale lo demás.
- ¿Tú estás loco, o quÚ?
- íOh, tú ensÚñaselo!
La señora obedece, y el gorila rompe, los barrotes y los empieza a
corretear.
- Ya ves viejo imbÚcil, para quÚ me dijiste que hiciera eso, ahora el
gorila nos va a agarrar.
- Ahora dile al gorila lo que a mí, que no puedes, que te duele la cabeza,
que no tienes ganas...

* * *

Llega una señora con un tremendo busto a un restaurant y le dice al mesero:
- Birdman, un cañac para este ardor de pecho, hic.
El mesero le trae el cognac.
A los cinco minutos, la señora otra vez.
- Hic, birdman, una cañac para este ardor de pecho.
El mesero, algo molesto le trae el cognac. Cinco minutos despuÚs.
- Birdman, un cañac para este ardor de pecho.
El mesero, ya muy enojado, le dice:
- Mire vieja, yo no soy birdman, soy barman; no es cañac, sino cognac, y si
quiere quitarse el ardor de pecho, saque la chichi del cenicero, ívieja
idiota!.

* * *

El papá de Pepito considera que ya es tiempo de que el niño se entere de
las cosas de la vida, por lo que platica con Úl.
- Mira Pepito, hay un momento en la vida en que todos debemos saber ciertas
cosas... ciertas cosas sobre nosotros... es decir, ese momento ha llegado
Pepito...
- Está bien papá, ¿quÚ quieres que te explique?

* * *

Al llegar a un burdel, el gringo le dice a la prostituta:
- En mi país las mujeres tienen el pelo como estambre; los vellos de las
axilas como estambre, el vello de las piernas como estambre, y ahí como
estambre.
La prostituta, enojada, le dice:
- Bueno, ¿vienes a tejer o a coger?

* * *

Un nuevo rico asiste a una fiesta. Cerca de Úl a una señorita, que se
encuentra acompañada de un tipo, se le sale un gas. Caballerosamente, el
señor se para y dice:
- Disculpen señores, algo me ha caído mal; con su permiso, me retiro.
Al nuevo rico, le encanta ese gesto y piensa en hacer algo similar si tiene
la oportunidad.
Como a los 20 minutos, a una señora gorda se le sale un gas muy sonoro.
Entonces el nuevo rico se para y dice:
- Señores, el gas que se le ha salido a esta vieja va por mi cuenta.

* * *

En la sala de maternidad los bebÚs tienen una afectuosa plática.
- Oye, tú quÚ eres, ¿niño o niña?
El bebÚ se alza la camisita.
- Niño.
- Y tú, ¿niño o niña?
El alza la camisita.
- Niña.
- Y tú, ¿niño o niña?
El bebÚ se alza la camisita.
- No sÚ.
- ¿Cómo?
- Es que yo tengo zapatitos amarillos.

* * *

El rey, deseoso de casar a su hija, ofrece otorgarle la mano de ella a quel
hombre que tenga el miembro más grande. Se reúnen muchos aspirantes y
cuando el rey ya está a punto de dar su fallo, hace acto de presencia un
hombre con un miembro de 3 cms. El rey está a punto de correrlo, pero el
hombre dice:
- Tibiri tibiri tibiri, tibiri, tibiri.
Ante esto el miembro empieza a crecer hasta llegar a 5 metros.
- Tabara, tabara, tabara, tabara.
Y el miembro recupera su tamaño.
El rey declara ganador a este individuo. Durante la cena real la princesa
ya estaba ansiosa de hacer el amor con Úl, desgraciadamente estaban
sentados en extremos opuestos de la mesa, así que el hombre empieza a
cantar.
- Tibiri, tibiri, tibiri, tibiri, tibiri.
- ¿Ya?
- No.
- Tibiri, tibiri, tibiri, tibiri, tibiri.
- ¿Ya?
- Sí.
- Tibiri, tabara, tibiri, tabara, tibiri, tabara, tibiri...

* * *

Un ciego camina por la calle cuando pasa una señora con agua de rosa, y el
ciego oliente le dice:
- Hasta luego señora, hasta luego.
Al rato le llega un olor a cebolla y dice:
- Hasta luego señor cocinero, hasta luego.
En eso pasa por una pescadería.
- Adiós, mamacita.

