Escribir calaveritas es una tradición muy mexicana que sale a la luz cuando se acerca del Día de Muertos. Con el humor que caracteriza al mexicano, se habla de “la Parca”, la “Catrina”, “la Flaca”, “La Huesuda”, o simplemente de la muerte, y en forma de poema se narra cómo ésta se acerca para llevarse la vida de algún conocido de una forma cómica. En esta ocasión, y para no dejar ir la tradición, le pedimos a la comunidad que escribira una para su artista favorito, ¿Cómo sería la calaverita de tu artista favorito? y quedamos en publicar las mejores y compartirlas con todos, y de eso se trata este post.



A SHAKIRA:
Una noche de calaveras
la flaca movía las caderas
Pies descalzos y huesudos
ya se la viene a llevar
debajo de su camello
tal vez la pueda encontrar
¿De que le valió llorar?
vivir con tanto veneno?
de tontas ,ciegas ,sordas, mudas
el cementerio está lleno…
La muerte llegó bailando
y el diablo llegó con ira
al infierno fue volando
y se llevó a la Shakira.

Sus caderas rebotaban
con un ritmo infernal
Y los diablos esperaban
a Shakira y su carnal.



A LUIS MIGUEL:
Gritaba la parca un día
trémula de emoción
a Luis Miguel ando buscando
y lo llevaré al panteón.

El güerito de gran espanto
le pisó la cola al gato
sálvame Chule hermosa
de esta flaca espantosa.

Por despreciar mis huesitos
tú cavaras tu propio hoyito
ve cavando rapidito
mi gritón solecito.

El pobre de Luis Miguel
cava y cava sin desdén
pues por pisar la cola al gato
llora y llora sin recato.

Pero en un carretón
llegó la viuda a ese panteón
a salvar al solecito
se lo llevó del mero ombliguito.

Tu crees que te has salvado
güero desvergonzado
a lavar y cambiar pañales
si no le hecho a los federales.



A HUGO SANCHEZ:
Prometer no empobrece,
Dicen los que saben
Hugo que se crece
Y los aficionados se someten

A los directivos también seduce
Campeones del mundo seremos
Pero su discurso se reduce
Con Hugo nunca venceremos

El saco vive los fracasos
Sánchez impotencia demuestra
Y mientras va sobre sus pasos
La muerte con malicia se muestra

El 2010 llega
Sudáfrica nos espera
La fiesta se nos friega
Por el cambio que desespera