Cerca de la mitad de los 1.210 millones de habitantes de la India se vieron afectados el 31 de julio por un segundo apagón masivo en dos días, que ha dejado sin suministro eléctrico a toda la zona norte y este del país.
El apagón eléctrico se inició en torno de las 13 (hora local) con un fallo en la norteña ciudad de Agra, donde se encuentra el mausoleo del Taj Mahal, y, según la agencia IANS, se propagó por al menos diecinueve estados del gigante asiático.
“El incidente de la red eléctrica afectó al norte y este del país. Estamos reparando el sistema”, afirmó en un comunicado la compañía eléctrica estatal, Power Grid Corporation of India.
El director de la compañía, R.K. Nayak, indicó que la avería, que se prolongó durante toda la tarde, sería restaurada a última hora del día, algo que al cierre de esta edición no había sido posible.
El fallo causó la paralización de cientos de trenes, lo que dejó varados a unos 300.000 pasajeros, y provocó la suspensión del servicio de metro de las urbes de Calcuta y Nueva Delhi, utilizado diariamente por 1,8 millones de personas solo en la capital de la India. El apagón también alteró la actividad en hospitales, plantas de agua, nucleares, y provocó atascos mayores que los habituales en los núcleos urbanos, donde muchas personas abandonaron sus puestos de trabajo.
En Bengala, 200 mineros quedaron atrapados bajo tierra, aunque las autoridades locales afirmaron que sus vidas no corrían peligro. El corte alcanzó tanta magnitud porque algunas regiones consumieron una cantidad de energía mayor de la que tenían asignada. “Debemos tener más disciplina con la red eléctrica. Ayer enviamos la advertencia a todas las estaciones de que no se sobrecargaran ni se excedieran”, dijo Nayak.


Caos en la India

India

caos

la

en

Caos en la India

India

caos

la

en

Caos en la India

India

caos

la

en

Caos en la India

India

caos

la

en

Caos en la India

India

caos

la

Salu2