* * *

Un niño en el puesto de periodicos:
- Señor, señor, ¿tiene el pájaro loco?
- No, pero si quieres me lo alboroto.

* * *

Una pareja de enamorados llega a un motel de camioneros y le preguntan al
dependiente.
- Oiga, amigo, ¿no tiene un cuarto?
- Pues no, pero en la azotea hay un toldo; si quieren utilizarlo.
Como los jóvenes estaban muy excitados aceptan, pero cuando estaban en el
momento culminante una ráfaga de viento los tira al suelo. Un borrachito
que había visto todo, va con el encargado y pregunta:
- Jefe, jefe, hic, ¿es Úste un hotel de paso?
- Bueno hombre, sí, sí es.
- Es que ya se les cayó el anuncio.

* * *

DespuÚs de la noche de bodas, Esperancita se encuentra a la Pilarica toda
enyesada y le dice:
- Dios mío mujer, ¿quÚ te ha hecho ese tara'o?
- Pues fíjate: Venancio es tan tonto, que me le he encuera'o, le he
abraza'o y Úl no ha hecho ná. Ya desesperada le he dicho:
- íDame con la de miar, Venancio!
- ¿Y quÚ ha pasa'o?
- Que me ha agarra'o a bacinicazos.

* * *

- ¿En quÚ se parece un maricón a un brasier?
- En que los dos se abrochan por atrás.

* * *

Un maricón se dirige a su trabajo, y para no perder la costumbre se lleva
dos plátanos, uno en la bolsa del pantalón y otro en la bolsa del saco.
Se sube al metro, pero con los empujones se le magulla el que trae en el
saco. Muy molesto el maricón se agarra el del pantalón y dice:
- Este no se me va a magullar.
Pero al llegar a Pino Suárez un tipo le dice:
- Ya SuÚltame mano, yo me bajo aquí.

* * *

En una conferencia telefónica, Sinforoso le dice a Rododendro.
- Fíjate que en el super había chile ancho, chile pasilla, chile largo,
chile serrano, chile piquín, chile habanero, chile guajillo, chile de
árbol...
- Ay, ya cállate, que se me está haciendo agua la cola.

* * *

Pepito llega con su mamá y muy contento le dice:
- Mamá, me voy a casar con Mariquita.
Su mamá, por seguir el juego, le pregunta.
- Muy bien Pepito, pero con quÚ la vas a mantener.
- Con los 500 pesos que me das a la semana para ir al cine.
- Muy bien hijo, eso alcanzaría para ustedes dos, pero ¿cuando tengan
familia?
- No mamá, nosotros no vamos a tener familia.
- ¿Por quÚ Pepito?
- Porque cada vez que ella ponga un huevo, yo lo voy a pisar.

* * *

El rey de los gatos pasaba todas las noches gritando por los callejones.
- A fornicar esta noche en la plaza.
Un gatito pequeño, siempre queria ir, pero no lo dejaban. Pero un día el
rey de los gatos le permite ir. Esa noche llegan todos los gatos a la
plaza, y se lanzan sobre una gata. La gata huye y se trepa a un árbol.
Los gatos empiezan a dar vueltas al árbol y como a la vuelta 120 dice el
gatito:
- Oiga jefe, yo nada más dos vueltas más de fornicada y me voy a mi casa.

* * *

Rododendro y Floripondio esperan a Narciso, quien llega con las caderas y
las piernas enyesadas.
- Por Dios, manita, ¿quÚ te pasó?
- íAy manas, algo horrible! ¿Se acuerdan del cuete que nos pusimos la otra
noche?
- íUy sí!
- Pues un canijo me lo prendió.

