Epitafios

Epitafios y el Cementerio Feliz...


Un epitafio es el texto que honra al difunto, la mayoría normalmente inscrito en una lápida o placa. Tradicionalmente un epitafio está escrito en verso, pero hay excepciones. Se han conocido muchos poetas que componen su propio epitafio, para su muerte.

Muchos son las citas de los textos santos, o aforismos. Se considera que un epitafio bueno es uno que es memorable, o por lo menos hace uno pensar. Un truco torcido de muchos epitafios exitosos es a 'hable' al lector y los advierte sobre su propia mortalidad; otro es una demanda del lector para bajar de su lugar descansando, como a menudo él le exigiría al lector que estuviera de pie en la tierra sobre el ataúd leer la inscripción. Algunos graban los logros, (por ejemplo los políticos pasados notan los años de sus condiciones de oficina) pero casi todos (con excepción de la tumba del soldado desconocido dónde esto es imposible) el nombre de la nota, la fecha de nacimiento y fecha de muerte.

Muchos epitafios fueron escritos con algún refinamiento literario, por lo que constituyen un subgénero literario lírico dentro del más general de la elegía o poema de lamento. Son subgéneros emparentados con él epicedio, el treno y el planto.

En México se usan las calaveras en los epitafios como poema que se burla de la flaca, nombre que recibe la figura de la Muerte.


Epitafios Famosos

Muerte


* “Espero que Cristo cumpla su palabra.” Miguel Delibes.

* “Quien resiste gana.” Camilo José Cela.

* “Si queréis los mayores elogios, moríos”. Enrique Jardiel Poncela

* “Al morir echénme a los lobos. Ya estoy acostumbrado.” Diógenes

* “Jesús mío, misericordia”. Alcapone

* “Sólo le pido a Dios que tenga piedad con el alma de este ateo.” Miguel de Unamuno

* “Si no viví más, fue por que no me dio tiempo.” Marqués de Sade

* “Quiso contar, cantar para olvidar su vida verdadera de mentiras y recordar su mentirosa vida de verdades”. Octavio Paz para la tumba de un amigo.

* “Luz, más luz.” Goethe

* “Aquí yace Molière el rey de los actores. En estos momentos hace de muerto y de verdad que lo hace bien.” Molière

* “No es que yo fuera superior. Es que los demás eran inferiores.” Orson Welles

* “The End.” Buster Keaton

* “Estuve borracho muchos años, después me morí.” Francis Scott Fitzgerald

* “Eso es todo, amigos.” Mel Blanc, doblador original de Bugs Bunny.

* "Perdonen que no me levante" Grouxo Marx.




Frikipedia mezcla algunos verdaderos con otros inventados para la ocasión

epitafios

1. En la tumba de Groucho Marx : Disculpe que no me levante.

2. En una tumba del cementerio de Salamanca: «Con amor de todos tus hijos, menos Ricardo que no dió nada».

3. En la tumba de Orson Welles: «No es que yo fuera superior. Es que los demás eran inferiores».

4. Lo puso un marido en la tumba de su suegra: «Aquí yaces y yaces bien, tú descansas y yo también».

5. El difunto pesaba 140 kilos e hizo infinitas curas de adelgazamiento: «Por fin me quedé en los huesos».

6. En la tumba de Miguel de Unamuno: «Sólo le pido a Dios que tenga piedad con el alma de este ateo».

7. En una tumba del cementerio de Guadalajara: «A mi marido, fallecido después de un año de matrimonio. Su esposa con profundo agradecimiento».

8. En la tumba de José Solís Ruiz: «Aquí se puede ser ministro de cualquier cosa, menos del "movimiento"».

9. Un joven y chistoso calavera quiso ser enterrado con el ataúd puesto de pie; él mismo dictó el epitafio: «Para no decir como siempre "aquí yace", está de pie y duerme en paz».

cementerios

10. «Necesité toda una vida para llegar hasta aquí».

11. En la tumba de Johann Sebastian Bach: «Desde aquí no se me ocurre ninguna fuga».

12. Lo puso el obispo, que no les quiso dar la extremaunción y borró otro que había puesto el matrimonio en vida. «Eran muy buenos los dos, y fueron de Dios en pos, como va todo el que muere, pero no están junto a él, porque el obispo no quiere».

13. En la tumba de Marlon Brando: «¡Otra vez protagonista de la ley del silencio!»

14. Lo puso el marido: «Pronto estaré contigo». Un conocido al ver las fechas tan distantes de fallecimiento escribió debajo: «Creí que no venías».

15. «Algo tengo, por cierto, aquí no pagaré ningún descubierto».

