Kesho y Alf fueron criados juntos en cautiverio en el Zoológico de Londres, pero los separaron en 2010.

emocionate un poquito, que no viene mal...


Pero cuando se volvieron a ver, aún cuando habían pasado tres años, no solo se reconocieron al instante, sonrieron, se dieron apretones de manos y se abrazaron de una manera muy emotiva, como lo muestran estas imágenes.

hermanos


Ahora Kesho, de 13 años y Alf de nueve, viven juntos en el Parque Safari Longleat de Wiltshire, Inglaterra.

gorilas


Marcos Tye, jefe encargado de los gorilas en Longleat, dijo que “no estábamos seguros de que los hermanos se reconocerían, pero en el instante en que se vieron, se notó el reconocimiento en sus ojos”.

reencuentro


Contó que los gorilas estuvieron en contacto a través de una jaula que temporalmente los mantenía separados por precaución, y que no hubo actos de agresión. “Entonces los pusimos juntos 24 horas más tarde y fue como si nunca se hubiesen separado”




emocionate