* * *

En un hospital del ejÚrcito, el mÚdico le pregunta al herido:
- ¿De quÚ estás enfermo soldado?
- De hemorroides.
- ¿Cuál es su tratamiento?
- Pinceladas de yodo.
- ¿Cuál es su mayor deseo?
- Morir por la patria.
Pasa con otro soldado.
- ¿De que está enfermo soldado?
- Hemorroides.
- ¿QuÚ tratamiento tiene?
- Pinceladas de yodo.
- ¿Cuál es su mayor deseo?
- Morir por la patria.
Así sucesivamente con todos los soldados hasta que llega con el último.
- Usted, soldado, ¿hemorroides tambiÚn?
- No señor, yo tengo anginas.
- Ah vaya, y ¿cuál es su tratamiento?
- Pinceladas de yodo.
- Y ¿cuál es su mayor deseo?
- Que me cambien el pincelito.

* * *

Un borrachito pasa por una joyería en el preciso momento en que la están
asaltando. Los ladrones huyen rápidamente, pero al llegar la policía
detienen al borrachito.
En un cuartel, deciden torturarlo para que confiese dónde dejó las joyas.
Para ello lo meten en un tanque de agua, del cual lo sacan cuando ya está a
punto de ahogarse.
- ¿Dónde están las joyas?
- íAghhh, ughh, puaj!
Y una vez más lo meten al tanque de agua.
- ¿Dónde están las joyas?
- íAghhh, puajt, ayy!
Y así durante dos horas hasta que ya todo agotado dice:
- Ya consíganse otro buzo porque yo no veo ni m....

* * *

El borrachito, que está colgado de un poste, le pregunta al policía.
- Jefe, jefe, hic, ¿cuantos chichones tengo en la cabeza?
- Doce, ¿por quÚ?
- íAh!, hic, entonces nada más me faltan 5 postes para llegar a mi casa.

* * *

En la calle una multitud se amontona. Pasa una viejita y le pregunta a un
tipo.
- ¿QuÚ pasa jovencito?
- Una pelea, señora.
- Ah, una tamalera.
- No señora, una riña.
- Ah, una niña.
- No señora, una pelea, una disputa.
- íAh caray!, entonces no es tan niña.

* * *

- Compadre, ¿ya sabe por quÚ se enfermó el lobo feroz?
- No sÚ, compadre.
- Pues porque se comió una caperucita verde.

* * *

Un señor se dá una ducha cuando a su pequeña hija se le escapa una pelota y
esta va a dar junto al señor, dentro del baño. El papá, se tapa cierta
región y la niña le pregunta.
- Papá, ¿que tienes ahí?
- ... Una ratita, mi amor, una ratita.
- íAh! ¿le estás haciendo el amor...?

* * *

COMERCIALES EN EL RADIO:

"Señorita, si no pone nada de su parte no va a entrar sola..."
". . . la suerte a su hogar, compre un billete de la lotería".

"Señorita, señorita, ya podrá tocarle la boa a su novio. . . "
". . . Salió el nuevo disco de la Sonora Santanera. . . "

"Ahora la hora exacta, hora de Mexico"
"Son la una con dos colgando".

"Joven, joven, cuando está con su novia ¿se le para a cada rato? ...
Tire ese carcacha. Compre un carro en Autos Usados, S. A.

Era un señor tan pervertido, pero tan pervertido, que siempre se metía los
dedos en las narices.
- ¿Para que?
- Para tocarle el trasero a la niña del ojo.

* * *

La hermosísima y despampanante actriz de cine va a visitar a los soldados
heridos.
- Tú heroe, ¿a cuántos enemigos mataste?
- Cinco.
- Y ¿cómo los mataste?
- Con el rifle que tenía en mi mano derecha.
- Te voy a dar cinco besos en tu mano derecha por los cinco enemigos.
La actriz pasa con otro soldado herido.
- Tú, mi heroe, ¿a cuántos enemigos mataste?
- Ocho.
- Y ¿cómo los mataste?
- Con mi ametralladora que tenía en la mano izquierda, porque yo soy zurdo.
- Bueno, te dare ocho besos en esa heroica mano izquierda.
Así con todos los soldados hasta que llega con el último.
- Y tú, soldado, ¿a cuántos mataste?
- Yo mate a cuarenta.
- ¿Cuarenta? Vaya, y ¿cómo los mataste?
- Con el pene.

* * *

PD. ALGUNAS LETRAS SE CAMBIARON POR UNA "Ú" PERO EN RELAIDAD SON LETRAS "E"

DEJA PUNTOS, SIGUEME Y COMENTA