Una de las discriminaciones directas más evidentes a que se ven sometidas las mujeres es sin duda la esclavitud de la imagen que según el modelo de sociedad imperante debe tener y los procesos a los que tiene que someterse para ajustarse al prototipo que se le asigna, indica el sitio madimasd.org

A mediados del siglo XX, la publicidad solía ofender a la mujer. Sus funciones parecían limitarse a quehaceres domésticos y placeres sexuales. Además, se les concebía como incapaces intelectualmente. El sitio electrónico Bspcn.com recopiló algunos anuncios retro de los años 60 que difundían estos prejuicios.

Hoover. “La mañana de Navidad (y por siempre) ella será feliz con una aspiradora Hoover”. Así promocionaba esta compañía sus productos para la limpieza del hogar. En aquella época, los quehaceres domésticos fueron vistos como actividades exclusivas de las mujeres.
10 imágenes más discriminatorias del siglo XX

“Los hombres son mejores que las mujeres”. El sexo femenino no puede solo, expresaba el siguiente anuncio. En él, una mujer necesita de la ayuda de su marido para finalizar su ascenso a una montaña, mientras él y otro hombre lo hicieron por sí mismos.
Más

Mamá neurótica. La limpieza del hogar deja exhausta a las amas de casa, por ello tienden a estar nerviosas, enojarse y gritar. Para que no se desquitaran con sus familias y las tardes fueran placenteras, un anuncio les sugería meterse a la tina y disfrutar de un baño con el jabón New Ivory.
xx

Un tapete único. ¿Qué tal poder colocar los pies sobre un tapete muy especial? En el anuncio se puede ver al hombre con un pie sobre la cabeza de una mujer, símbolo del poder que supuestamente el sexo masculino tenía sobre las féminas. La frase del anuncio dice: “Es bueno tener a una chica en casa”.
10

Serás la mujer que tu marido quiera que seas. Con esta frase Demure, un producto líquido para la ducha, se acercaba a las mujeres para que fueran tan femeninas como sus esposos quisieran, sin importar si ellas lo deseaban.
Imágenes

“Muestra al mundo el mejor equipo de proyección”. Esta es la frase que Bell Howell promociona en sus proyectores. Sin embargo, en el anuncio, el artículo exhibido queda en segundo plano y destacan los senos de la modelo.
del

Estufa Kenmore. “Si tú supieras cuántas uñas se me han roto por limpiar la estufa, sabrías por qué quiero ésta que se limpia sola”. Es lo que una mujer le dice a su marido en un anuncio que promociona la estufa Kenmore.
siglo

Kenwood. “El chef hace todo, pero cocinar es para lo que están hechas las esposas”. Con esta frase la compañía remarca que los quehaceres domésticos son exclusivos del sexo femenino.
discriminatorias

Bella o inteligente. Por años, se difundieron estereotipos de belleza e inteligencia totalmente incompatibles. Así lo proyectó la siguiente imagen. Ella señala: ”La mayoría de los hombres preguntan: ¿Es bonita? y no: ¿Es inteligente?”
10 imágenes más discriminatorias del siglo XX

Esposas. Este anuncio muestra algunas imágenes de electrodomésticos dirigidos a la mujer. El cartel aconseja que la ama de casa escoja aquellos que le gustaría tener y que después los muestre a su esposo para que se los compre. En caso de que él no lo haga, ella deberá llorar poquito para conseguir lo que quiere. A los esposos se les aconseja comprar a sus mujeres lo que desean antes de que empiecen a llorar.
Más

“Mantenla donde pertenece”. Es la frase de un anuncio que ofrece zapatos. En la imagen se observa a una mujer tendida en el suelo contemplando el calzado.
xx

“Un automóvil automático para un fácil manejo”. Esta publicidad hace referencia a la supuesta poca habilidad que tiene una mujer para conducir.
10

Vitaminas. Después de realizar la estresante y cansada limpieza doméstica, que una mujer luzca hermosa debe ser gracias a un secreto: las vitaminas. Así es como la compañía PEP publicitaba sus productos.
Imágenes

Volkwagen. “Tarde o temprano tu esposa manejará a casa, esa es una de las razones por las que debes tener tu propio automóvil”.
del

Debilidad. “¿Quieres decir que hasta una mujer lo puede abrir?” Así es como una marca de salsa de tomate mostraba lo fácil que era destapar la botella de su producto.
siglo

“Sopla en su cara y ella te seguirá a donde quiera que vayas”. De esta manera, la compañía transmitió la idea de que si se trata mal a una mujer, ella estará junto a su hombre, sin importar lo que él le haga.
discriminatorias

Cereal Total. Realizó un anuncio que sugería a las mujeres mantenerse ocupadas con el aseo de sus casas, mientras su producto se encargaba de su peso.
10 imágenes más discriminatorias del siglo XX

Golpes. Si las mujeres mentían a sus maridos podían ser reprendidas con violencia. La siguiente imagen es un claro ejemplo de que la agresión física era algo normal.
Más

Que lo haga ella. Mientras la esposa contara con Mornidine, un medicamento para evitar los mareos matutinos, podría cocinar felizmente cada mañana.
xx