El Hombre Que Vende La Luna

NO ES BROMA. Dennis Hope lleva 26 años ofertando terrenos en la Luna y ha vendido 2,5 millones de parcelas. Un negocio de más de 50 millones dólares que ya cuenta con un agente en España

JULIO VALDEÓN. Nueva York

El Hombre Que Vende La Luna


Los esquimales pensaban que en ella vivía el espíritu de un cazador.Cadáver geológico, sus lechos albergan rocas llegadas desde el cinturón de asteroides. Sonríe como un cráneo y carga un fardo de tópicos heredados de poetas con la pólvora mojada. Hablamos de la Luna, a la que Corman MacCarthy describió como una «corteza» inerme, colgada del cielo, y que un empresario estadounidense considera suya desde 1980.

Ventrílocuo acabado, la noche del 22 de noviembre Dennis Hope conducía su coche mientras rumiaba su divorcio. Entonces, según su relato automitificador, tuvo una revelación: «Vi la Luna.Me dije: "Ahí hay muchas propiedades en potencia"». Nadie, hasta entonces, había elucubrado con transformar el satélite en suelo urbanizable. El Tratado del Espacio Exterior, firmado en 1967 por la ONU, acordó que ningún país reclamara la soberanía de los cuerpos celestes, pero los políticos olvidaron un detalle: extender su veto a empresas y particulares. «Quizás fue un error inocente, pero decidí llenar un formulario reclamando la posesión de la Luna, los ocho planetas vecinos a la Tierra y sus satélites».Puestos a soñar, mejor en cinemascope, debió sospechar.

Hope fue al día siguiente a una oficina del registro de San Francisco.Discutió cinco horas con los estupefactos funcionarios. Lo que proponía era una emancipación de los sentidos, volando con la hipoteca entre los dientes hacia donde los antiguos sospechaban que moraban espíritus relacionados con imágenes femeninas de pálido erotismo. Tras ganar la partida envió cartas a la ONU y a los Gobiernos de EEUU y la URSS. Informaba de sus derechos y anunciaba que pronto vendería terrenos en sus recién adquiridos pastizales. Nadie respondió. Bingo. Hope había cuajado su jugada en un lance de apariencia bufa y sustanciosos dividendos.

Las cifras sobrecogen: 2,5 millones de personas de casi 180 países han comprado terrenos a la empresa de Hope, Lunar Embassy (Embajada Lunar). Por 19,99 dólares los clientes reciben un acre (4.046 metros cuadrados). Por 22,49 dólares garantizan además que el nombre del comprador será inscrito en su parcela. Hope ya vende terrenos en territorios tan abruptos como Mercurio (a 19,99 la pieza), cuyas soleadas temperaturas garantizan la rápida licuefacción del visitante. Marte viene a salir por 22,49 dólares. Poca cosa tratándose del planeta más emblemático, donde los visionarios del folletón científico situaban el pálpito de bizarras civilizaciones.Aunque oficialmente no se sabe cuánto le ha reportado el negocio a Hope, no es difícil calcularlo: 2,5 millones de parcelas vendidas a unos 20 dólares la pieza sumarían más de 50 millones de dólares.

En su lista de ilustres compradores figuran Jimmy Carter y Ronald Reagan, actores, príncipes, una treintena de trabajadores de la NASA y anónimos particulares ronean con su chamizo lunar.Otras 1.300 corporaciones privadas también han invertido en el satélite. Puede que sueñen con un paraíso intocable, lejos de los jueces. «No estafo», comenta Hope, «sólo aprovecho una oportunidad que surgió por un vacío legal y ejerzo mi derecho a lucrarme como pueda».

Hope no cabalga solo. Su idea ha sido copiada por empresas como Lunar Registry, que en su web incluye afirmaciones como: «¡No encontrará nada más apasionante en la Tierra que un acre de una magnífica propiedad en la Luna! Además se completa con un certificado personalizado de la escritura en papel de pergamino, una fotografía por satélite de la propiedad, información geográfica para ayudarle a localizarla (tanto si la está viendo a través del telescopio como si la visita en persona) y ¡mucho más! Todos los documentos poseen un diseño profesional, están elegantemente impresos y constituyen un gran tema de conversación cuando están enmarcados en su oficina o en su casa».

Ambas empresas rivalizan con Moon States, creada por dos abogados británicos que han visto como unas recientes declaraciones del físico británico Stephen Hawking, pronosticando que el hombre vivirá allí en dos décadas, ha calentado el negocio hasta colocar 6,8 millones de dólares en tierras selenitas. El dúo también ofrece apadrinar renos o hacerse con 100 kilos de CO2, evitando así su emisión a la atmósfera para regocijo del concienciado cliente. Ultimo en añadirse a la lista, el chino Li Jie, dueño de Beijing Lunar Village New Energy Science and Technology, trató sin éxito de vender parcelas de la Luna (las autoridades chinas se lo impidieron). Ahora ofrece bolsas con aire del Mundial de Alemania, cuyo contenido fue recogido mientras los operarios segaban el césped, por aquello de potenciar su olor a hierba.

