El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Las pozas de Xilitla - Donde arte y naturaleza se fusionan

En lo profundo de la vegetación de Xilitla (San Luis Potosí, México) se esconde la visión artística del escultor surrealista Edward Frank Willis James.

Las pozas de Xilitla - Donde arte y naturaleza se fusionan

Las Pozas de Xilitla o Casa del Inglés, debe su nombre a las pozas o piscinas naturales del terreno, son el resultado del capricho surrealista de un aristócrata con casi tanta fantasía como dinero.

mexico

El complejo parece nacido de la materialización de los antiguos grabados de Piranesi, previamente pasados por los cuadros de Escher, la arquitectura precolombina y una pizca de orientalismo. Una especie de jardín fantasmagórico y deshabitado que emerge en el exuberante entorno de la selva de San Luis de Potosí. Está formado por extrañas construcciones que recuerdan a ruinas misteriosas e intrincadas, como si fueran los restos de una enigmática civilización perdida.

Edward
Pasillo de las Siete Serpientes que simbolizan los siete pecados capitales que el hombre debe vencer

James
Xilitla
pozas
Las pozas de Xilitla - Donde arte y naturaleza se fusionan
mexicoEdward
James
Xilitla
pozas
Las pozas de Xilitla - Donde arte y naturaleza se fusionan
mexico
Las manos del gigante, cuya finalidad es proporcionar paz al viajero que emprende este recorrido con el corazón puro y las manos limpias de pecado

Edward
El templo de las dos columnas, como su nombre lo indica, la estructura consiste en dos enormes columnas rodeadas de una escalera helicoidal dividida en tres tramos, que son la alegoría de las edades del hombre: la niñez, la juventud y la edad adulta

James
Xilitla
pozasLas pozas de Xilitla - Donde arte y naturaleza se fusionan

James, mecenas artístico (Dalí, Picasso, Man Ray, Leonora Carrington, Magritte y Stravinsky estaban entre los artistas a los que financió durante años) y probable nieto bastardo de Eduardo VII, descubrió el paraje y concibió el proyecto durante unas vacaciones en la selva mexicana. El paso siguiente fue adquirir 30 hectáreas de terreno, un antiguo cafetal, y dedicar más de dos décadas a hacer realidad su alucinado sueño. Según sus propias palabras: “Construí el santuario para que fuera habitado por mis ideas y mis quimeras”.

Levantó columnas que no sostienen nada, escaleras que no conducen a ninguna parte, puertas que se cierran o abren al aire, y tallas de piedra de formas caprichosas. Además, pobló su estrambótico paraíso selvático con animales salvajes en libertad. Solía pasear desnudo por sus posesiones, acompañado de una cohorte de criaturas domésticas. Tras su muerte, la selva ha iniciado la reconquista del terreno; el musgo y las lianas contribuyen también, a su anárquica e imprevisible manera, a perfilar con nuevo aspecto la obra de James.

Para dar forma a toda aquella fantasía, James contó con la ayuda de tres personas. La primera fue Plutarco Gastelum, un indio que con el tiempo se convirtió en su amigo, ayudante y administrador, y que siempre se encargó de las cuestiones prácticas. Gastelum reclutó a un artesano local, el tallador José Aguilar, que realizó los moldes de madera a partir de los bocetos del propio James, que se utilizaron para el vaciado en cemento de las estructuras. Esta última fase de la tarea y su colocación fueron supervisadas por un arquitecto, Carmelo Muñoz Camacho. De forma ocasional, algunos albañiles nativos fueron contratados para colaborar en el levantamiento de las estructuras.
También hizo falta mucho dinero tanto para adquirir los materiales como para hacerlos llegar hasta el lugar; según algunos cálculos, invirtió en el proyecto entre 5 y 7 millones de dólares.

mexico
Edward

En el verano de 2007, la Fundación Pedro y Elena Hernández, la empresa Cemex, y el gobierno de San Luis Potosí, pagaron cerca de $ 2.2 millones para comprar Las Pozas a la familia Gastelum y crearon el Fondo Xilitla, una fundación que se encargará de supervisar la conservación y restauración del sitio. Hay planes no sólo para restaurar el jardín a su antigua grandeza, sino para ponerlo en el mapa del arte mundial. En noviembre de 2007, quienes están detrás de la reactivación se reunieron en el jardín para discutir los planes para la restauración, y para celebrar el centenario del nacimiento de Edward James.



Espero que el post haya sido de su agrado

1 comentario - Las pozas de Xilitla - Donde arte y naturaleza se fusionan

@j0sersd
Muy bueno, no te dejo puntos porque ya los di hoy.
@Puzzle7523
no hay problema, gracias por tu comentario