La artista neoyorquina Judith Braun crea hermosos murales utilizando como herramientas sólo sus dedos, en particular la yema.

Lo que hace es sumergir sus dedos, generalmente de ambas manos, en polvo de carboncillo o grafito para comenzar a crear las figuras sobre el lienzo.

Braun realiza pinturas que van desde el paisajismo hasta formas más abstractas y simétricas, lo que en palabras de la artista, le da más libertad a la imágenes y al espectador de interpretación.

Para ella, esta forma de creación es una manera en que su cuerpo se puede expresar también a través del arte y le agrada porque sus movimientos corporales intervienen mucho en los resultados de las obras.

Tal vez en algunas de sus piezas viéndolas de lejos, no parezca tanto que están hechas sólo con los dedos, pero es impresionante lo bien que le quedan las figuras y la exactitud de la simetría en sus figuras.




Pinturas hechas con los dedos

manos

pinturas

con

las

imagens

Hechas

Pinturas hechas con los dedos

manos

pinturas

con

las

imagens

Hechas

Pinturas hechas con los dedos

manos