Virgiliu Pop, investigador de la Universidad de Glasgow y del Instituto Internacional de Ley Espacial sostiene que aunque la ley reconociera la propiedad privada del espacio Hope no sería dueño de la Luna. «Él sólo afirmó que la poseía, como si alguien sostiene que es Dios o el rey del mundo», dice. En 2001, Pop inscribió el Sol a su nombre: «Lo hice para mostrar cuán ridículo es decir que es mío porque yo lo digo. Si alguien sostiene que la Luna es suya creo que debería pagarme por la luz que recibe de mi propiedad».

Ajeno a polémicas, Hope ha extendido su emporio y ya cuenta con delegaciones en una veintena de países: Francia, Japón, Suecia, Gran Bretaña, Bulgaria, Alemania... Y el negocio ha llegado a España a través de Palma de Mallorca, donde ya opera un agente lunar. La pretensión de Hope es que si algún viajero futuro llega a la Luna rinda cuentas a la comunidad de propietarios. Con los ojos pitañosos por el aire enlatado del módulo espacial el cosmonauta buscará el «desierto de vaga arena azul, con ruinas de ciudades ajedrezadas y ocasos amarillos y antiguos barcos para andar por la arena», pronosticado por Borges en su prólogo a las Crónicas marcianas de Bradbury. En su lugar verá un polvoriento centro comercial, restaurantes de comida rápida y millones de adosados.Aguardando la revolución genética, capaz de fabricar animales biónicos y orquídeas de metacrilato, el canto de los ruiseñores será proporcionado por un magnetófono de alta resolución digital.

19 comentarios - El Hombre Que Vende La Luna

@Megaforce777 -1
Hay que ser boludo !
para postear esto !
@fede87_87 +1
Megaforce777 dijo:Hay que ser boludo !
para postear esto !


cual es el problema del post?
hay que ser pelotudo para vender la luna
@marcos_oxo +1
DOSMILNUEVE dijo:MÁS NEGOCIO QUE ESTO, NO CREO

vende



posta, y hay q ser boludo para comprar la luna
jajaja
@Programadorweb
ja ay que estar fumado para comprar algo que nunca vaz a utilizar
@ezesalazar
no boludo el chabon es un genio.. negocio redondo.. por una pelotudez.. y como dice el de arriba.. hay q estar fumado para comprarse un terreno en la luna.. pero nunca se sabe.. sale U$D20 los 4.000m!!! que te cuesta? jajja
@vampireferra
Programadorweb dijo:ja ay que estar fumado para comprar algo que nunca vaz a utilizar

a lo mejor si lo ultilizan xD
jaaj era re pelotudo
@javo2312
Programadorweb dijo:ja ay que estar fumado para comprar algo que nunca vaz a utilizar


o quizas comprar algo al que nunca llegues! jajaja
@nostramagus
peroooo, la luna no es del tipo, como puede vender algo que no es suyo, la luna es territorio de nadie, te lo venden, pero no te aceguran de que cuando llegues a la luna ese territorio no va a estar ocupado por quien sabe que, saludos....
pero como va a vender la luna el tipo esta loco, bue , quiza cuando haya gente viviendo alla halla algun tipo de division y reparticion de terrenos. chau!!.

No entiendo,si yo quisiera me podria vender la luna tambien???
yo vendo el \"lado oscuro de la luna\" .bye

No Entiendo
@amolucas08
nostramagus dijo:peroooo, la luna no es del tipo, como puede vender algo que no es suyo, la luna es territorio de nadie, te lo venden, pero no te aceguran de que cuando llegues a la luna ese territorio no va a estar ocupado por quien sabe que, saludos....
pero como va a vender la luna el tipo esta loco, bue , quiza cuando haya gente viviendo alla halla algun tipo de division y reparticion de terrenos. chau!!.

No entiendo,si yo quisiera me podria vender la luna tambien???
yo vendo el \"lado oscuro de la luna\" .bye

No Entiendo
@javo2312
nostramagus dijo:peroooo, la luna no es del tipo, como puede vender algo que no es suyo, la luna es territorio de nadie, te lo venden, pero no te aceguran de que cuando llegues a la luna ese territorio no va a estar ocupado por quien sabe que, saludos....
pero como va a vender la luna el tipo esta loco, bue , quiza cuando haya gente viviendo alla halla algun tipo de division y reparticion de terrenos. chau!!.

No entiendo,si yo quisiera me podria vender la luna tambien???
yo vendo el \"lado oscuro de la luna\" .bye

No Entiendo



Cuantas veces te vas a despedir? jajaja
@Gabriel_lml
Como la gente puede ser tan deficiente de comprarla?
@juanarakaki
No entiendo , osea que si me ocurría antes que yo era dueño de la luna , lo era. porque es casi como si uno encontrara una casa construida vacía y la empieza a vender por m2