Sofía Clericci, la diosa que enloqueció a Fantino

Sofía Clericci, la diosa que enloqueció a Fantino


Sofía Clericci, la diosa que enloqueció a Fantino

Sofía Clericci es una actriz y modelo de 23 años, que deslumbra con una exuberante figura. Por su belleza y sensualidad, fue convocada para ser la tapa de la revista Playboy en la edición de agosto.


Playboy


Esta diosa llama la atención porque tiene en su cuerpo diez tatuajes exóticos. Según explicó, los tatuajes son una ratificación de que a sus sueños e ideales ella les pone el cuerpo además del alma.


tatoo


Los "tattoos" de Sofía volvieron locos a Alejandro Fantino y a Coco Silly en su paso por Animales Sueltos.

El miércoles estuvo en el programa de América y la charla entre ella, el conductor y Coco fue subiendo de temperatura.


animales sueltos

El termómetro llegó a un límite cuando la modelo contó que tuvo experiencias con mujeres así como también con hombres grandes.

sofia clerici

Pero el momento hot del programa de América le trajo problemas a Fantino: según relató en su cuenta de Twitter, su mujer, Miriam Lanzoni. no dejó que entre a su casa, furiosa por lo que había visto en pantalla.

Sofía Clericci, la diosa que enloqueció a Fantino

Comentarios Destacados

10 comentarios - Sofía Clericci, la diosa que enloqueció a Fantino

@Felip0n +1
mm a ver ya la busco en http://*** ahi estan todos estos gatos en bolas.
@Jaime_Lannister +3
si fantino se la re come... el toga este es puro tocuen!
@ezee789
Que pocas fotos tiene che..
@Fede7Nico +1
Es chamuyo, a Fantino lo vuelve loco Bastia...
A mi si me vuelve loco esta puta, mira lo que esta
@axelpitt
Fede7Nico dijo:Es chamuyo, a Fantino lo vuelve loco Bastia...
A mi si me vuelve loco esta puta, mira lo que esta


El polaco? jajaja

El otro día la ví en el programa de fantino que les hace honor a sus invitadas.. Terrible toga..
@Fede7Nico
Maaxi432 dijo:
Jaime_Lannister dijo:si fantino se la re come... el toga este es puro tocuen!


En serio? che, un tapregun, porque escribis todo al verre?

jajajaja que sin verguenza