epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Los Comicos Ambulantes, Los Hermanos Loayza


link: https://www.youtube.com/watch?v=-kw0CAAUB30




Un arte callejero

Para sobrevivir, los cómicos ambulantes han prestado más atención que cualquiera al día a día. De allí que sus parodias tengan mucho que ver con lo cotidiano. Quizás por eso su fama no hizo más que crecer durante tres décadas. Para la función que dieron en la Plazuela se inspiraron en los titulares de la prensa escrita. Por ejemplo, ‘Mujer maltratada’ fue uno de ellos, y el otro ‘La Parada’. “No había guiones; solo una estructura que seguir”, explica Christian Ysla. El actor dirigió un taller durante un año y medio en el que se prepararon en técnica teatral y creación de números. La idea partió de la Gerencia de Cultura de la Municipalidad de Lima como parte de los compromisos para que obtuvieran la autorización de trabajar en los espacios públicos del Centro. Así la policía y el Serenazgo dejarían de desalojarlos y caerles a golpes.

Aunque algunos ya habían tomado clases de actuación, casi todos son autodidactas que sintieron la inquietud por el arte desde niños. En sus trayectorias han creado personajes que hasta hoy la gente recuerda. Ahí están Jofre Vásquez y Armando Angulo, la ‘Chola Cachucha’, a los que saludan como viejos conocidos. Y cuando se trata de ellos, de las historias que los han traído hasta aquí, resulta que coinciden en muchos aspectos. Casi todos han trabajado en circos como ayudantes o payasos. Luego se inclinaron por la comedia, los monólogos y el sketch. Se presentaban en parques y plazuelas, y cuando ganaron la experiencia suficiente se fueron a la televisión: algunos con Augusto Ferrando y otros con las propuestas de varios productores. Pero la tele tuvo su momento y, cuando los sets se apagaron, el escenario que los catapultó los seguía esperando. Las calles volverían a ser sus dominios.

Cómo empezaron

‘Koki’ Santa Cruz se fue de Cusco a los doce años. Lo mandaron a Lima a que estudie y a vivir en casa de unos amigos de la familia. Pero ‘Koki’ se la pasaba trabajando; los adultos que debían cuidarlo lo explotaban. Por eso el día en que encontró las cartas que él escribía a su mamá escondidas en un cajón se escapó de allí. Llegó a la plaza San Martín y vio a los payasitos callejeros, al famoso ‘Tripita’ y a ‘Papelito’. Los observó durante algunos días antes de atreverse a intentar algo por su cuenta. Pero cuando lo hizo demostró que tenía talento y lo que vino después fue casi como una consecuencia natural. Recuerda que Adolfo Chuiman le aconsejaba: “Si te citan a las ocho, llega media hora antes. Y siempre trae ropa para cambiarte”.

‘Koki’ es parte de la Asociación de los Cómicos Ambulantes de Chabuca Granda. Son 12 los que están en sus filas y juntos, de lunes a domingo, se organizan para ofrecer un espectáculo en el anfiteatro. Uno de sus compañeros es ‘Pimpollo’ o ‘Cara de Caballo’. Su verdadero nombre es Juan Carlos Clemente y su rostro es uno de los más recordados de 'El show de los cómicos ambulantes'. Para ‘Pimpollo’ también fue importante conocer a Juan de los Santos Castellanos, ‘Tripita’. La primera vez que se cruzaron en Chimbote le preguntó si quería ser payaso, y ‘Pimpollo’ dijo que sí. Viajaron a Lima y como no tenían dónde dormir iban a un pampón en el Callao que les servía de habitación. Recuerda que al inicio le costaba llamar a la gente para que lo vean actuar, pero con el tiempo eso fue cambiando. ‘Pimpollo’ se ganó a un público ávido de sus monólogos.

Los amigos

‘Cotito’, Roy Sandoval, cuenta que su carrera empezó cuando un payaso se emborrachó y no llegó a la función del circo en Pucallpa. Tiempo después se mudó a la capital, donde se quedó en la calle a los pocos días de haber llegado. Se escapó de la casa de su padrastro y todo parecía mejor lugar que junto a él. Para ganarse algo vendía golosinas en la plazuela Guadalupe, al lado del Palacio de Justicia. Un día perdió su mercadería y se echó a llorar. Se le acercó Alfredo Guadalupe Vargas, ‘Frejolito’, y le preguntó si sabía actuar de payaso. ‘Cotito’ afirmó con la cabeza y emprendieron una caminata hasta el parque Cánepa en La Victoria. Hizo su debut y se ganó seis soles que le alcanzaron para comprarse ropa de colores en Tacora y unos zapatos que transformó en chalupas de payaso.

De allí nace su amistad con ‘Frejolito’, un trujillano que afirma haber nacido en una familia de artistas. A los 17 años llegó a la plaza San Martín y se hizo amigo de los que ya tenían tiempo allí. En el día a día fue entrenándose hasta convertirse en uno de ellos. También se le cruzó Augusto Ferrando, así que el resto es historia conocida. Pero ‘Frejolito’ es un tipo sencillo, al que no se le suben los humos. Cuenta que conocer a Christian Ysla ha sido una grata experiencia, “algo así como pulir unos diamantes en bruto”.

Los universitarios

Antes de llegar a Lima, el ‘Cholo Peter’, o Manuel Quilca, estudiaba administración en Huancayo. Le dijo a su mamá que seguiría la carrera en la capital, pero después de probar su personaje en la calle y escuchar las risas y aplausos de la gente prefirió dedicarse por entero a la comicidad y la actuación. Después todo fue llegando: presentaciones en café teatros de Miraflores, Carlos Álvarez, Mónica Zevallos y un largo etcétera del que él mismo ya ha perdido la cuenta. Ahora dirige la Asociación de Cómicos Ambulantes del Parque Universitario, y después del taller con Christian cree que sus colegas están más seguros de emprender proyectos en grupo.

Uno de sus compañeros es Armando Angulo, conocido como la ‘Chola Cachucha’. Aunque sus padres son unos amantes del folclor y del arte en general, no parecían muy convencidos de su vocación por el arte callejero. Pero eso fue hasta que lo vieron actuar. Allí se acabaron las restricciones. Su debut fue en La Parada y luego se hizo de valor para ir a la plaza San Martín. Los escenarios han sido muchos pero cree que todavía tiene más por hacer. Asegura que está en sus manos cambiar la percepción negativa que mucha gente tiene sobre ellos. Por eso no dejará la rotonda del parque y seguirá empeñado en hacer reír a la gente. Eso es lo que mejor sabe hacer.

1 comentario - Los Comicos Ambulantes, Los Hermanos Loayza

Solrak41 -1
Cuando uno crea que la televisión del país de uno es una porquería sólo hay que darse una pasada por los canales peruanos y bolivianos.
diquispe +2
debo aclararte que ese video NO pertenece ni fue transmitido en la television, investiga un poco mas antes de comentar sandeces