El primer contacto que tuve con este dibujante tan creativo fue cuando vi en un comercio de la estación de Subte Lima (línea A) una pequeña gráfica a la venta, similar a las de Molina Campos, que estaban en los clásicos almanaques de alpargatas. El único dato que tenía era que la obra se llamaba “la máscara” ...... a partir de ahí me puse a averiguar hasta dar con más obras de este maravilloso humorista Gráfico, que ilustraba un Buenos Aires que “ya no es” llamado Luis Medrano, he aquí su historia y sus obras:

Luis J. Medrano, artista plástico, dibujante y humorista argentino nacido en 1915, reflejó como pocos la forma de ser argentina en su multifacética obra..
El humor, omnipresente en el Grafodrama, va de la mano de la crítica, casi siempre a través de la ironía; su intención no era moralizante sino amablemente delatora de nuestros comportamientos, virtudes y defectos.
Medrano, además, abordó toda manifestación artística que estuvo a su alcance: fue periodista (se recibió en la Universidad de Indianápolis, EEUU), pintor (creador de series como Galería Contemporánea y Colección Suprarrealista, que se presentan en esta página web), conferencista, y hasta conductor de televisión, con un microprograma en Canal 7 que llevaba sus viñetas a un medio pionero para entonces.
Su compromismo politico le daba inagotable inspiración y a la vez lo agobiaba Medrano vivió muy de cerca los avatares, muchas veces dolorosos, de nuestra historia política, e intentó a través de su obra sembrar la tolerancia y la necesidad de la convivencia pacífica.
En el plano de la plástica, su obra pictórica es un referente insoslayable a la hora de reconstruir la Argentina entre 1940 y 1970. Los almanaques que realizó para la empresa Alpargatas son un registro minucioso de las personas y los objetos que animaban nuestro escenario entre esos años. A pesar de no haber en su obra casi ningún personaje equivalente a los Avivato, Ramona o Patoruzú de la época, Medrano reflejó prototipos argentinos que sin tener nombre propio son símbolos de la Argentina. Hasta Julio Cortázar, en su novela Los Premios, señala que uno de sus personajes “se parece muchísimo a las gordas de Medrano, el de los Grafodramas…”
“Señalaba sin herir, observaba sin ensañarse; agudo, pero recubierto de dulzura; la suya era una manera impar de hacer más llevadera y más transitable la condición humana”. Palabras de un homenaje, después de su muerte, que sintetizan el aporte de Medrano al humor argentino.


Algunas Obras:



Máscara
Grandes dibujantes - Luis Medrano:

Penal

Dibujo

Tren de excursión
almanaque

Las Doce

medrano

Domingo

alpargatas

Referee
Patoruzú


No va más

grafodramas


Fuente:

http://www.luisjmedrano.com