16. Lo puso un marido en la tumba de su suegra: «Tanta paz encuentres, como tranquilidad me dejas».

17. En la tumba de un conocido actor, célebre por su caballerosidad: «Le ruego me perdone si esta vez no me levanto».

18. En el cementerio de la Almudena de Madrid: «Aquí estoy con lo puesto, y no pago los impuestos».

19. Lo puso en la lápida unos días antes de morir: «Os dije que estaba enfermo».

20. «Fray Diego aquí reposa, en su vida no ha hecho otra cosa».

cementerio feliz

21. En Viareggio, en la tumba del célebre transformista Leopoldo Fregoli (fallecido en 1936): «Aquí, Leopoldo Fregoli llevó a cabo su última transformación».

22. En un cementerio de Minnesota: «Fallecido por la voluntad de Dios y mediante la ayuda de un médico imbécil».

23. En la sepultura de un aprensivo que creyendo estar muy enfermo, se curaba con mejunjes y potingues: «Aquí yace un español, que estando bueno quiso estar mejor».

24. Sobre una lápida del cementerio municipal de Detroit: «Aquí yace Josept Barth, cuya vida fue breve, pero llena de alegría, gracias a su fiel compañera, Angélica, que a la edad de veinticinco años escondió su dolor en el 7 de Elmer Street. Teléfono: 2-13-18-15».

25. «Ya os decía que ese médico no era de fiar».

26. Lo puso el marido sobre la tumba de su mujer: «Aquí yace mi mujer, fría como siempre».

27. Lo puso la mujer sobre la tumba de su marido: «Aquí yace mi marido, al fin rígido».

28. Lo pusieron sus amigos: «Aquí ya no toses, Manolo».

29. Lo escribió en la tumba que le tenían preparada en el cementerio, unos días antes de morir: «Veis como sí que estaba enfermo».

30. «Aquí yace Desiderio, que se fue directamente del cangrejo de su madre al cementerio».

cementerio alegre

31. En la tumba de Moisés: «De esto no se libra nadie, ni por tablas».

32. Lo puso el marido en la tumba de su suegra: «Ya era hora».

33. «Dejadme en paz».

34. En una tumba de un cementerio de París: «Luisa C. (1835-1867), ven pronto a mi lado». Debajo: «Vengo, vengo enseguida, Pedro (1831-1907)». Es decir, al cabo de cuarenta años.

35. En la tumba de una ancianita, en el cementerio de Ithaca (Estados Unidos): «En la tierra yo era coja y sin bastón; ahora me encuentro bien sin operación».

36. «Volveré para vengarme de los bancos».

37. En una lápida mortuoria de California: «Aquí yace Jane Smith, esposa de Thomas Smith, marmolista. Este monumento fue erigido por su esposo en memoria suya y como modelo. Sólo cuesta trescientos dólares».

38. En la tumba de un avaro: «En cuanto murió, se peleó con los santos, enfadado porque debía el alma y no podía venderla en dinero contante y sonante».

39. Lo puso el marido en la tumba de su suegra: «Señor, recíbela con la misma alegría con la que yo te la mando».

40. En la tumba de Idi Amín Dadá: «¡Como me levante!».

Epitafios y el Cementerio Feliz...

41. Lo puso el marido en la tumba de su suegra: «RIP, RIP, ¡HURRA!».

42. Inscripción en la puerta de un cementerio catalán: «Levantaos, vagos, la tierra es para quien la trabaja».

43. En un cementerio de un pueblo de Ávila: «Aquí yace Isabelita, que por ser tan buena y no querer, se fue para la otra vida con muy poquito placer».

44. En otro cementerio de otro pueblo de Ávila: «A los 9 días, cansado de vivir ha subido al cielo Pepín».

45. En un cementerio de Middlebury, Vt., en una lapida erigida por la suegra a su yerno: «Descansa en paz hasta que volvamos a encontrarnos».

46. «Aquí yace Mariana que murió 30 días antes de ser condesa».

47. En la tumba del marido: «La próxima vez te haré caso».

48. En la tumba de un médico: «Aquí yace uno por quien yacen muchos en este lugar».

49. Lo puso el difunto en la lápida unos días antes de morir: «Por fin dejé de fumar».

50. Lo puso el marido en la tumba de su suegra: «Ya estás en el paraíso, y yo también».

Muerte

51. Muere el dentista que no recomendaba chicle sin azúcar. En su tumba han puesto la siguiente inscripción: «9 de cada 10 dentistas encuestados recomiendan un chicle sin azúcar. El décimo yace aquí».

52. En la tumba de un ludópata, en lugar de poner R.I.P. ponía: «GAME OVER».

53. Lo puso el marido en la tumba de su suegra: «Por fin».

54. «Por fin dejé de sufrir».

55. En la tumba de Miguel Gila, podría estar éste: «¿Es la vida? Que se ponga».

56. Lo puso el marido en la tumba de su suegra: «Creí que no iba a ocurrir nunca».

57. Epitafio que tendrían en común en sus tumbas un hombre de negocios y una camarera de hotel: «Por favor, no molestar».

