ANTES QUE NADA QUIERO DECIRLES QUE ESTE POST NO ES PARA POLEMIZAR NI PARA DEBATIR , ES SOLO PARA MOSTRARLES LA REALIDAD QUE QUEDA A 5 MINUTOS DE LA CASA DE GOBIERNO .........


Villa 31 Retiro, Buenos Aires, Argentina


Crónica de 70 años de historia y lucha urbana por los derechos a la tierra, a la vivienda y a una vida digna.

villa 31 retiro su historia + fotos x dentro

El asentamiento de la Villa 31/Retiro se conformó en 1930 en una zona aledaña al Puerto de Buenos Aires y a una de las grandes estaciones ferroviarias de conexión con el norte del país, en tierras públicas muy cercanas al centro de la ciudad.
Alojó en sus comienzos a familias de obreros portuarios desempleados por la crisis de 1929.
En la década del ’40 se alojaron inmigrantes europeos y obreros que estaban extendiendo el tendido ferroviario. A finales de la década del ’50 se habían organizado 6 barrios internos con una Coordinadora que agrupaba a los delegados barriales.
A principios de la década del ’70 la Villa 31 albergaba alrededor de 16.000 familias (entre 45.000 y 60.000 hab.) organizados en una activa Coordinadora villera (que agrupaba a las villas de la ciudad), de lucha por la tenencia de la tierra, vivienda y radicación como barrio urbanizado. En esa época, la Villa 31 era proveedora de múltiples oficios y en particular, mano de obra bien capacitada para el sector de construcciones.
Los habitantes contaban con promesas oficiales y planes de radicación, a través de un proyecto urbano elaborado por la Universidad de Buenos Aires- Facultad de Arquitectura.


retiro

Durante la dictadura militar (1976-83) hubo una erradicación compulsiva y de violencia feroz contra los habitantes, siendo la gente trasladada por la fuerza en camiones militares fuera de los límites de la ciudad-capital y abandonados a su suerte en el Gran Buenos Aire o trasladados a los piases limítrofes los ciudadanos extranjeros. Dicha expulsión compulsiva fue frenada por un recurso de amparo promovido por los “curas villeros”, con sentencia favorable de un juez en 1979, que permitió dejar 46 familias (entre 180 y 200 habitantes) ya habiendo quedado la villa “limpia” de habitantes y sus viviendas destruidas por las topadoras municipales.
Con la vuelta de la democracia en 1984, la Villa 31/Retiro se repobló rápidamente. En los primeros años de vida democrática se instalaban más 200 familias por noche, de antiguos habitantes expulsados y nuevos villeros, hasta alcanzar a mediados de los’80 una población cercana a los 12.000 habitantes (alrededor de 1900 familias)
La superficie que ocupa la Villa 31 es de 15.25 hectáreas, que en su mayoría pertenece a la Nación (gobierno nacional), una parte pequeña a la ex/ YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales) hoy privatizada por Rep-sol/España y otra fracción de tierras son del ferrocarril.
A principios de la década del ’90, el gobierno nacional firmó un plan para entregar las tierras a sus ocupantes, pero el decreto nunca se implementó. También a mediados de esa década, el municipio ofreció alternativas de dinero para desalojar la villa, rompiendo su organización interna a fin de utilizar esas tierras en la construcción de una Autopista. Esta iniciativa fracasó por la resistencia de un amplio sector de habitantes , cuando se intentó un desalojo forzoso y desde la municipalidad se enviaron topadoras para demoler, nuevamente, las viviendas de la Villa 31. (el proceso de desalojos forzosos se inició en 1994 y se detuvo en 1996).


favelas

La resistencia y lucha de la población lograron frenar la operación policial o “limpieza de pobres” de una zona urbana que empezaba a valorarse para millonarios negocios inmobiliarios. En esa oportunidad se destruyeron 800 viviendas consolidadas y se logró la salida de un número importante de habitantes a través del sistema clientelar de punteros políticos que opera en la villa, dificultando la organización autónoma y democrática.
Las promesas de vivienda en la periferia de la ciudad central, que se le hizo a la gente que aceptó abandonar sus viviendas en la villa, nunca se cumplieron, pasando estos grupos humanos a engrosar la exclusión y marginalidad villera del Gran Buenos Aires.


