Los toboganes de agua más locos del mundo



Los toboganes de agua más locos del mundo



Mammoth, Splashin' Safari, Indiana


Mundo


Te presentamos a Mammoth, el tobogán de agua más largo del mundo que mide la enormidad de 537 metros (medio kilómetro). Inauguró en Splashin' Safari, en Indiana, a comienzos de este año.

Del mismo modo que Wildebeest, el anterior ocupante del puesto, Mammoth utiliza una tecnología hidromagnética de vanguardia para propulsar botes inflables con seis personas a velocidades suicidas a lo largo de una serie de subidas cuesta arriba, como las de una montaña rusa, seguidas de rápidas zambullidas. El viaje empieza con una "colina elevadora" transportadora de 90 metros seguida de una serie de caídas que incluyen una de una altura de tres pisos que ocurre mientras se está inclinado en un ángulo de 45 grados.


Locos


Leap of Faith, Atlantis Paradise Island, Bahamas


agua



Creado como un paisaje acuático de 57 hectáreas dentro del centro turístico Atlantis, Aquaventure ofrece diversión empapada sin escalas, pero es el Leap of Faith el que atrae a los amantes de la adrenalina. En el caso de que ir a toda velocidad en una bajada de 18 metros, casi perpendicular, desde la cima de una réplica a tamaño real de un templo maya no te parezca lo suficientemente emocionante, el Leap of Faith tiene otra carta de triunfo bajo la manga.

Incrustado en un acuario, impulsa a los pasajeros a gran velocidad a través de un túnel de acrílico transparente que está sumergido en una laguna llena de tiburones nodriza y de arrecife caribeños.


toboganes


Scorpion's Tail, Noah's Ark Family Park, Wisconsin


Los toboganes de agua más locos del mundo


Nadie construye atracciones para los amantes de las sensaciones fuertes como los Estados Unidos, y el Scorpion's Tail, ubicado en el parque acuático más grande de este país, es uno de los toboganes que garantiza ser inolvidable.

La atracción mide 10 pisos de altura y 120 metros de largo. Los amantes de la adrenalina se acomodan en un tubo en forma de cápsula antes de que un escotillón se abra y permita que la gravedad, el agua y la fuerza centrífuga hagan lo suyo. En el momento en que uno piensa que llegó al final, el Scorpion's Tail clava su aguijón llevando a los pasajeros como un chorro a través de una curva de 45 grados (la más alta de su tipo en todo el mundo), alcanzando velocidades de 65 k/h.


Mundo


Insano, Beach Park, Brazil


Locos


El nombre del tobogán de agua más alto del mundo -un edificio que a sus 41 metros de altura domina la costa tropical que lo rodea- se traduce en casi todos los idiomas y amenaza con ahuyentar las zungas de los más valientes bañistas.

Gracias a sus 14 pisos de altura, los pasajeros lo derriban a una velocidad máxima sacudidora de estómagos de 105 k/h (¡casi el límite de una autopista!), antes de volcarse de golpe en la piscina que está a sus pies. Esta atracción no es ni para los debiluchos ni para la brigada de los bermudas sueltos.


agua


Summit Plummet, Walt Disney World Resort, Florida


toboganes


Uno de los toboganes de caída libre más altos y rápidos del mundo, Summit Plummet se encuentra en la Blizzard Beach de Disney, la que supuestamente se convirtió en el primer centro turístico de esquí después de una insólita tormenta de nieve.

Lo que no sorprende es que la nieve no duró demasiado bajo el cálido sol de Florida y enseguida las pistas de esquí pasaron a ser toboganes de agua escalofriantes. Al menos, según la leyenda de Disney, así es. Desde la torre de 'salto de esquí' de 36 metros de altura, hay una caída impresionante de alta velocidad a 88k/h en una piscina que se encuentra en la base de la montaña, lo que resulta en una espectacular nube de agua.


Los toboganes de agua más locos del mundo

Double Barrel Drop, Great Wolf Lodge, Pennsylvania


Mundo


Aclamada como la mejor nueva atracción acuática cuando debutó en 2009, la Double Barrel Drop es el único tobogán embudo doble cubierto que hay. Para construirlo, Great Wolf Lodge tuvo que crear un edificio externo para acomodar la mole de esta atracción.

Fiel a su nombre, la aventura de seis pisos Double Barrel Drop comienza con una caída en el enorme embudo. En cuanto a los pasajeros se les aclaran las ideas, empiezan a dar vueltas en una curva cerrada de 450 grados y son impulsados hacia un túnel vórtice, seguido por un segundo torbellino antes de la última zambullida. Anímate y pruébalo..


