Los videojuegos ficticios de los simpsons

serie




Cada historia es una locura en el universo de la familia animada más corrosiva de la televisión, pero hasta los habitantes de Springfield gustan de echarse su partidita de vez en cuando. De hecho, los videojuegos son un elemento bastante asiduo en Los Simpson y no es extraño ver a Bart o cualquiera de sus convecinos a los mandos de alguna recreativa o empleándose a fondo en alguna consola doméstica.

¿A qué podríais jugar si fueseis a parar a Springfield? yo les traigo 10 de los GOTYs locales que no encontraréis en vuestra tienda de juegos habitual y sí en la villa de Springfield

los simpson

humor

1. Super Slugfest (“El blues de la Mona Lisa”). Uno de los primeros videojuegos en asomar por la serie de animación y protagonista de un intenso duelo entre Homer y Bart. Este juego de boxeo provocó que el cabeza de la familia Simpson se dejase sus buenos dólares en los salones recreativos para aprender todo lo necesario con tal de que su vástago dejase de humillarle en su propia sala de estar con la versión doméstica. Y encima hay movimientos especiales. ¿Por qué no teníamos juegos de boxeo así en nuestra época?


juegos

2. Touch of Death (“Cuando Flanders fracasó”). Parte Kung-Fu Master, parte Mortal Kombat, Touch of Death ofrece a Bart mayor enseñanza que las aburridas clases de kárate a las que asiste, motivo por el que no tarda en hacer pellas para irse a jugar a la máquina. Al fin y al cabo, nadie puede derrotar al luchador que domina el Toque de la Muerte. Otra cosa es que la vida real se parezca a los videojuegos


Los videojuegos ficticios de los simpsons


3. Larry The Looter (“Radio Bart”). Ayuda a Larry a saquear todo lo que pueda de los comercios de la zona antes de que los dueños lo descubran y le vuelen la cabeza de un escopetazo. Esta recreativa hace aparición en varios episodios, aunque solo sea el mueble, e incluso tiene presencia en el juego real The Simpsons: Hit and Run. No nos extraña, huele a clásico instantáneo


serie

4. Escape From Grandma’s House (“Bart en suspenso”). ¡Aaaaaah! ¡La abuelita viene a por ti dispuesta a pellizcarte las mejillas con su olor a naftalina y su voz chirriante! Hay que conseguir escapar de casa de la abuela antes de que la viejuna te eche el guante. Más terrorífico que Splatterhouse, Escape From Grandma’s House también engendró una trilogía que se completó con Escape From Grandma’s House II y Escape From Grandma’s House III: The Great Thanksgiving Disaster. Pesadillas aseguradas.

los simpson

5. Bonestorm (“Marge, no seas orgullosa”). ¿Qué niño de 10 años puede resistirse a un juego plagado de sangre, desmembramientos y la violencia más brutal? Bart Simpson no, desde luego. Bonestorm guarda un sospechoso parecido a primera vista con Mortal Kombat, y no lo decimos por ese fondo con esqueletos empalados o ese personaje que parece primo segundo de Goro, no. El caso es que Bart está dispuesto a lo que sea por hacerse con ese cartucho. Lo que sea. Pero aprenderá que los malos actos tienen graves consecuencias. Consecuencias como conformarse con jugar a …

humor

6. Lee Carvallo’s Putting Challenge (“Marge, no seas orgullosa”). Buf… Respetos al máximo, no es que el golf sea el deporte más dinámico del mundo, pero es que este juego ficticio tiene toda la pinta de ser el Uchi Mata de este género. Los usuarios de Spectrum sabrán a qué nos referimos; a los demás baste remitirles a la secuencia de créditos del capítulo “Marge, no seas orgullosa” para ver la brasa que el propio Carvallo da en su juego mientras se escoge un palo y se da el primer golpe a la bola. Carne de fondo de estantería, aquel lugar al que no llegan ni las pelusas.

juegos

7. Dash Dingo (“Lisa obtiene una matrícula”). Cuando Lisa cae enferma y debe perderse las clases, descubre el apasionante mundo de las consolas gracias a Dash Dingo, el arcade inspirado sin ningún disimulo en Crash Bandicoot y que cuenta con un perro dingo ataviado a lo Cocodrilo Dundee lanzado a la búsqueda de tesoros. Si viera la luz en nuestro mundo seguro que llevaría el sello de Rare o de Naughty Dog. Lo cual, por otro lado, sería una garantía.

Los videojuegos ficticios de los simpsons

8. Hockey Dad (“Los monólogos de la regina”). Pese a su título, Hockey Dad no es un juego deportivo. Exprimiendo el tópico de la tangana en este deporte, Bart y Milhouse se enfrentan en un juego de lucha protagonizado por los padres de dos jugadores de la liga infantil de hockey sobre hielo que se reparten cera de la buena ante sus traumatizados retoños.

serie


9. Death Kill City II: Death Kill Stories (“Cuerdas gañanes”). ¿No está suficientemente clara la referencia a GTA? En el capítulo “Cuerdas gañanes” incluso se muestra la carátula del juego, que no puede ser más reveladora. Eso sí, ahí terminan las coincidencias, porque Death Kill City II es un juego de lucha entre al menos tres personajes simultáneos con personajes de lo más dispares. Ni qué decir tiene que triunfa entre el público infantil. ¿Debería Rockstar tomar nota e incluir robots de dos metros y chicas ninja? Quién sabe…


los simpson

10. Escape From Death Row (“La chica nueva del barrio”). Somos un convicto condenado al corredor de la muerte que debe darse a la fuga antes de que lo atrapen y lo ejecuten en el acto. Y si las cosas se ponen feas podemos usar el botón de cambio de jurisdicción, ¡pero cuidado con caer en Texas! Esta recreativa también repite en varios capítulos.

humor

juegos
Waterworld:Un solo paso en este Juego te cuesta 40 fichas en al que milhouse gasta todas sus monedas

Hemos comentado una decena, pero lo cierto es que nos dejamos otros muchos juegos ficticios ideados para el mundo creado por Matt Groening. Algunos de ellos incluso basados en elementos reales, el cameo de la máquina Polybius, sobre la que pesa una curiosa leyenda urbana relacionada con experimentos de control mental. En cualquier caso, si algún día os levantáis más amarillentos y regordetes de lo habitual, ya sabéis en qué gastaros los cuartos que llevéis sueltos en algún momento de aburrimiento…

Faltan algunos, a ver si saben cuales