villas

En forma paralela, en esa década del ’90, se inicia en terrenos cercanos a la Villa 31 un plan de reciclaje en el antiguo equipamiento del puerto y urbanización con viviendas para sectores de muy altos recursos, marinas privadas, oficinas para empresas transnacionales, hoteles cinco estrellas y restaurantes de lujo, en un salvaje urbanismo de especulación y venta de tierras públicas (proyecto Puerto Madero). Se genera un “cuasi barrio cerrado” fragmentando aún mas la “guethizada” ciudad de Buenos Aires. Este proceso de especulación inmobiliaria, con el fuerte aporte de capitales internacionales, vuelve sus apetencias sobre las tierras de la Villa 31 y a la necesidad de su desalojo, tanto por el alto valor actual que tienen sus más de 15 Ha. como por la visión bochornosa de sus habitantes pobres. La faz visible y pública de una de las inversiones previstas para la zona de Retiro, es de UD$ 480 millones (Puerto Madero II) a través de un consorcio financiero integrado por: la empresa privatizadora de todos los aeropuertos del país (Corporación América S.A que incluye en parte capitales italianos y otros europeos); Banco Macro Bansud S.A. (capitales nacionales en el exterior y se dice que también participan capitales norteamericanos) y una constructora (Fernández Prieto) que ha construido más de 200.000 m2 desde 1996 en Puerto Madero I (datos: Diario Clarín, agosto y septiembre de 2005).
No hay estudios sobre capitales financieros actuantes en el tema de inversiones inmobiliarias de esta escala.
Actualmente en la Villa 31 , viven cerca de 30000 habitantes. Cuentan con servicios básicos de agua, electricidad, cloacas, y equipamientos comunitarios construidos con su propio autoesfuerzo y a veces con materiales entregados por el municipio. En la Villa 31 bis, con asentamientos mas recientes y carencias grandes de servicios, viven 1780 familias (censo 2004) que representan cerca de 9000 habitantes. Una genérica voz del gobierno de la ciudad, nunca materializada en una propuesta, habla de radicar la Villa 31... y en cambio, para el sector de la Villa 31bis se les “ofrecería otra alternativa” para su desalojo...
Se considera muy difícil que anuncien fechas de desalojos. Más bien se esperan alternativas diversas y teóricas propuestas desde el municipio de “radicar y urbanizar parte de la Villa”... y en forma paralela ir avanzando con decretos reglamentarios de Iniciativa Privada (D.R Nº 966/2005) que habilitan la presentación de los megaproyectos de inversión y venta de tierra pública. (Diario Clarín, agosto 26/2005 -- febrero 15 y 19/2006)


villa 31 retiro

Los barrios de la villa

La villa 31 se divide en cinco “barrios” internos: los terrenos de YPF, Comunicaciones, Güemes, Inmigrantes y Autopista. A ellos hay que agregarle un asentamiento más nuevo la "31 bis", que está sobre las vías del ferrocarril.
El sector más cercano a la terminal de ómnibus es el llamado barrio Güemes, que tiene las casas más altas (de hasta 5 pisos); por su lado, YPF y Comunicaciones mantienen lo que fue el "casco histórico".


hay solucion?

Distintos representantes del gobierno nacional y de la administración macrista se reunieron en estos días para analizar en detalle la situación en esos terrenos, propiedad de la ONABE (Organismo Nacional de Administración de Bienes), que depende del poderoso Ministerio de Planificación.

Allí se analizaron dos cuestiones primordiales: primero, qué hacer con la villa; y segundo cómo lograr usufructuar una franja de terrenos ubicados muy cerca de los asentamientos y cuyo valor asciende a 300 millones de dólares -sólo el terreno-.

El consenso descartó la posibilidad de trasladar la villa por los altísimos costos políticos que un conflicto allí generarían. Por ello se coincidió que la salida para poder aprovechar con emprendimientos inmobiliarios las tierras aledañas a la villa, lo mejor sería urbanizarla y que poco a poco ingresen esos terrenos en la lógica del mercado.

Pero el primer problema está basado en cómo construir viviendas dignas, cómo urbanizar las calles, cómo dotarlas de los servicios básicos, en definitiva, cómo transformar a la villa en un barrio como cualquier otro, neutralizando la oposición de los punteros villeros que se oponen a esa alternativa, ya que una regularización de los terrenos con sus consecuentes títulos de propiedad les harían perder poder y negocios.

Pero no es el único inconveniente. La urbanización se haría por tramos y para ello, mientras se construye habría que relocalizar a la gente que vive en las zonas afectadas.

Por eso, se barajó la opción de que, provisoriamente hasta que terminen las obras, se asienten en unos terrenos aledaños vacíos que pertenecían a YPF, y cuyo valor supera los 60 millones de dólares.



villa 31 retiro su historia + fotos x dentro

retiro

favelas

villas

villa 31 retiro

villa 31 retiro su historia + fotos x dentro

retiro

favelas

villas

villa 31 retiro

villa 31 retiro su historia + fotos x dentro

retiro

FUENTE