58. En la tumba de Buda: «Hijo mío, al verme así, no saques ninguna conclusión, pero si quieres sacar alguna, tres con las que saques».

59. En la tumba del marido: «Aquí te espero».

60. En la tumba de Alfredo Landa podría estar éste: «Tuve que elegir entre hacer cine intelectual o ganar dinero. Y entonces hice lo que hubierais hecho vosotros».

epitafios

61. En la tumba de una tía fea, fea, feísima: «Al fin polvo».

62. «Aquí yace Bill Smith y cuatro balas del calibre 44».

63. «Nunca pensé que acabaría aquí».

64. «Siempre había creído que era inmortal».

65. En el cementerio de la Almudena de Madrid: «Aquí yacen los polvos de mi querida, que los tuvo maravillosos en su vida».

66. «Por fin he dejado de pagar facturas».

67. «Si sois inspectores de Hacienda, lo siento, no les puedo atender».

68. «Entre todos la mataron y ella sola se murió».

69. En San Salvador en la matrícula de un monumento coronado por un automóvil destrozado: «Esto significa: alcohol, velocidad y distracción.



EPITAFIOS

La voz de los cementerios

Javier Rodríguez Coria|



cementerios



“Epitafios, La voz de los cementerios” (Javier Rodríguez Coria. Ed. Vosa). Es un libro muy ameno y divertido porque le resta peso a eso tan normal como inevitable que es la muerte. Me encanta aquel de Ya no tose o el de Yace aquí un mal matrimonio, dos cuñadas, suegro y yerno… No falta sino el demonio para estar justo en el infierno.. También podemos encontrar fotos macabras a la par que bellas de lápidas, tumbas y panteones, algunos verdaderas obras de arte. Es curioso encontrar los anuncios que emplean los cementerios para darse a conocer en la prensa:

Tumbas bajo cesped de 3 metros, estilo americano. Panteones familiares de 3 departamentos. Mausoleos simples y dobles en edificio particular



Vamos, que falta la piscina y el jacuzzi. Hay epitafios cortos: "Resucitaré". Y otros largos y vengativos: "Con un cinturón como este pegaba a su hijo, a instancias de su madrasta. Su hijo jamás se lo perdonará y su padre estará muerto para siempre…" Buen cabrón tenía que ser.

Fragmentos del libro

cementerio feliz

[En la tumba de un escritor]

AQUÍ YACE UNO QUE FUE FIELMENTE DEVOTO DEL ARTE Y EL HONOR.
NO FUE GRAN COSA EN LA VIDA, Y AHORA NO ES ABSOLUTAMENTE NADA.

---

A LA MEMORIA DE MI QUERIDÍSIMA MADRE
FALLECIDA EL 8-7-42 A LA EDAD DE 26 AÑOS Y QUE POR FALTA
DE MEDIOS ECONÓMICOS Y DE CONCIENCIA SOCIAL,
FUE ENTERRADA DEPLORABLEMENTE EN ESTE LUGAR.
TAMBIÉN DESEO RENDIR OFRENDA A LA MEMORIA DE TODAS AQUELLAS PERSONAS
QUE POR SU CONDICIÓN DE HUMILDES, RELIGIÓN O IDEALES POLÍTICOS, HAN SIDO
SEPULTADOS A TRAVÉS DE LOS AÑOS EN ESTE RECINTO TRISTE Y OLVIDADO.

MIS LÁGRIMAS, MI DOLOR, MI ODIO Y LA OSCURIDAD NO ME DEJARON VER LA LUZ
DEL LUGAR DONDE ESTÁS. HOY, AFORTUNADAMENTE, DESPUÉS DE MIS CONFUSIONES
TE ENCONTRÉ Y MI LUZ, AUNQUE GRIS, TIENE YA UN COLOR. LA MUERTE ES LA ÚNICA
CONDICIÓN HUMANA QUE NOS IGUALA. AUNQUE LOS VIVOS CONTINUAMOS
PERSISTIENDO EN NUESTRAS DIFERENCIAS. QUE DIOS TE TENGA EN SU GLORIA.

TU HIJO SIEMPRE TE LLORÓ.

---

[En la tumba de una niña]

UN ÁNGEL MÁS EN EL CIELO
Y UNO MENOS EN LA TIERRA.

---

[En la tumba de un niño de once meses]

ERAS ÁNGEL DE HERMOSURA
Y DE TUS PADRES CONSUELO.
DIOS
POR TENERTE MÁS SEGURO
TE HA COLOCADO EN EL CIELO.

---

AQUÍ YACE POLVO, CENIZA, NADA.

