Mujer adicta a la silicona tiene el trasero mas grande

Vanity Wonder, de 30 años, es una adicta a las inyecciones de silicona. Esta mujer de Detroit, EE.UU., que ha gastado 15.000 dólares en aumentarse de forma exagerada el trasero, ha revelado el mercado negro de los tratamientos estéticos en un libro.

Vanity Wonder se inyectó por primera vez silicona en el trasero en el año 2006 y cree que ni siquiera era silicona, sino aceite 'de avión'. Entonces, el negocio de las clínicas estéticas ilegales era muy secreto.

La mujer, madre de dos niñas, ha contado en el libro 'Shot Girl', que se convirtió en ayudante de una de esas clínicas ilegales donde hacen este tipo de tratamientos, según publicó el ' Daily Mail'.

Allí vio toda clase de pacientes, desde una joven de 17 años llevada por una madre orgullosa hasta señoras de gafas bifocales y con dentaduras postizas.

Así, Vanity Wonder asegura que se siente satisfecha con su cuerpo, aunque ya dejó esta adicción. 'No es que me sienta feliz, pero me miro en el espejo y me encanta esto que soy. No he ido a prisión, tengo mis brazos y piernas. No he muerto a causa de esta estupidez que he hecho', acotó a dicho medio.


Mundo

imagenes

mujer