Cuentos cortos y con humor!

Bueno hola, aqui les voy a traer otros de mis post, esta vez tratara de los cuentos cortos y con humor.. Disfruten

La carta de la abuela

Querido nieto:
El otro día tuve una experiencia religiosa muy buena, que quería compartir contigo. Fui a la librería cristiana y allí encontré una calcomanía para el auto que decía "TOCA LA BOCINA SI AMAS A DIOS". Dado que había tenido un día muy malo, decidí comprarla y pegarla en el paragolpes de mi auto.
Al salir manejando, llegué a un cruce de dos avenidas que estaba muy complicado, con muchos autos. La temperatura exterior era de 37 grados y era la hora de salida de las oficinas. Allí me quedé parada, porque la luz estaba roja, pensando en el Señor y como El es bueno.
No me di cuenta que la luz se había puesto verde, pero descubrí que muchos otros aman al Señor porque inmediatamente comenzaron a sonar las bocinas.
La persona que estaba detrás de mí auto era sin duda muy religiosa,ya que tocaba la bocina sin parar y me gritaba: DALE, POR EL AMOR DE DIOS. Dirigidos por él, todos hacían sonar la bocina. Yo les sonreí y los saludaba con la mano a través de la ventanilla.
Vi que otro muchacho me saludaba de una manera muy particular levantando solo el dedo medio de la mano. Le pregunté a otro de mis nietos, que estaba conmigo, que quería decir ese saludo. Me contestó que era un saludo Hawaiano de buena suerte. Entonces yo saqué mi mano por la ventana y saludé a todos de la misma manera.
Mi nieto se doblaba de la risa, supongo que por la bella experiencia religiosa que estaba viviendo.
Dos hombres de un auto cercano, se bajaron y comenzaron a caminar hacia mi auto, creo que para rezar conmigo o para preguntarme a que templo voy. Pero en ese momento fue que vi que la luz estaba verde. Entonces saludé a todos mis hermanos y hermanas y pasé la luz.
Luego de cruzar, noté que el único auto que había podido pasar era el mío,ya que la luz volvió a ponerse en rojo, y me sentí triste de dejarlos allí después de todo el amor que habíamos compartido. Por lo tanto, paré el auto, me bajé, los saludé a todos con el saludo hawaiano por última vez y me fui.
Ruego a Dios por todos esos buenos hombres y mujeres.
Besos.
Tu abuela.


Cuentos cortos y con humor!

historias


LOS SOBREVIVIENTES

Un avión se estrella en el Pacífico Sur. Sólo sobreviven tres personas: el piloto, un auxiliar de vuelo y una azafata que se agarran a los restos del avión. Al cabo de una semana a la deriva llegan a una isla desierta, lejos de cualquier ruta aérea y marítima. Saben que no los buscarán más. Entonces se organizan la vida, construyen una bonita cabaña, la naturaleza es generosa y les provee de carne, frutas y agua fresca. Ellos son jóvenes y fuertes...
Al cabo de dos meses de convivencia en la isla, la azafata se decide a hablar de un tema con los otros dos...
- Vamos a ver amigos... Estamos solos... Y puede ser para siempre. Nos hemos respetado desde el momento en que llegamos aquí... Tenemos nuestra intimidad... Todo está fenomenal... Pero... Creo que todos tenemos ciertas carencias... Yo sé que ustedes, por delicadeza, no quieren hablar conmigo de eso, por lo tanto lo hago yo: a ver si están de acuerdo en ésto... Tú me lo haces los días pares y tú los impares... Y si surge cualquier problema lo hablamos y lo solucionamos.
Todos quedaron de acuerdo y encantados por haber estado tan organizados y poder hablar del asunto... Pasan unas semanas fabulosas... Cada uno su turno: uno los días pares y el otro los impares, con un respeto y un entendimiento ejemplar. Por desgracia, al cabo de unos meses a la chica la ataca un virus y se muere. Los dos hombres se quedan terriblemente tristes... Es una desgracia pero la vida continúa y vuelven a la rutina de antes... Un mes más tarde uno de ellos se dirige al otro y le dice:
- Escúchame, el tiempo pasa yo sé que esto es tan duro para ti como para mí, por eso tenemos que hablar... Me falta alguna cosa... Yo soy joven y no puedo seguir así... Tú que piensas?
El otro le dio las gracias por sacar el tema y le dice que él también está pasando por la misma situación...
- ¿Entonces tú también piensas como yo?
- Y sí... Y si no funciona lo discutimos.
- De acuerdo...
- Entonces, ¿cómo nos lo organizamos?
- Tú los días pares y yo los impares.
- Está bien... No hay problema.
Y los hombres pasan otro montón de semanas geniales... Pero una noche uno le dice al otro:
- Escúchame, dijimos que lo discutiríamos si algo no iba bien... Bueno, yo pienso que esto no debe continuar... Estamos solos y necesitados, pero lo que estamos haciendo no me convence. Va en contra de la naturaleza.
- Me tranquilizas -le dice el otro- yo también estaba pensando como tú... me gustaría que parásemos... De todas formas ya no son las mismas sensaciones que antes...
- ¿Estás de acuerdo entonces?
- Sí, ¿y tú?
- Yo también.
- Bueno, entonces,... ¿la sepultamos, no?
- Sí, la sepultamos...


