"Entre todas las mujeres que han vivido, la madre de Jesucristo es la más celebrada, la más venerada...

La Reina del Cielo (abre tus ojos)



Entre los católicos, la Madona es reconocida no sólo como la Madre de Dios, sino también, de acuerdo con los papas modernos, como Reina del Universo, Reina del Cielo, Asiento de la Sabiduría, e incluso Esposa del Espíritu Santo''. (Revista Time, "¿Criada o feminista?'', 30 de diciembre de 1991, págs. 62-66).


La mayoría de los adherentes a la fe católica se refieren alegremente a la Virgen María como la Reina del Cielo y entienden este término como uno de cariño, amor y adoración. ¿Es este un término bíblico o un título pagano?

Cielo

Maria

reina

virgen

La Reina del Cielo (abre tus ojos)
ANALIZA PRIMERAMENTE, PORQUE HAY TANTAS VIRGNES Y DE TODOS LOS COLORES...?? (PAGANO)

¿Está complacido Dios con este título o está fuertemente disgustado? Veamos las Escrituras.


1. "¿No ves lo que hacen en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén? Los niños recogen la leña, los padres encienden el fuego, y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a la reina del cielo, y para hacer ofrendas a dioses ajenos, para provocarme a ira''.

[Jeremías 7:17-18]. En esta sección de Jeremías, Dios está diciéndole a Israel por qué está a punto de destruirlo físicamente como nación. Dios está actuando en forma muy parecida al fiscal que informa al acusado de los cargos en su contra. Note que Dios está muy enojado porque estas personas se están preparando para adorar a la Reina del Cielo, ¡Dice que esta adoración a la Reina del Cielo lo está "provocando'' a ira!

2. "La palabra que nos has hablado en nombre de JEHOVA, no la oiremos de ti; sino que ciertamente pondremos por obra toda palabra que ha salido de nuestra boca, para ofrecer incienso a la reina del cielo, derramándole libaciones, como hemos hecho nosotros y nuestros padres, nuestros reyes y nuestros príncipes, en las ciudades de Judá y en las plazas de Jerusalén, y tuvimos abundancia de pan, y estuvimos alegres, y no vimos mal alguno.

l. "Y cuando ofrecimos incienso a la reina del cielo, y le derramamos libaciones, ¿acaso le hicimos nosotras tortas para tributarle culto, y le derramamos libaciones, sin consentimiento de nuestros maridos?'' [Jeremías 44:16-17;19]. Aquí vemos que el pueblo rehusa en forma desafiante obedecer a Dios, y continúa adorando a esta Reina del Cielo.

3. "Así ha hablado Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, diciendo: Vosotros y vuestras mujeres hablasteis con vuestras bocas, y con vuestras manos lo ejecutasteis, diciendo: Cumpliremos efectivamente nuestros votos que hicimos, de ofrecer incienso a la reina del cielo, y derramarle libaciones; confirmáis a la verdad vuestros votos, y ponéis vuestros votos por obra''

[Jeremías 44:25].
Vemos que Dios finalmente ha captado el mensaje, que el pueblo va a adorar a la Reina del Cielo sin importar lo que él diga.

Por lo tanto, Dios les dice que sigan adelante con su rebelión, porque él los va a destruir totalmente. Usted puede leer el relato completo del Juicio Divino en Jeremías 44:1-20-29, y le exhortamos a que lo lea, porque Dios no cambia, y hoy El debe estar igual de airado por este culto idolátrico como lo estuvo entonces.

La pregunta entonces es, ¿quién es esta Reina del Cielo que los israelitas adoraban, que provocó a Dios a tal ira? Afortunadamente, los anales históricos judíos nos dicen exactamente qué era esta Reina del Cielo que tanto enojó a Dios.


Primero, examinemos la Antigua Reina del Cielo.
La mayor parte de esta información esta tomada del libro de Alexander Hislop, "The Two Babylons'' (Las dos Babilonias), 1917.

Hislop traza la adoración babilónica de la Reina del Cielo hasta los días posteriores a la muerte de Nimrod. La fecha de este suceso no se conoce con exactitud, pero parece haber ocurrido más de 400 años después del diluvio. Luego de la muerte de Nimrod, su esposa Semíramis, estaba determinada a retener su poder y riqueza.

Elaboró la historia de que la muerte de Nimrod ocurrió por la salvación de la humanidad. Nimrod fue nombrado como "la semilla prometida de la mujer, Zero-ashta, que estaba destinada a herir la cabeza de la serpiente, y al hacer así, sería herido en su propio calcañar'' (p. 58-59).

Podemos ver fácilmente que esta historia es una falsificación de la profecía verdadera concerniente a Jesucristo. Para permitir a los babilonios adorar mejor a este niño, se creó un retrato tallado en Madera, presentándolo en brazos de su madre. La madre obviamente obtuvo su gloria de su hijo deificado. Sin embargo la madre, a largo plazo, prácticamente eclipsó al hijo en la adoración.