Locos

The Wildebeest, Splashin' Safari, Indiana


agua


Como el segundo tobogán de agua más largo del mundo, The Wildebeest ciertamente hace honor a su nombre de bestia salvaje ofreciendo todas las emociones que un estómago puede soportar en sus 450 metros de longitud. Usando la tecnología hidromagnética para impulsar los botes para cuatro personas por una serie de ocho colinas, The Wildebeest es mucho más que sólo un tobogán acuático.

El viaje empieza con una 'colina elevadora' transportadora que es inmediatamente seguida por una caída tan alta como tres ónmibus de doble altura mientras se inclina a 45 grados. El emocionante viaje de 2,5 minutos incluye un total de ocho caídas, que suman 54m de 'caída' total.


toboganes


The Master Blaster, Alton Towers Waterpark, UK


Los toboganes de agua más locos del mundo


El clima británico sólo puede permitirse unos pocos parques acuáticos de gran escala al aire libre, pero una cantidad de endemoniados parques cubiertos que están abiertos todo el año garantizan que el país nunca se seque del todo. El temático caribeño Alton Towers Waterpark está entre los mejores y su Master Blaster de 200 metros de largo, sin duda, se enorgullece de su puesto.

Esta locura no sólo propulsa a los pasajeros colina abajo a un ritmo furioso, sino que los impulsa a lo largo de tres secciones colina arriba a una velocidad aún mayor (4,8 metros por segundo, para ser exactos). Varias secciones oscuras amplifican el factor emoción.


Mundo


The Triple Twist, Great Wolf Lodge, Kansas


Locos


Prepárate para caer en un enorme embudo, seguido de estrechos giros y otros dos embudos, antes de finalmente zambullirte en la piscina. Por la noche, el Triple Twist duplica la diversión, ya que los pasajeros se ven inmersos en una experiencia de luces de LED completamente sensorial.

Con cinco pisos de altura y 100 metros de largo, los pasajeros van volando a lo largo del túnel antes de entrar en un embudo en el que son chapoteados al mejor estilo media pipa antes de seguir a lo largo del tubo para pasar por más curvas y todavía más embudos. Se te perdona si después te sientes como si acabaras de salir de una máquina lavadora.


agua


Master Blaster, Schlitterbahn Waterpark Resort, Texas


toboganes


Clasificado como el mejor tobogán de agua durante los últimos 14 años, la fama del Master Blaster no se puede negar. Ubicado en el Schlitterbahn Waterpark Resort, que ha liderado la lista de los mejores parques acuáticos del mundo desde 1998 y está construido al mejor estilo texano de proporciones épicas, el Master Blaster combina las subidas colina arriba y las caídas colina abajo de las montañas rusas con la diversión del chapuzón de los toboganes acuáticos para vivir una experiencia realmente única.

¿Lo mejor del viaje? Competir corriendo de a ocho alrededor de la Blastenhoff Tower del parque y arremetiendo para arriba y para abajo antes de entrar en el espiral descendente con forma de pretzel culminante. Sólo en Texas.


Los toboganes de agua más locos del mundo


Aqualoop, Terme 3000, Slovenia


Mundo


Llevándose el mérito de ser el primer tobogán acuático comercial del mundo en precipitar a sus pasajeros a través de un giro completo de 360 grados está Aqualoop, ubicado en el manantial de aguas termales Terme 3000 en Eslovenia.

Los adictos a la adrenalina aman el comienzo de cohete que los impulsa a velocidades lo suficientemente rápidas para lograr rodear el lazo, cronometrando una velocidad máxima de 80 metros por segundo en el proceso, ideal para los amantes de las sensaciones fuertes. A pesar de que el camino mide 90 metros de largo, al pasajero promedio le lleva solamente 7,5 segundos completar el viaje entero.


Locos


The Wedgie, WhiteWater World, Australia


agua


Crúzate de brazos y aprieta los cachetes porque el nombre de la atracción lo dice todo: calzón chino, en español. The Wedgie no tiene ni colchonetas ni tubos de apoyo. Cuando se dispara el escotillón, es simplemente carne rápida en fibra de vidrio mientras caes en picada de pie en un descenso casi vertical, disparado como un bólido a través de una hélice tamaño humano a una velocidad de 12,5 metros por segundo antes de zambullirte en la piscina que está debajo.

Aquí es cuando es aparece el clásico sistema de frenos 'Aussie Cossie' y se siente la veloz tirada de cachetes que le da el atrevido nombre al tobogán. Sólo los valientes se atreven a hacerlo usando Speedos.


toboganes




Los toboganes de agua más locos del mundo


Mundo Locos agua