risas

LA CARTA DEL SUICIDA

Junto al cadáver de un suicida se encontró una carta explicatoria diciendo:
Sr. Juez: No culpe a nadie de mi muerte, me quito la vida porque dos días más que viviese no sabría quién soy en este mar de lágrimas, y sería mucho martirio. Verá Ud... Sr. juez.
Tuve la desgracia de casarme con una viuda, ésta tenía una hija, de haberlo sabido, nunca lo hubiera hecho.
Mi padre, para mayor desgracia era viudo, se enamoró y se casó con la hija de mi mujer, de manera que mi mujer era suegra de su suegro, mi hijastra se convirtió en mi madre y mi padre al mismo tiempo era mi yerno.
Al poco tiempo mi madrastra trajo al mundo un varón, que era mi hermano, pero era nieto de mi mujer de manera que yo era abuelo de mi hermano.
Con el correr del tiempo mi mujer trajo al mundo un varón que, como era hermano de mi madre, era cuñado de mi padre, y tío de sus hijos.
Mi mujer era suegra de su hija, yo soy, en cambio padre de mi madre, y mi padre y su mujer son mis hijos; además, yo soy mi propio abuelo.
Sr. juez: Me despido del mundo porque no sé quien soy.
El cadáver.


cuentos cortos

EL GENIO DE LA LAMPARA

Un hombre camina por una playa en California y tropieza con una vieja lámpara. La recoge, la frota, y sale un genio (por supuesto). El genio le dice:
- "Ok, ok, me liberaste de la lámpara, blah, blah, blah... Esta es la cuarta vez en el mes que lo hacen y me estoy cansando de tantos deseos, así que olvidate de los tres deseos, ¡vos solamente tenés uno!".
El hombre se sentó, pensó por un rato y dijo:
- "Siempre quise ir a Hawaii, pero le tengo miedo a los aviones, nunca volé... ¿Podés construirme un puente hasta Hawaii para que pueda llegar manejando?"
El genio se rió y dijo:
- "Eso es imposible, ¡pensá en la logística para hacerlo!... ¿Cómo podrían las bases llegar hasta el hondo del Pacífico??? ...pensá en los costos! ¡¡¡Cuánto acero!!! No, no, tenés que pensar en otra cosa".
El hombre dijo:
- "Ok."... Y trató de pensar en otro buen deseo... Finalmente le dijo:
- "Yo me casé y divorcié cuatro veces, mis esposas siempre se quejaron de que a mi no me importaba nada, ¡de que era un insensible!, así que me gustaría entender a las mujeres... saber cómo sienten... qué piensan cuando están en silencio... saber porqué lloran... saber realmente qué les pasa cuando ellas dicen "nada" ...en fin ...saber cómo hacerlas felices...".
Entonces el genio dijo:
- "Vos, el puente... ¿lo querés de dos o de cuatro carriles?


humor

Cuentos cortos y con humor!

LA APUESTA:

