Las Cataratas del Niagara, congeladas

Corría el año 1911. Un duro invierno aquel. La ola de frío se expandió por la costa atlántica de Estados Unidos, y cerca de la frontera con Canadá sus efectos se hicieron notar. La mano de la Naturaleza nos ofreció uno de los más insólitos y bellos espectáculos que haya podido captar una cámara y ver ojo humano: las cataratas del Niágara ¡congeladas!

Era algo insólito e inesperado, y como hubiéramos hecho cualquiera de nosotros, las gentes se echaron a la calle para ir a verlas. Difícilmente podía nadie resistirse a la maravillosa sensación que hubo de ser el poder caminar sobre ellas aún con el riesgo que ello conlleva, y el fotógrafo estuvo presto para captar el momento justo.

La impresionante estampa que nos ofrece; el desolador frío que transmite, y el contraste de ver reflejados en las ropas de las mujeres que caminan sobre el hielo como detalle de la moda típica de una época forma una foto digna de recordar.

Cualquiera de las fotos que os ofrecemos a continuación, nos dan una imagen distinta de las Cataratas del Niágara.


niagara

Sea de lejos, desde arriba, o desde el mismo pie de esa cautivadora masa de témpanos colgantes, la sensación de irrealidad impresiona por sí misma.

cataratas
congeladas

Aún así, esa imagen del Niágara helado volvió a repetirse el 6 de febrero del año 2007 dejando nuevamente a los que hasta allí se acercaron sorprendidos y, gracias a la tele, a todos los que aquel día pudimos ver la preciosa estampa en la televisión. En comparación con las anteriores, es digno de apreciar la diferencia del entorno…

Las Cataratas del Niagara, congeladas

Si Buscás Wallpapers Entrá Acá
Si Queres Enchular Tu Cel Entrá Acá
Si Querés Realizar Barras Separadoras Con Photoshop Entrá Acá

niagara
cataratas