La imagen original obviamente tenía el propósito de ser meramente "un pedestal para el sostenimiento del hijo divino... Pero mientras que este... era el propósito, es un principio básico en todas las idolatrías que aquello que resulta más atractivo a los sentidos tiene que hacer la impresión más poderosa'' (p.74).

La madre obviamente creó la impresión visual más poderosa, tanto porque era una adulta como porque fue presentada con gran magnificencia.

Una vez la gente comenzó a adorar a la madre más que al niño, los sacerdotes babilónicos se sintieron obligados a emitir un decreto deificando también a la madre. Luego de haber pasado todavía más tiempo, "Se le otorgaron los títulos más altos. Fue llamada la reina del Cielo.

En Egipto, se le llamó Athor, esto es, la Habitación de Dios, para significar que en ella moraba toda la "plenitud de la divinidad'' (p.77). A partir de este comienzo pagano, la historia de la Madre Virgen (Reina del Cielo), se propagó a través del mundo. En:
* Egipto, fue llamada Athor (p.77)

* Tibet y China, se la llamó Virgo Deipara (p.77)

* Grecia, fue llamada Hestia (Ibid)

* Roma, se le llamó Juno, o Paloma. (p.79).

Así, podemos ver que esta Antigua Reina del Cielo era una falsificación pagana de la Virgen María.

¡Ella era una Madre Divina que había dado a luz a un Niño Divino! De especial interés es la conexión en Roma con la Paloma.

¿Por qué?

En la antigua Babilonia, tanto el culto a la Madre Virgen como su símbolo, la Paloma, "la identificaban con el Espíritu de toda gracia... el Espíritu Santo'' (p.79).

Así, la Trinidad Pagana es Dios el Padre, el Hijo, y la Madre Virgen. Sin duda, la Iglesia Católica Romana ha hecho el mismo reclamo, como destacó Hislop en el siglo diecinueve (p.83). Hislop concluye, "La Madona de Roma... es sencillamente la Madona de Babilonia.

La Reina del Cielo en un sistema es la misma que la Reina del Cielo en el otro'' (Ibid).


Si usted no puede creer en estos hechos arriba, quizás creerá en el testimonio de paganos confesos en el mundo de hoy.

Escuche su testimonio:
1) En su libro extremadamente blasfemo, The Armageddon Script (El guión para el Armagedón),
Peter Lemesurier, escribe en forma entusiasta sobre la adoración a la Gran Madre Tierra.
Escribe como si fuera un astronauta en una nave en órbita alrededor de nuestro planeta.

"Mientras pasaban tras el árido globo lunar por... última vez, y la resplandeciente mitad de la tierra volvió a levantarse detrás del ahora familiar horizonte curvo y rocoso, lo que vieron venir hasta ellos era extrañamente familiar. Una imagen salida de la memoria racial.

Un dios salido del mundo de los arquetipos.

No era otra que la forma redonda de la Gran Madre, la propia Tierra, vestida en los mismos ropajes floridos de resplandeciente azul y blanco que habían sido los de la madre-diosa de la tierra y el cielo a través de la historia del hombre, y no menos la más reciente madre-diosa, la propia Virgen María...'' (p.245-6).

Peter Lemesurier, como seguidor del paganismo, no tiene dificultad en reconocer la verdad de que la adoración a la Virgen María es una antigua idolatría pagana.

De ese modo, los paganos no cristianos de todo el mundo tienen poca dificultad para aceptar la adoración de la Madre Virgen católica romana.

2) Otra escritora de la Nueva Era, China Galland, budista norteamericana practicante, ha escrito un libro muy revelador titulado Longing For Darkness (Añoranza de la oscuridad). En forma entusiasta, Galland


establece los lazos comunes entre la Virgen María y otras diosas paganas.
"Durga, la reina guerrera... era la única que podía restaurar la armonía y establecer la paz mundial... los dioses cantaron sus alabanzas, la llamaron Reina del Universo...''



¿Recuerdan la revista Time citada arriba, que reporta que uno de los nombres por los cuales se conoce a la Virgen María es Reina del Universo?

Galland continúa:
"Llegué en busca del buda Tara, pero en su lugar encontré las diosas Durgan
y Kali...Kali, la agente de la muerte y dadora de la vida, el final y el principio del tiempo.

Ella era una deidad de proporciones tales como sólo en la cristiandad había escuchado describir a Dios el Padre. El hecho de que Kali es oscura y de sexo femenino sacó a relucir mi crianza católica...
Algunos dicen que ella es negra porque el negro es el color en el que se disuelven todas las distinciones, otros dicen que ella es negra porque ella es la noche eterna'' (p.27).

Estas dos diosas son hindúes.

La diosa budista, Tara, era el objeto de la búsqueda de Galland mientras viajaba al Lejano Oriente. Sin embargo, quedó sorprendida cuando descubrió que "existen textos hindúes que describen a Kali como Tara'' (p.30).
Este descubrimiento liga al hinduismo con el budismo.