Una viejecita fue un día al Banco de Canadá llevando un bolso lleno de dinero.
Insistía en que quería hablar con el Presidente del Banco para abrir una cuenta de ahorros porque es mucho dinero.
Después de mucho discutir, la llevaron ante el Presidente del Banco (el cliente siempre tiene razón).
El Presidente del Banco le preguntó cuanto quería ingresar.
Ella dijo que 165.000 dólares, y vació su bolso encima de la mesa.
El Presidente, naturalmente, sentía curiosidad por saber de donde había sacado tanto dinero, y le preguntó: "Señora, me sorprende que lleve tanto dinero encima. ¿De donde lo ha sacado?"
La viejecita contestó: "hago apuestas".
"¿Apuestas?" Preguntó el Presidente. ¿Que tipo de apuestas?
La viejecita le contestó "Bueno, por ejemplo: ¡le apuesto a usted 25.000 dólares a que sus pelotas son cuadradas!.
El Presidente soltó una carcajada y dijo: "Esa es una apuesta estúpida. Usted nunca puede ganar con una apuesta de este tipo."
La viejecita lo desafió. Bueno, ¿estaría usted dispuesto a aceptar mi apuesta?.
Por supuesto!, Respondió el Presidente. "Apuesto 25.000 dólares a que mis pelotas no son cuadradas!.
La viejecita dijo: De acuerdo, pero como hay mucho dinero en juego, puedo venir mañana a las 10 h con mi abogado para que haga de testigo?
"Por supuesto", respondió el confiado Presidente.
Aquella noche, el Presidente estaba muy nervioso por la apuesta, y paso largo tiempo mirándose sus pelotas en el espejo, volviéndose de un lado a otro una y otra vez. Se hizo un riguroso exámen y quedó absolutamente convencido de que sus pelotas no eran cuadradas y que ganaría la apuesta.
A la mañana siguiente, a las 10 en punto, la viejecita apareció con su abogado en la oficina del Presidente. Hizo las oportunas presentaciones y repitió la apuesta: "25.000 dólares a que las pelotas del Presidente son cuadradas".
El Presidente aceptó de nuevo la apuesta y la viejecita le pidió que se bajara los pantalones para que todos lo pudieran ver.
El director se los bajó. La viejecita se acercó y miró sus pelotas detenidamente y le pregunto si las podía tocar.
"Bien, de acuerdo", dijo el Presidente. "25.000 dólares es mucho dinero y comprendo que quiera estar absolutamente segura.
Entonces se dio cuenta de que el abogado estaba golpeándose la cabeza contra la pared.
El Presidente preguntó a la viejecita: "¿Que le pasa a su abogado?"
Ella contestó: "Nada, solo que he apostado con él 100.000 dólares a que hoy, a las 10 horas, tendría las pelotas del Presidente del Banco de Canadá en mis manos!


historias

risas

LA ESPOSA DESCONFIADA

Una mujer desconfiaba de la fidelidad de su marido, quien era un empresario muy importante y viajaba muy a menudo con su secretaria. Para sacarse la duda, en la primera oportunidad que su marido viajó, ella contrató un detective privado para que los siguiera y le informara de todos los movimientos extraños que ellos hacían.
Sale de viaje el marido con su secretaria y detrás de ellos, el detective. Al otro día, recibe un telegrama del detective que decía así : "NEGOCIO".
La mujer pensaba: -¡¡Este es un boludo !!! ¡¡Ya se que fue a hacer negocios!!!
Al segundo día, recibe otro telegrama del detective que decía exactamente lo mismo: "NEGOCIO".
La mujer pensaba: -¿Para qué mierda lo contrate a este boludo??. Estoy tirando la plata en este gil que no me dice nada nuevo.
Al tercer día llega el marido con la secretaria de su viaje de negocios, y detrás de ellos llega el detective. La señora lo agarra del cogote, lo zamarrea, lo insulta de arriba a abajo y le dice que se niega a pagarle los honorarios por inútil, ya que ella estaba 99% segura de la infidelidad de su marido. Cuando el detective logra calmarla, trata de explicarle lo sucedido.
- Señora, Ud. no entiende nada, como todas las mujeres. Yo soy un detective muy distinguido y como sospecho que su marido la engaña no solamente con la secretaria, sino también con su mucama, y ante la posibilidad de que esta última leyera el telegrama, se lo mandé en clave. Lo único que tenía que hacer Ud. era leer el telegrama de atrás para adelante para darse cuenta de lo que estaba pasando ...

cuentos cortos

Bueno esa fue la primer parte!!! Espero que les haya gustado!!

Dejen comentarios!!!

Fuente: www.todohistorietas.com.ar

humor

9 comentarios - Cuentos cortos y con humor!

@Jahrulez -2
no puedes postear esto man!
@Morseton -1
pone mas son buenisimos
@leandroo09
jajajaja...buy bueno me vague de risa jaja
@Hikas
111anonimo dijo:
Morseton dijo:pone mas son buenisimos

ando con muchos borradores, pero en 1 semana calculo sacare la 2° parte

Si no le metes una que otra imagen, corresponde deunciarlo ya que una de las reglas para postear es que no sea "HUMOR ESCRITO" asi q te recomendaria ponerte y buscar imagenes acorde a los chistes y editarlo porque te lo borran en
3...
2...
1...
@zehor
me dieron risa las historias sobre todo la ultima