antes de empesar T! quiero aclarar que este post lo hice con un sentimiento del recuerdo hacia mi abuelo que hoy no esta mas a mi lado.
ABUELO SIEMPRE RECORDARE ESOS BELLOS MOMENTOS QUE MI HICISTE PASAR MI INFANCIA DE MI JUVENTUD DE MI MADUREZ
ESA PLAZA ESE PARQUE ESA HELADERIA EL ZOOLOGICO Y TODOS LOS LUGARES QUE FUIMOS SIEMPRE CON ESA PEQUEÑA SONRISA DE 8 DIENTES QUE ME GUSTABA VERTE ABUELO PERDONA SI NO TUVE LA OPORTUNIDAD DE CONOCERNOS MUCHO

NO SUPE VALORAR LO QUE TENGO AHORA NO LO TENGO Y QUIERO QUE VUELVA ABUELO TE EXTRAÑO







Recuerdo cuando era pequeño lo veia a el un poco arrugado un poco mayor que mi mama
Mi Abuelo como te Extraño




No lo conocia muy bien ya que el vivia lejos en el campo y siempre llegaba de visita
Abuelo




Como antes era pequeño en le cole. lo encontraba de salida
querido





Siempre me gustaba verlo antes porque venia a regalarme dinero
mi abuelo



Pero siempre le dije abuelito no sabia su nombre
blogmenx


Fatal error pero el siempre estaba ahi me apoyaba
Mi Abuelo como te Extraño



Cuando falte a clases me iba de finta el ya lo sabia




Antes no iba a clases el me supo dar consejos pero que buenos consejos que me dio
Abuelo



El era a el unico que conocia el mas mayor de mi familia de parte de mi madre



Empese a darme cuenta de que habia otras personas mayores


De niño lo recuerdo me llevo donde yo queria
querido


Mis otros Abuelos pero nooooo no eran mejor que el
mi abuelo



Yo recuerdo que me sabe enseñar a orar a rezar



a pedir cosas con fe!




Siempre dijo que la comida no se desperdicia


Estara siempre en mi corazon


El consejo de que me case algun dia


Que no tienes que golpear a la mujer


Algun dia seras un padre ejemplar


Tienes que guiar a tu familia


Quisiera que vuelvas, verlo de nuevo

Besar su mejilla Arrugada

ver las manchas hepaticas que llevaba
blogmenx



hasta extraño su holor a galletas



SIEMPRE QUE VEAS A ALGUIEN MAYOR NO DUDES AYUDALO SI SE PUEDE



Mi Abuelo como te Extraño



RECUERDA QUE ALGUN DIA TU LLEGARAS A SER MAYOR




Abuelo



GRACIAS ABUELO POR DARME UNA MANO

querido

Las manos del Abuelo



Nunca volveré a ver mis manos de la misma manera!

El abuelo, con noventa y tantos años, sentado débilmente en la banca del patio. No se movía, solo estaba sentado cabizbajo mirando sus manos.


mi abuelo

Cuando me senté a su lado no se dio por enterado y entre más tiempo pasaba, me pregunté si estaba bien. Finalmente, no queriendo realmente estorbarle sino verificar que estuviese bien, le pregunté cómo se sentía.




Levantó su cabeza, me miró y sonrió. “Sí, estoy bien, gracias por preguntar”, dijo en una fuerte y clara voz.

“No quise molestarte, abuelo, pero estabas sentado aquí simplemente mirando tus manos y quise estar seguro de que estuvieses bien”, le expliqué.





“¿Te has mirado jamás tus manos?” preguntó. “Quiero decir, ¿realmente mirarte las manos?”


Lentamente abrí mis manos y me quedé contemplándolas. Las volteé, palmas hacia arriba y luego hacia abajo.


No, creo que realmente nunca las había observado mientras intentaba averiguar qué quería decirme. El abuelo sonrió y me contó esta historia:




blogmenx



“Detente y piensa por un momento acerca de tus manos, cómo te han servido bien a través de los años.

Estas manos, aunque arrugadas, secas y débiles han sido las herramientas que he usado toda mi vida para alcanzar, agarrar y abrazar la vida.


Ellas pusieron comida en mi boca y ropa en mi cuerpo. Cuando niño, mi madre me enseñó a plegarlas en oración.


Ellas ataron los cordones de mis zapatos y me ayudaron a ponerme mis botas. Han estado sucias, raspadas y ásperas, hinchadas y dobladas.


Se mostraron torpes cuando intenté sostener a mi recién nacido hijo.
Decoradas con mi anillo de bodas, le mostraron al mundo que estaba casado y que amaba a alguien especial.


Mi Abuelo como te Extraño

Ellas temblaron cuando enterré a mis padres y esposa y cuando caminé por el pasillo con mi hija en su boda. Han cubierto mi rostro, peinado mi cabello y lavado y limpiado el resto de mi cuerpo. Han estado pegajosas y húmedas, dobladas y quebradas, secas y cortadas.


Y hasta el día de hoy, cuando casi nada más en mí sigue trabajando bien, estas manos me ayudan a levantarme y a sentarme, y se siguen plegando para orar


Estas manos son la marca de dónde he estado y la rudeza de mi vida. Pero más importante aún, es que son ellas las que Dios tomará en las Suyas cuando me lleve a casa.

Nuestras manos son una bendición . Me pongo a pensar que hacemos con esas manos en cuanto a nuestras relaciones con los demás:
¿las usaremos para abrazar y expresar cariño y afecto o las esgrimiremos para exhibir ira y rechazo?