Torturas Medievales Realmente Escalofriantes

La época medieval fué, sin lugar a dudas, una de las épocas más crueles de la historia. Ya sea por sus famosas persecusiones contra todo ser humano diferente al resto o bien por sus escalofriantes métodos de tortura. En este post encontraremos los 10 métodos de tortura más horripilantes de la época medieval.

torturas

10 – EL TORO DE FALARIS

medievales


El metodo del Toro Ardiente consistía en meter al condenado en un toro de metal y encender una fogata bajo el mismo. De esta manera el pobre individuo dentro del toro terminaba asandosé al vapor.

realmente

9 – LA COSQUILLA ESPAÑOLA

escalofriantes


Un aparato un tanto incomodo que sirvió durante el medioevo para “rascar” las partes de las personas. Por lo general tenían forma de pata de gato y se utilizaba para rascar tanto la piel como los músculos y hasta los huesos del torturado. Incluso hasta se podía “rascar” la cara de las personas.

Torturas Medievales Realmente Escalofriantes

8 – LA SILLA ESPAÑOLA

torturas


La silla Española, también conocida como la silla de Tortura. Hasta cerca del 1800 este metodo de tortura consistía en sentar al torturado sobre una silla con 500 hasta 1500 púas de acero en la espalda, los brazos y el asiento, lo que penetraba en la carne de las victimas sin llegar a tocar ningún órgano vital, haciendo que el desangrado llegara a retrasarse hasta un día o más. En algunos casos las sillas también venían con agujeros en el asiento, de este modo colocaban leños encendidos debajo de la silla para producir quemaduras.

medievales

7 – EL APLASTA CABEZAS

realmente


No necesita mucha explicación. Se ponía al torturado ahí y se le iba apretando la cabeza hasta que el mismo moría, antes de ello obviamente se le pulverizaban los dientes a causa de la presión, se le rompían los huesos de la mandibula, se le salían los ojos de sus cuencas y se quebraban sus huesos parietales.

escalofriantes

6 – LA PERA DE LA ANGUSTIA

Torturas Medievales Realmente Escalofriantes


Utilizado para torturar a las mujeres que abortaban, a los blasfemos, a los mentirosos y a los homosexuales. El mecanismo consistía en un aparato con forma de pera que tenía 3 o 4 hojas de acero y se expandía a través de un mecanismo de tornillo. El aparato se introducía en alguno de los orificios de las victimas, en la vagina para las mujeres, en el ano para los homosexuales y en la boca para los mentirosos y blasfemos.
La distancia en la que se abriria la pera dependía del torturador, muchas veces la intención era solo desgarrar la piel, romper algunos huesitos aunque por lo general este método venía seguido de otra tortura mucho más dolorosa.

torturas

5 – LA QUEBRADORA

medievales


En realidad se utilizó para dislocar los miembros de los torturados. En la mayoría de los casos el torturador se detenía y pasaban a otra tortura cuando ya la máquina había sacado los huesos de lugar y en algunos casos no se podían volver a enmendar, sin embargo, en las torturas más crueles se continuaba estirando a la victima hasta desgarrarle los músculos y nervios.

realmente

4 – LA BOCA DEL COCODRILO

escalofriantes


Aparentemente se colocaba a la victima dentro de un tubo que contenia puas como dientes de cocodrilo. El torturador solo podía ver su cabeza y sus pies y a medida que se quería torturar a la victima se ejercia presion sobre el tubo disminuiendo su radio y logrando que las puas penetren en la piel.

Torturas Medievales Realmente Escalofriantes

3 – LA SILLA DE JUDAS

torturas


Corrían los tiempos de la Inquisición Española y a algún “genio” se le ocurrió que podrían torturar a la gente de otro modo. En este caso se nombre se le atribuye al traidor Judas y a como debería haber muerto. La tortura consistía en ubicar a la victima encima de la silla cuya punta trangular tenía filo y terminaba bien puntiaguda. De este modo un solo movimiento del torturado hacia que sus piernas se fueran separando y la silla fuera.

medievales

2 – EL BURRO ESPAÑOL

realmente


No siempre en las torturas tenía que haber alguien que tirara de las cuerdas. En este caso se colocaba al torurado desnudo sobre el burro de acero y se le colocab pesas en los pies. De este modo la victima agonizaba hasta morir desangrado por las puas que habia colocadas en el lomo del burro. La tortura podía durar hasta días, dependiendo de cuanto peso se le agregaba a los pies de la victima.

escalofriantes

1 – DESPELLEJAMIENTO

Torturas Medievales Realmente Escalofriantes


Como verán, la imágen dice casi todo. Se colocaba a la victima en una mesa y se le iba quitando la piel de los miembros, del estomago, del pecho e incluso de la cara, dependiendo de la gravedad del asunto. Generalmente el torturado terminaba muriendo desangrado luego de ver como le quitaban la piel del cuerpo.

Algunos de estos métodos, como la silla de tortura también se utilizó en algunas de las dictaduras militares del siglo XX