Sin brazos ni piernas ...por aumentar la colamujercolaamputacioninyectar
]Una mujer estadounidense quería aumentar el tamaño de su "trasero plano" y se inyectó un producto industrial proveniente del mercado negro. Días después, comenzó con dolores muy fuertes a causa de la infección que derivó en gangrena y amputación de sus extremidades y cola. Apryl Michelle Brown de 46 años, estaba obsesionada con su ‘trasero plano’, así que cuando una clienta de la peluquería en la que trabajaba le habló de un lugar donde podían ayudarla por un precio muy asequible, no se lo pensó dos veces y acudió. Según declaró: “En una fracción de segundo tomé la decisión en la que iba a ir donde esta mujer y dejarle inyectar silicona en mi trasero”. Tuvo que pagar 1.000 dólares por dos inyecciones que contenían silicona industrial y no silicona para uso estético. Meses después de aplicarse la silicona, la zona se ennegreció pero no acudió al médico por vergüenza: “Entendía que algo no estaba bien, pero la vergüenza me detuvo a buscar ayuda médica. Fue cuando empezó un dolor punzante y agudo que le duró cuatro años” Decidió ir al médico cuando ya le apareció un agujero en el trasero debido a la profunda infección, hecho que le empujó a acudir al médico. Una vez en el hospital los sanitarios le indujeron un coma durante dos meses y tuvieron que apuntarle las nalgas, las piernas y brazos, debido a la gangrena producida, según publicó telecinco.es.