¿A qué jugaban nuestros abuelos?

Algunas cosas que hacian para divertirse durante el siglo pasado...

¿A qué jugaban nuestros abuelos?

||| Algunas cosas que hacían nuestros padres y abuelos para divertirse durante el pasado siglo

Una escena común en el club Bancroft-Foote Boys de New Haven, Connecticut, que era un lugar de reunión habitual de las pandillas callejeras, en el año 1909. El desgaste del suelo cerca de la excepcional mesa de billar demuestra una gran afluencia de jugadores. La decoración de la mesa, con su elaborado tallado y sus incrustaciones, revela un gran trabajo de artesanía.

NUESTROS

Un joven estudiante fumando un cigarrillo mientras juega a las cartas en el internado Villa de los Niños, un centro para los niños con problemas en Estocolmo, Suecia. Mayo de 1949.

abuelos

Según comunicaba el diario Washington Post del día 25 de mayo de 1924: "El Skooter es la gran novedad de la temporada, con 25 coches de dos plazas y accionamiento eléctrico que pueden chocar unos con otros, controlado por el conductor, sobre más de tres mil metros cuadrados de suelo de acero." Parque de atracciones Glen Echo del Condado de Montgomery, Maryland, en 1924.

Que

Niños jugando a las canicas en la azotea de un gran edificio de apartamentos de Nueva York, en 1910. Existen muchas variantes para jugar a las canicas y la de esta fotografía, círculos concéntricos con ellas en su interior, es bastante común.

a

Jóvenes actrices de Hollywood de la época jugando al strip poker, en 1945, en diferentes grados de desnudez durante el juego, celebrado con el fin de recaudar ropa para familias necesitadas. Si te fijas detalladamente verás que la actriz de pie a la derecha está quitándose con cuidado el sujetador.

jugaban

Un policía de Tokio, Japón, actuando como árbitro improvisado en un partido de béisbol entre una pandilla de chavales, en julio de 1959.

¿A qué jugaban nuestros abuelos?

NUESTROS

El origen del pinball se remonta al Bagatelle, un juego francés de moda en la Europa del siglo XVIII, que consistía en un tablero horizontal con una serie de hoyos y topes de madera, que influían en el recorrido de una bola. A mediados del siglo XIX los topes de madera se reemplazaron por clavos metálicos y el juego empezó a conocerse como pinball, juego de petacos, flippers o milloncete. Ya en el siglo XX el juego se modernizó al colocarse en una caja de madera con mampara de vidrio, dotándolo de una serie de mecanismos que permitían una mayor diversión. En el año 1932 el ingeniero Harry Williams le incorporó un sistema de bobinas electroimantadas que permitía delatar cuando el jugador intentaba hacer trampas (moviendo sutilmente la máquina para guiar la bola de forma fraudulenta), el famoso "Tilt" que muchos de nosotros hemos sufrido alguna vez.

abuelos

Entre los años 1940 y 1950, las máquinas de pinball recompensaban con premios en metálico si el jugador conseguía lograr objetivos de puntuación. Muchas de ellas se instalaron en bares y locales controlados por organizaciones mafiosas y terminaron siendo declaradas ilegales en las grandes ciudades de Estados Unidos. Para demostrar que el pinball es un juego de habilidad y no puro azar, en Nueva York, varios fabricantes patrocinaron a los mejores jugadores para hacer campaña contra la prohibición. Uno de ellos, en la fotografía, fue George Schmabel uno de los mejores jugadores de pinball de la época. En el año 1976, convencieron a un jurado de Nueva York de que se trataba de un juego de habilidad gracias al dominio del pinball del jugador Roger Sharpe quién demostró en vivo que con una técnica adecuada se podía dominar el juego. Así se acabó con 30 años de prohibición. Por todo ello, cuando veas alguna película o fotografía, de los años 50 o 60, donde aparece alguien jugando a pinball ahora puedes conocer algo más de la personalidad de quién lo realiza, ya que en su día estaba cometiendo un delito.

Que

a

jugaban

La Gran Duquesa María Pavlovna de Rusia, era nieta paterna de Alejandro II de Rusia y de la emperatriz María Alexandrovna y sus abuelos maternos fueron Jorge I de Grecia y la Gran Duquesa Olga Konstantinovna de Rusia. Al ser asesinados sus parientes más cercanos por los bolcheviques, huyó del país y durante sus años en el el exilio, vivió en Europa, principalmente en Alemania, Suecia y España. También residió doce años en los Estados Unidos antes de trasladarse a Argentina después de que los Estados Unidos reconocieran a la Unión Soviética. Vivió en Buenos Aires, cuando se tomó esta fotografía, y después de la Segunda Guerra Mundial volvió a Europa. Sus primeros años de exilio fueron financiados por las joyas que había llevado de contrabando a Suecia, antes de escapar de Rusia. Más adelante abrió una tienda de costura muy afamada llamada "Kitmir" en París, convirtiéndose en una empresaria de éxito en la industria de la moda parisina.

¿A qué jugaban nuestros abuelos?

El Muro de Berlín, "Muro de Protección Antifascista" según la RDA y también "Muro de la vergüenza" por parte de la opinión pública occidental, fue parte de las fronteras interalemanas desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de noviembre de 1989, separando a la República Federal Alemana de la República Democrática Alemana. Los niños de la fotografía acababan de ser testigos de su construcción durante el mes anterior y repetían, inconscientemente, en sus juegos el abominable acto.

NUESTROS

Un chico clavando las piezas de rodadura de unos patines viejos a un tablón de madera como primer paso hacia la fabricación de un monopatín, gracias a unos tablones de madera desechados. Nueva York, junio de 1947.

abuelos

Que

Grupo de niños de una escuela de música, en Estados Unidos, jugando a un juego de piano en un tablero que les ayuda a aprender a tocar las teclas de este instrumento musical, en el año 1940.

a

jugaban

El Barón Hiranuma Kiichirō, a la izquierda, fue un prominente político japonés y Primer Ministro de Japón desde el 5 de enero de 1939 hasta el 30 de agosto del mismo año. Su administración estuvo dominada por el debate acerca de si Japón debía aliarse o no con la Alemania Nazi para buscar la neutralización de la influencia soviética sobre Japón. Después de la Segunda Guerra Mundial, fue arrestado por las Autoridades Estadounidenses de Ocupación y enjuiciado por el Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente como un Criminal de guerra de clase A y se le condenó a cadena perpetua. Sin embargo, le fue concedida la libertad condicional a comienzos de 1952, y murió a los pocos meses. Su tumba está en el Cementerio de Tama, en las afueras de Tokio.

¿A qué jugaban nuestros abuelos?

Los niños del barrio jugando una intensa partida de cartas en la acera junto a una intersección en Red Hook, Brooklyn, en el año 1943.

NUESTROS

Fletcher Martin era profesor de arte en varias universidades de Estados Unidos. Durante la Segunda Guerra Mundial, estuvo destinado como corresponsal de guerra para la revista Life y fue ganador del Premio Walter Lippencott en 1947 y el Premio Benjamin Altman en 1949.

Espero que les haya gustado!