La ciudad de Detroit, en el estado de Michigan, es la ciudad más grande de los EEUU. A Detroit se la conoce por albergar a tres de los principales fabricantes de automóviles estadounidenses: Ford, General Motors y Chrysler.

Los bajos salarios, la crisis del crédito y la fuerte subida del petróleo a partir de 2007, dio lugar a una disminución general de la demanda de vehículos.
Los posteriores despidos generaron en un éxodo masivo de los habitantes dando como resultado el abandono de miles de hogares y edificios públicos.

La siguiente serie de fotografías muestra una combinación del pasado y del presente de algunas escuelas del lugar.