Segunda entrega de fotos levantadas del Face de algunos vecinos de Bariloche, donde se refleja lo que fue la situación que se vivió el Jueves. Al pie, una pequeña aclaración de cada una


Fotos del saqueo que no viste (2º parte)
2 chicos desesperados llevenado alimentos a su casa


saqueo
Emprenden la huida, sabiendo que hoy su familia va a poder comer


bariloche
Ah, no... pará. Lo suben a una camioneta de no más de 2 años. ¿Pobres?


pena
Patente de la camioneta y calco: perrito, papá, mamá, el nene grande
y la nena bailarina. Falta la calco de los dos LCD ahora.


vergüenza
Éste no agarró ninguno en caja y anda triste porque no tiene la garantía.
La pena hace que arrastre el cable por el ripio


Fotos del saqueo que no viste (2º parte)

Una camioneta abierta lista para recibir los víveres de la canasta navideña


saqueo
Gente deseperada por el hambre llevándose de todo menos comida


bariloche
Estacionamiento de Changomás y manifestantes solidarios
haciéndole aeroventilas a todos los autos que se le cruzaran


pena
Los autos ahora van a estar mejor ventilados.
También se observa a dos chicos solidarios tratando
de aligerar de peso a una camioneta liberándola del auxilio


vergüenza
Dándole un toque festivo a la fiesta, no se les ocurrió mejor idea
que dar vuelta un auto

Fotos del saqueo que no viste (2º parte)
Imagen panorámica que muestra que, cuando hay hambre, no hay
estacionamiento que se interponga


saqueo
Algunos decidieron que nada mejor para aplacar el hambre voraz
que padecían que comerse las cubiertas del auto


bariloche
Y allá van, prestos a hacerse un suculento guiso de cubiertas


pena
Un repartidor de la Quilmes trabajando a cuatro manos


vergüenza
Un impostor. SE nota claramente que dentro del cajón de Quilmes
lleva Budweisser. hambre en estado puro


Fotos del saqueo que no viste (2º parte)
Un pequeño microemprendimiento productivo: reparto de cerveza a domicilio


saqueo
Otro repartidor de la Quilmes que no da abasto reponiendo mercadería


bariloche
El elemento Quilmes sigue presente


pena
Dos bicis para los niños y unas birritas para festejar la hazaña. Hambre.


vergüenza
Dos manifestantes solidarios tratando de salvar un gabinete y unos bebibles




Cualquier comentario con contenido racista o xenófobo será eliminado