Agalmatofilia (atracción sexual por las estatuas) apto!!


La agalmatofilia (del griego agalma 'estatua', y filia = amor) es la atracción sexual por estatuas o maniquíes desnudos. Dicha atracción puede incluir el deseo de contacto sexual real, tener una fantasía sexual sobre encuentros con la cosa inanimada, el disfrute de observar estatuas teniendo sexo, el placer sexual obtenido por la idea de ser transformado en estatua ó transformar a otra persona en estatua para gozar de ella.
Según una investigación publicada en la popular revista The Scientist, la agalmatofilia es una clase de parafilia extremadamente habitual en los países del norte de Europa, donde miles de personas satisfacen sus deseos sexuales con efigies en plazas, estaciones de tren, y otros lugares públicos.

amor


En el parque Vigeland de Noruega se encuentra la estatua de tamaño real del difunto Papa Juan Pablo II. La misma fue creada por el artista plástico Hans H. Rasmussen a pedido del párroco de la ciudad de Hammerfest, donde se ubica una de las pocas iglesias católicas del país. La estatua del Papa haría milagros, según indican los feligreses de la zona. Hace ocho años, una joven ciega de nacimiento tuvo un encuentro sexual con la efigie de Juan Pablo II, y a los pocos minutos recuperó la visión. "Primero sentí la luz dentro de mi, y después la vi con mis propios ojos", declaró la afortunada. Otro milagro no confirmado de la estatua, sería el de evitar que se corte la luz en la ciudad. Según su alcalde, Eric Svanberg, desde que la estatua fue erigida en el parque Vigeland hace más de ocho años, dejaron de producirse los habituales cortes de electricidad en la zona, "a pesar que en las cuatro ciudades que rodean a la nuestra, se sigue cortando la luz cada cuatro o cinco días". Este sería uno de los motivos por los que en Hammerfest existe la mayor comunidad católica de Noruega, formada por 36 feligreses.