Posteriormente, de vuelta en Estados Unidos, Galland descubrió otro libro de la Nueva Era titulado Mother Worship (Culto a la madre), de la autora Tara Doyle. Este libro reportaba el fenómeno de la Madona Negra de Suiza. Registra Galland,



"No recuerdo que hubiera ninguna divinidad femenina de piel oscura en la cristiandad. Pensé que eran exclusivas de religiones tales como el hinduismo y el budismo.

No podía recordar virtualmente nada sobre una Madona oscura o negra a pesar de mis años de crianza católica...
Una breve anotación en la revista Newsweek captó mi atención. Se decía que la Virgen María estaba apareciendo en las cortezas de los árboles en... Polonia.


Me sentí intrigada... Parecía un fenómeno tan similar al que yo había reportado sobre Tara... Me pregunté qué estaba pasando en el spritus mundi, el espíritu del mundo, que los informes de deidades femeninas que literalmente emergían de las rocas y los árboles estaban saliendo a la luz tanto en Oriente como en Occidente.

La simultaneidad era simbólicamente importante... (p.49-50)''.

Posteriormente, Galland le pregunta a un experimentado maestro budista sobre la conexión entre estas apariciones.

"Le mostré el recorte de la revista sobre el reporte de la aparición de la Madona en la corteza de árboles en Polonia... [él replicó] que es muy similar a lo que hablamos aquí. Tenemos muchos casos como este en el budismo tibetano.

Lo llamamos rangjung; significa levantarse uno mismo... Estas cosas aparecen debido al poder y las bendiciones de los seres iluminados. Tales seres trabajan mediante el poder de la sustancia mental y el poder de concentración'' (p.65-66).

VIRGENES POR TODO EL MUNDO



Satanás fue lo bastante minucioso para situar la adoración de diosas por todo el mundo en muchas religiones paganas diferentes. Como notamos arriba, situó la adoración a la Virgen Madre y el Niño en los misterios satánicos babilónicos, en los misterios egipcios, en China, y en India.

Sin embargo, también estableció la adoración de diosas que son iguales en alcance y poderes a la Virgen María. El superior del Dalai Lama recientemente fue reprendido por permitirle al Dalai Lama decirle a la autora de la Nueva Era, China Galland, que el mismo espíritu de "rangyung'' que estaba produciendo las apariciones y milagros de la Virgen María en América y Europa también producía los milagros en China, Tibet y la India con las diosas hindúes y budistas.



Galland narra su reunión posterior con el Dalai Lama. Cuando ella le pregunta sobre la aparición de la Madre Bendita en la corteza de los árboles en Polonia, él está de acuerdo en que este fenómeno es el rangjung budista (p.95).

No debemos sorprendernos de que Satanás esté causando que las deidades femeninas aparezcan en todo el mundo en este momento de la historia. Si este es sin duda el fin de los tiempos, entonces es tiempo de que Satanás junte a su iglesia profetizada.


Le alentamos a leer CE1008, "La Virgen María y la adoración a la diosa pagana'' para más detalles sobre estos fenómenos. No se engañen: el culto católico romano a la Virgen María, a quien llaman la Reina del Cielo, es un renacimiento del culto pagano a las varias Reinas del Cielo a través de la historia, con varios nombres. En cada uno de estos distintos países, la Reina Madre es la Madre Virgen que ha dado a luz a un Divino Niño. Más aun, el culto a la Reina del Cielo católica es precisamente el mismo que la adoración a la Reina del Cielo en el antiguo Israel, como lo registra arriba Jeremías .

La reacción de Dios también será la misma: juicio físico, destrucción. ¿Qué hará usted ahora que conoce la verdad? Escuche las Palabras de Jesús, dichas al Final de los Tiempos.
"Y oí otra voz del Cielo, que decía: Salid de ella [del sistema maligno] , pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades'' (Apocalipsis 18:4-5).


Justo antes de que la destrucción final de Jesús venga sobre el sistema maligno en el periodo de la Gran Tribulación,
Jesús da una alerta final a Su pueblo, para que salga y se separe y pida perdón o también será destruido. Esta advertencia se aplica a todos ustedes si son practicantes, creyentes católicos romanos.

Por favor, lea con cuidado todos nuestros artículos, porque tratamos en forma sistemática de mostrarle el total paganismo que comprende el catolicismo romano, un paganismo escondido muy astutamente tras los conceptos, las palabras y los nombres cristianos. Pero es igualmente paganismo.


¡Que Dios le bendiga ricamente!

Si usted nunca ha aceptado a Jesucristo como Salvador, pero ha comprendido su realidad y quiere aceptar Su Regalo GRATIS de la Vida Eterna, usted también puede hacerlo ahora, en la privacidad de su hogar.

Una vez que lo acepte a El como Salvador, usted habrá Nacido de Nuevo espiritualmente, y tendrá tanta seguridad de que irá al cielo como si ya estuviera allí.

Entonces, podrá descansar seguro de que nada lo dañará espiritualmente. Usted también conocerá la mayor paz de corazón que el grandioso Dios puede dar a uno de sus propios hijos.