Miro el reloj y son las 10:23 de una noche fria en Rosario, otra mas...me arrimo al bar Blanco de Alem y Pellegrini a tomar unas cervezas, entro y pido una quilmes, el mozo me da una Bieckert, asi, sin mas, caliente
- Quilmes no hay dice el tipo.
- Ok, me da igual, le digo
El almanaque esta delante mio con la foto de unos pelotudos agarrados de la mano en una playa, julio de 1984, como para una playa esta......
Pido otra cerveza y sigo, el bar estaba casi vacio, solo el mozo, yo y una pareja que comentaba el final de Camila...gracias, por ahorrarme los 360 pesos de la entrada, tomo otra Bieckert y de repente a mi lado veo a una mujer, no era ni linda ni fea, comun, como yo y como vos, con un vestido azul ajustado, tenia un buen culo, bastante grande, era rubia y muy blanca me invita a otra cerveza, le doy las gracias, le pregunte como se llama y no me contesta, el Grundig en la pared vomita las risas enlatadas del programa de Sapag, de repente ella me mira y me pregunto si creo en las arañas...
- Como arañas?, no te entiendo, le digo.
Me mira con asco y me dice: arañas...no sabes que son??
- Si se que son y si creo en ellas porque existen, estan....
Entonces me dice: y crees solo en lo que existe, lo que esta??, humm, pienso, otro rollo intelectualoide....
Creo en muchas cosas, que estan y que no estan, pero esta noche creo en vos, y en que con suerte, vas a venir conmigo.
-No se si sera tu hora me contesta, claro que es mi hora, le dije sin comprenderla mucho todavia a esa mujer.
Salimos, afuera estaba su Mercedes, subi en silencio, en 3 de febrero y Corrientes, me dijo bajate.
- Como bajate??, le pregunto....
Si, bajate, no es tu hora....me baje y hacia frio.
Esta historia de un mercedes, seguro la invente, en 1984 tenia 7 años, no me veo en los bares tomando cervezas..., o quizas fue un dejavu ver este Mercedes abandonado en Tenerife, un dejavu de algo que no existio.


Fantasia de un Mercedes Abandonado

rosario

abandonado

mercedes

tenerife

Fantasia de un Mercedes Abandonado

rosario

abandonado

mercedes

tenerife

Fantasia de un Mercedes Abandonado

rosario