---

[En un cementerio civil]

NO QUIERO, CUANDO ME MUERA, NADA CON EL OTRO MUNDO:
QUIERO QUEDARME EN LA TIERRA. QUEDARME SOLO EN LA TIERRA.
SIN PARAÍSO NI INFIERNO NI PURGATORIO SIQUIERA. QUEDARME COMO SE QUEDAN
SOBRE EL SUELO HUMEDECIDO DEL BOSQUE, LAS HOJAS MUERTAS.

---

SE PUEDE PERDER AL SOÑADOR, PERO NO EL SUEÑO.

---

EN ESTE LUGAR REPOSAN LOS RESTOS DE UN SER QUE POSEYÓ LA BELLEZA SIN LA VANIDAD,
LA FUERZA SIN LA INSOLENCIA, EL VALOR SIN LA FEROCIDAD Y TODAS LAS VIRTUDES DEL HOMBRE
SIN SUS VICIOS. ESTE ELOGIO QUE CONSISTIRÍA UNA ABSURDA LISONJA SI ESTUVIERA ESCRITO
SOBRE CENIZAS HUMANAS, NO ES MÁS QUE UN JUSTO TRIBUTO A LA MEMORIA DE FITZ.

UN TECKEL NACIDO EL 10 DE SEPTIEMBRE DE 1970
Y MUERTO EN BARCELONA EL 23 DE FEBRERO DE 1984.
TU FAMILIA QUE NO TE OLVIDA.


El cementerio que arranca sonrisas

cementerio alegre


Este cementerio se encuentra en el norte de Rumanía en la ciudad de Sapanta, una comuna de cinco mil habitantes que se destaca sobre los Montes Cárpatos, cerca del río Tisa, en la frontera con Ucrania. Lo llaman el “Cementerio Alegre” o “Cementerio Feliz”, porque arranca las sonrisas de aquellos que lo visitan. No es un cementerio cualquiera, es único en el mundo, y está adornado con tallas de madera, retratos de los muertos y epitafios alegres e irónicos en las lápidas.

Epitafios y el Cementerio Feliz...


Llama la atención, en estos tiempos, el apego a las tradiciones y a los roles familiares. Todos los domingos, jóvenes, adultos y viejos visten sus trajes típicos para celebrar los ritos de la religión ortodoxa. Este pueblo campesino nunca tuvo miedo a la muerte pues la consideran un fenómeno natural que uno acepta, aunque naturalmente no la busque.

Muerte


Podemos ver toda la historia del pueblo y las costumbres de sus habitantes, desde el Cementerio. En esta tierra de ebanistas, todas las tumbas han sido talladas, pintadas de azul y decoradas con el retrato del difunto, representándolo en su trabajo o haciendo lo que más le gustaba en la vida. Bajo la talla pintada de la figura humana, sigue un epitafio, escrito en primera persona.

epitafios


El Cementerio Feliz ocupa el primer puesto entre los monumentos funerarios más visitados en Europa y el Nº2 del mundo, luego del Valle de los Reyes, en Egipto. Se llega por una carretera por la que circulan carromatos tirados por bueyes y también vehículos que van al pueblo.

cementerios


Atrae a los turistas por las imágenes y los epitafios en versos que relatan con bonachona ironía las circunstancias en que el fallecido pasó al otro mundo.

cementerio feliz


Las cruces pintadas en colores claros -azul, blanco, verde y rojo- son monumentos de arte popular únicos en Europa, creados en su mayoría, a partir de 1935, por el artesano Stan Ioan Patras y que en la actualidad realizan sus discípulos. El escultor Stan Ioan Patras, heredero del arte de esculpir la madera, transmitido de padres a hijos, a través de innumerables generaciones. El proceso de cortar la madera de los bosques de robles, secarla, cortarla, dibujar los motivos, esculpirla y pintarla es lento y trabajoso. En 1977, muere Patras y es enterrado en el lugar. Pop Dumitru, su discípulo, se muda a la casa del maestro y asume la misma tarea.

cementerio alegre


En muchos casos, se puede apreciar el buen humor que caracteriza a los lugareños.

Algunos de los Epitafios:

“Aquí descansa mi suegra, si hubiera vivido otro año más, yo ocuparía su lugar”

“Y otra cosa que mucho me gustaba era sentarme al calor de una taberna acompañado de un vaso de vino y una mujer siempre que fuera la mujer de otro.”

“Aquí descanso yo me llamo BRAIC ILEANA, cinco hijos he tenido que Dios la vida les dio GICA, que tú seas perdonado si me apuñalaste cuando viniste borracho del pueblo.

“Qué bien estoy en la tumba en el umbral de la iglesia. Tú también vendrás aquí”

“Arde en el infierno, maldito taxi que viniste de Sibiu. Con todo lo grande que es Rumanía. ¿No pudiste encontrar otro lugar donde pararte?. ¿Tuvo que ser frente a mi casa, para matarme?”



Epitafios y el Cementerio Feliz...